monocroma y tupperwear

Volver a la tierra y Mokele Mbembe

Hace un tiempo dábamos en las redes la noticia de que Keroxen, la firma que organiza el afamado festival de culturas underground que se celebra en Santa Cruz de Tenerife se convertía en sello discográfico. Tras dos referencias iniciales, un sabroso recopilatorio y el ‘Life can change in a moment’ de Postman, se presentan ahora dos nuevos discos que formarán parte del avanzado catálogo de este sello chicharrero.

‘Volver a la tierra’ Monocroma

Un valiosísimo epé de 10” en vinilo del bueno, es el formato elegido por esta troupe afincada en Amsterdam que se une al sello Keroxen en esta segunda referencia del grupo. ‘Volver a la tierra’ es un disco casi tan polvoriento como su nombre indica. Un viaje por sonidos sugerentes, ambientales, en ocasiones muy groovies como el caso de ‘Becky’, pero también con cierto aire de surf ‘Como alma que lleva al diablo’, ‘Volver a la tierra’, y de western psicodélico ‘Pólvora’, ‘Maestro presidente’. No es de extrañar que nombres como Morricone o Badalamenti estén entre sus influencias, porque el disco tiene un contenido fílmico, o peliculero, muy latente.

Escucharán también algo de jazz tropical como en ‘Conjuros caribeños’ y tonadillas en las que se escuchan voces que parecen látigos, coros que parecen olas rompiendo en el batiente, silbiditos inquietantes, gritos, susurros y lamentos, pero ni una sola palabra. De esta forma los chicos de Monocroma han facturado un discazo de una originalidad apabullante, con una sencillez y delicadeza muy europea, pero con una fuerza y pasión que está más cerca de otras latitudes.

 

`Mokele Mbembe’ Tupperwear

Tupperwear dispone de una brillante trayectoria que durante unos buenos años ha regado el panorama de las vanguardias musicales canarias con solventes dosis de experimentación. Esto lo han hecho desde una posición privilegiada, sin apenas referentes desde el lado más oscuro de las músicas electrónicas en las islas. Esta nueva referencia para el sello Keroxen, editado en vinilo de 12”, exhibe una excitante portada que de alguna manera presagia el mastodóntico trabajo que firman Daniel García y Mladen Kurajica.

Ambientes oníricos como en ‘Oort Cloud’ o ‘Donkey Belly’ que no dudan en saturar hasta límites permitidos, y que en temas como el fabuloso ‘La Costa del cemento’ y ‘We are Creatures’ se convierten en épicas pesadillas. En este último caso, o también en el de ‘Pesicolo’, rozando además un trip hop fracturado por arreglos nada convencionales y harto complicados. El repertorio también contiene sus hits, el formidable ‘Banana Plants’ y el tema de despedida ‘The truth is in there’ son seguramente las dos pistas más asequibles de las 11 que pueblan este álbum. Encontramos además ciertas reminiscencias africanas. No sólo en ‘Mokele Mbembe’ donde es evidente, también en pequeñas obras como ‘Reanimator’ o ‘Tonono’, y en la espectacular ‘Pico Novo’.

gravatar

0Comentarios