Lightness

‘Lightness’ de We were heading North

El sueño personal de Ione Rodríguez es We Were Heading North, un concepto de grupo musical abierto y flexible, con vocación de superbanda que publicó su segundo trabajo este mes de febrero.

Lightness es un disco eminentemente instrumental, plagado de guitarras cristalinas y densidad desbordante, a pesar del título de este trabajo. Composiciones largas y lentas, cercanas y afines a la tradición del post rock, y que ahondan en recursos propios e inalienables del género. Reverberaciones, muros de sonido, capas de riffs en acordes menores, teclados insinuantes, guitarras como bandurrias, siempre tristes y melancólicas, rozando una oscuridad abismal que por momentos y puntualmente nos dejan ver cierta luz al final del túnel, pero sin permitirnos salir de este.

No es de extrañar que en composiciones como ‘What sadness, what joy’ se regocijen de su propia amargura. Los temas no pueden ser más crueles y punzantes, tampoco pueden ser más épicos. Su ‘San Fernando’ es un despliegue de capacidades, un himno a la angustia, pero también una liberación. En ‘Two-thousandand-yard stare’ encontramos también estas mismas situaciones, pero en un ambiente quizá menos dramático y algo más agresivo.

‘Blue light’ cuenta con la voz de Moril Baerns, y ofrece una nueva perspectiva a los temas de We Were Heading North. Su voz y quizá su estilo recuerdan mínimamente a David Sylvian y reconvierten el concepto de la propia banda, otorgando a este disco una vía de escape diferenciada y alternativa. Una colaboración de lujo en el que también destacan los pianos y sintetizadores con los que David González riega sabiamente todos los temas de este trabajo.

Las guitarras traumáticas que abren ‘Diagonal thoughts’, su atropellado ritmo, su vocoder, sus endiabladas estructuras, consiguen, a pesar de su agobiante monotonía armónica, que sea este uno de los cortes más especiales del disco.

'Lightness' es quizá la obra más positiva de este disco. Sin dejar a un lado la melancolía, We Were Heading North despliegan toda su vena sinfónica en un tema de despedida esperanzador, por momentos bucólico y en ocasiones narcótico.

El Hombre Bala Records se encarga nuevamente de editar este nuevo trabajo de la formación tinerfeña en la que además de los mencionados Ione Rodríguez, Moril y David González, también participan Daniel Álvarez, Carlos Amador, Dailos González, Ayoze Hernández, Jorge Hernández, Pablo Hugo y Jonathan Ramos.

We were heading North, una banda a la que muchos llaman cariñosamente ‘La bajona’, es decididamente un grupo para iniciados y seguidores del post rock, que infunde al oyente un aletargamiento digno de manta y sofá, pero también una nueva y necesaria dimensión a la música hecha en Canarias.

Nueva referencia para El Hombre Bala Records en 2018