Si les hablo del disco de Trinidad lo haré con cautela porque hay que ver el genio que tiene esta mujer. Así que intentaré no defraudar ni a Zay, ni a sus seguidores, ni a sus detractores (que también los tiene), en un alarde de lírica pontificia, intentando aunar sentimientos y unir lazos de esperanza.

Pop Terror es un epé de pocas canciones, hasta aquí bien. No creo necesario que un buen producto tenga que ser amplio para ser un producto completo. Este en concreto tiene visos de ser uno de los discos más completos de cuantos hemos tenido este año. Te puede gustar o no. Eso es algo que dejo en manos del lector. Lo que es cierto es que esta pequeña colección de canciones define al cien por cien la esencia de la artista.

Poner el disco y escuchar los primeros acordes de ‘Tenebros’ es una experiencia mágica. El sonido de la guitarra y la atmósfera que se crea en estos primeros segundos ya nos prepara para recibir algo que nos va a sorprender. Su voz arrastrada y serena se rompe en estribillos convincentes y en estrofas estratégicamente atonadas. La honestidad orgánica de sus canciones y la sencillez de estas es parte del encanto de Trinidad y esto lo veremos también en los siguientes temas

La atmósfera se enrarece aún más en ‘El novio inutil’, una canción que pone de manifiesto el espíritu vengativo que ya nos dejaba caer en el tema anterior. Sencillo concreto y espeluznante, a Trinidad no le hacen falta artificios para llegar a donde quiere, es decir al corazón de su público pero con el puñal entre los dientes.

Otro single podría ser 'Canción de amor a un moderno', aparentemente, el tema menos oscuro de este disco. Un himno generacional, joven, vitalista. Un drama hechizante de pop dinámico y electrizante con letra graciosa y pegadiza. Un hit del siglo XXI para nostálgicos y perdedores.

'Mioclonías' se deshace en cristalinos arpegios que nos vuelven a mostrar los instintos ocultos de Trinidad. La enfermiza obsesión monotemática de Pop Terror sigue su tratamiento siniestro en una composición agónica, casi gótica.

Por último 'Payaso', una composición no menos graciosa, siempre y cuando te pongas en el lugar de la artista y no en el de cualquier profesional del circo que pueda sentirse ofendido. No puede haber nada más divertido que llamar payaso a alguien que no lo es. Pero después de todo este tema respira una inquietante tristeza, catártica hasta el aburrimiento.

O sea que al final es un buen primer disco de una artista que puede seguir creciendo. Talento tiene, quizá no el de una diva del r&b, pero sí el suficiente como para poder reptar hasta las entrañas del underground independiente en el que realmente nacen las grandes propuestas musicales contemporáneas.

El Hombre Bala Records apuesta una vez más a caballo ganador editando esta referencia que seguro pasará a ser más que una mera curiosidad en la discografía canaria actual.

Trinidad - Pop Terror (El Hombre Bala Records)

Trinidad en facebook https://www.facebook.com/trinidadoseasabes

La esencia de Trinidad en un completo EP de debut