Polifonía anónima

6 personas de visiones dispares que desconocen de las demás / 1 cuestionario / 6 respuestas cortadas en juliana / entremezclar / coincidencias geniales y grandes contradicciones / 1 polifonía de acordes y disonancias INAUGURA ESTA SECCIÓN una mirada general y particular sobre el trabajo de DANIEL ABREU.

polifonía anónima

¿Cuál ha sido y es tu relación con el Daniel Abreu artista?

La de espectador. No le conozco personalmente. Solo lo he visto bailar una vez en el Auditorio de Tenerife. Aunque... déjame que lo piense un poco mejor... espera... ¡Ay, sí, claro! Mira: mi relación con él ha ido cambiando según la estela de su evolución: he visto varias piezas suyas, y trabajos con sus coreografías. De hecho, uno con la interpretación de Roberto Torres me encantó particularmente. ¡Si hasta fuimos compañeros de clase! Luego se convirtió en mi profesor de danza en varias ocasiones en el Teatro Victoria, donde aprendí mucho de él. Si es que, en realidad ahora que lo pienso, trabajamos juntos a finales de los 90. Vino a tomar clases conmigo primero. Luego se integró en nuestra compañía realizando piezas cortas y tomó relevo con nuestro primer espectáculo de danza de larga duración presentado en las Islas, Madrid y Japón. Bailamos juntos. Nos presentamos al Certamen Coreográfico de Masdanza y consiguió la beca de Bailarín Canario destacado, con la que se fue a Madrid. Fue muy fácil y agradecido trabajar con él. Ahí ya se veía no solo su talento, sino una hormiga trabajadora, consciente y sensible, con futuro, una persona que se convierte en un referente. Sí que le conozco, sí, aunque no dejo de ser parte del público.

Acaba de recibir el Premio Nacional. ¿Cuáles puede ser las repercusiones de ésto?

Pues yo de estas cosas no entiendo mucho la verdad… mmm… Por imaginarme, creo y espero que lo haga mucho más conocido, de modo que conlleve más trabajo, más visualización de su propuesta, nuevos proyectos que antes no. Que lleve a conocer su trabajo a gente que antes no había oído hablar de él, y que eso le facilite la labor de poder divulgarlo y presentarlo en cualquier rincón del mundo. Así que por juntarlo todo, me gustaría que por un lado le sirviera a él para desarrollar sus proyectos artísticos, y por otro a la danza en Canarias para que recibiera mas apoyo institucional. De todos modos, aunque ese mayor apoyo no llegara, yo creo que su premio ya está sirviendo para incentivar energías y fortalecer el panorama. Además, nos sube la autoestima, que siempre viene bien. Porque vamos a ver, al juzgar por la reacción, que ha habido, al menos aquí en Canarias, parece que a Dani no le hubiesen dado el mismo galardón que a Antonio Gades, Sara Baras, Nacho Duato, Cristina Hoyos o Cesc Gelabert. No se. Siempre hemos estado por detrás del nivel de nuestros artistas. O es que nos hemos acostumbrado a recibir premios nacionales... Sea como sea, parece que aquí la autoestima es siempre muy baja porque somos “los pobres del mambo”. Y si a todo esto se suma que el mercado en España es prácticamente inexistente, inestable y temporal, ya ni te digo. Por lo menos el premio trae consigo una cantidad de dinero con el que invertir en su compañía. Eso le puede ayudar a acceder a una estructura y/o crear otra con la que poder dedicarse al trabajo artístico, tener un equipo profesional que lo arrope. En definitiva vivir de su trabajo.

Ya veo. Y siguiendo con el hilo, ¿qué piensas de este tipo de 'grandes premios nacionales'?

Buff… Mi opinión está muy dividida la verdad... Se que son el mayor reconocimiento de un país a sus artistas, además de un acicate para que los grandes no mueran de inanición por el camino. En un mundo tan mediático como en el que vivimos, que sufre de sobreinformación, supone poner el foco en una faceta artística de nuestra sociedad, dándole el reconocimiento que de otra manera pasaría inadvertido en este mar de acontecimientos. Pero otra vocecita en mi cabeza me dice que es una forma más por parte de los políticos de colgarse la medalla y hacerse la foto diciendo 'qué bien lo has hecho durante tu carrera, lo tenemos en cuenta, así que toma, que te lo mereces', en vez de hacer su trabajo y crear infraestructura y estabilidad laboral (para investigación, presentación, pedagogía y metodología). Premios que no son más que caramelos para los niños, que enriquecen más a quienes los organizan que a los premiados. Aunque quiero creer que aporta algo positivo al galardonado, pues se reconoce su talento y su labor. ¡Y si tiene suerte, hasta puede pagar la hipoteca, ja, ja, ja! ¿Si los premios tienen sentido o no? Pues la verdad… Si llegaran acompañados de una política sincera de apoyo a la creación artística y cultural, sí. De lo contrario, pierden mucho.

Se dice que el premio le fue concedido 'por la creación de un lenguaje personal y arriesgado'. Separemos para analizar: ¿Qué ves de particular el trabajo de cuerpo de Dani Abreu? ¿Y qué pasa con el espacio y el tiempo en sus propuestas?

Para mí, es un artista apasionado y entregado en cuerpo y alma a lo que hace. Un bailarín nato en espíritu, pero ha tenido que trabajar enormemente y lo ha hecho de manera muy sensible y personal. Encuento particular en su propuesta, al menos la que he visto en el Festival, que me pareció real. Algo 'fino' y rico en matices. Los signos que propone, a pesar de su abstracción, me llegaron en muchos momentos. Personalmente, eso me lleva a ver que el tipo de trabajo que Dani plantea en danza equivaldría al manejo que un poeta haría de las palabras en la lieteratura. Y con ello llega una apertura al misterio y la profundidad conceptual, infinitamente interpretables en función del bagaje de los ojos que observan. Los años de esfuerzo y su actual madurez le convierten en un comunicador muy interesante, que te invita como público a compartir todo tipo de imágenes y sensaciones en un trabajo muy instintivo y físico que siempre plantea llevar el cuerpo a sus límites y 'estar en lo que haces con el corazón abierto todo el tiempo' (como él mismo dice en sus talleres). Desde mi punto de vista, veo una buena sinergia dialéctica 'intra-corporal' a la que llega gracias a insistir en premisas como esa. Premisas que le han llevado a encontrar su espacio; el interno y el externo, por lo que cada parte de su cuerpo establece diálogos con todo lo que lo rodea de múltiples maneras. Mira, volviendo a la idea de la literatura, como artista, juega constantemente con la elasticidad del espacio y el tiempo, como hace el escritor con las palabras, el silencio, el suspense... Pero además su modo de hacerlo es muy poético. Sus propuestas escénicas son 'poesías en movimiento' en las que vas viajando, sin ver bien del todo por dónde, pero en las que te llenas de sensaciones. En 'Animal' los cuerpos me parecieron encerrados en un lugar y tiempo atascado en bucle, en un estado parecido al del sueño, paisajes muy bien configurados que te meten en un juego donde se percibe el instinto del ser humano. Con el tiempo detenido y el espacio transformado las emociones emanan de una forma descarnada y brutal. Espacio y tiempo suspendidos en un equilibrio sagrado, paralelo al vivido, al íntimo del cuerpo, equilibrio típico de todo el misticismo: justo el que se debería pretender de una 'represent-acción'. A mí personalmente, cuando el intérprete me hace viajar y olvidarme de mi propio espacio y tiempo durante su actuación, cosa que ocurre con Dani, entro a gozar plenamente. En su caso se nota que es un trabajo que no quiere estafar, fuera de la moda sensacionalista de la sociedad del espectáculo. Su fuerza visual no es solo estética, sino ética. Como en el cuento de 'Los trajes nuevos del Rey' en este caso el rey iba vestido.

Abreu

Mi madre, qué cantidad de cosas... Bueno, y cambiando un poco de tema, ¿hasta qué punto ves su influencia en la danza en Canarias, si la hay? ¿Y al revés?

Difícil, la pregunta... No lo sé pero me gustaría creer que esto animara a más bailarines jóvenes a seguir su camino, como cuando Induraín ganó varios Tours y se multiplicó el número de ciclistas y de federados. Yo siempre he dicho que el bailarín/a canario/a tiene algo especial. No sé exactamente lo que es pero percibo una calidez, un ritmo interno especial o diferente, atractivo, en definitiva. Ya existe un diálogo interesante y productivo entre él y la danza aquí en Canarias: para Dani, Canarias ha sido la casa que le dio cobijo en sus primeros pasos como bailarín y coreógrafo y el lugar donde siempre puede volver a su raíz, un lugar en el que la gente le recibe con los brazos abiertos, expectantes. Para Canarias supone disponer de un referente artístico de primer nivel para beber de su sabiduría creativa en todas sus formas posibles. Creo que nos ha abierto el corazón de alguna manera a todos los que hemos tomado clases o trabajado aquí en las islas con él, sea poco o mucho. Algo se mueve ahí dentro. Pienso que cuando ves algo que te transporta, que tiene calidad, buena técnica y algo que decir, tarde o temprano influye en los seres y lugares por donde pasa. Pero depende de muchas cosas. En su caso imparte talleres, es muy generoso y exigente a la vez y eso crea algo de escuela. También crea para otros artistas y dirige. Así deja huella. Lo único sería asesorar y convencer a todos los operadores culturales que apoyen a los que trabajan y acaben con los que 'menean el culo', porque hay muchos desafortunados que confunden el cuerpo con el 'puerco' y hablan, hablan, hablan más con la boca de las intenciones que con la muda verdad del misterio de los movimientos.

Pues me ha quedado clarito. Por seguir en esta línea, casi como un juego:  se que comparar es odioso si no se hace con cariño y de manera constructiva, así que seamos cariñosos... ¿compararías su trabajo con...?

Ni con odio ni con cariño. No puedo contestar a esto por lo poco que conozco su trabajo. No tengo mucha cultura de danza y además no me parece muy interesante como pregunta en sí. Creo que Daniel tiene un estilo muy particular y me cuesta compararlo con algo… aunque bueno, lo intentaré. El primero que me viene a la cabeza es Jean Babilé, su espíritu, aunque fue más “volador” y Dani es más “terrenal”. Pero su forma tan integra de estar en su danza lo asemeja en parte. Por otro lado, por la relación especial que entabla con cada uno de sus intérpretes recuerda al modo de trabajar de Pina Bausch. Aunque después de un rato no dejo de pensar una y otra vez en el trabajo de Teresa Lorenzo. El uso del cuerpo en ambos tiene algo en común, y aunque sean caminos bastante diferentes, son muy personales y tienen algo común.

Y entonces, ¿qué se te ocurre pque podría ser lo más valioso que ha aprendido Daniel Abreu en todo este tiempo dedicado a la danza?

¡¡Madre mía!! ¿Él? La verdad es que ni idea… Esta sería más bien una pregunta para el encuentro... Me faltan datos para imaginar qué cosas puede haber aprendido, pero espero que entre ellas esté la humildad que he encontrado en todos los grandes. Se me ocurre que a amar y a odiar un poco la danza a la misma vez, podría ser otra de esas cosas. O a tener claro qué es lo que quiere en cuanto a las propuestas que realiza. Que mas allá de premios y reconomiento, lo importante es ser fiel a uno mismo, y que la felicidad esta en el camino hacia el descubrimiento. Por lo que yo lo conozco está creciendo como ser constantemente. Eso me parece muy valioso en sí. No sé, es una pregunta muy amplia y personal. Quizá haya aprendido también a escuchar 'lo que el duende quiere contar a través de uno' y aprender a comunicar el suyo. Aprender a exponer sus signos. A hacerse legible. Creo que una de las características de Dani puede ser la honesta y testaruda aplicación del artista. Creo que es un 'perro' que muerde 'pantorillas'. Un artista debería ser 'feroz'.

Su reciente paso por el festival Canarios Dentro y Fuera fue especialmente emotivo. Así, para despedirnos, ¿qué se le puede desear ahora a Dani Abreu para que le siga yendo tan bien?

Jejeje… Lo siento, estaba fuera por 'tournée familiar' y no he visto su último trabajo, pero le deseo que nunca ceje en su empeño por buscar la belleza en cada pequeño gesto, en cada palabra, en cada movimiento. Que siga creyendo que si se puede decir algo siendo él, y que ese él sea lo que él quiera en todo momento. Le deseo que tenga amor, salud, nuevas aventuras y apoyo no solo del momentáneo, sino que no se olviden de él cuando se conceda el siguiente premio. Le deseo suerte, que no pierda la pasión y que no le falte el trabajo, que le de el dinero suficiente para que pueda seguir creando esos paisajes poéticos maravillosos, y que los disfrutemos. Que pueda seguir ladrando con sagrada dedicación.



Créditos para esta entrada (e infinitas gracias por su participación, entusiasmo y opiniones):

Jose Antonio Rodríguez 

Helena Berthelius 

Juan Carlos Tacoronte

Enzo Scala 

Susana García 

Daniel Álvarez ( Marino )

Y un abrazo muy fuerte a Teresa Lorenzo, a quien los participantes de este experimento hemos recordado mucho, consciente e inconscientemente.

canarioentrevistaDaniel Abreu