Jueves de Réplica

Ayer pudimos disfrutar en el Auditorio Capitol de Tacoronte de una espectacular producción, dirigida por Mario Vega sobre un texto homonimo de Antonio Lozano.

'Me llamo Suleimán' recoge el drama de la inmigración tratado en primera persona. La terrible historia de un inmigrante maliense que, como tantos otros, se juega la vida en su busca de un futuro mejor lejos de la pobreza de su país natal. No obstante, a lo largo de la obra se tocan también temas como la xenofobia, el machismo o la religión.

Lo primero que me llamó la atención al entrar al auditorio fué la escenografía, un alto muro formado por cajas de cartón como único decorado. Sin embargo, desde el comienzo y a lo largo de toda la obra, sobre él se van proyectando las magníficas animaciones de Juan Carlos Cruz y su equipo. 

Además este muro se convierte por momentos, gracias al estupendo trabajo de Elena Gonca, en el mobiliario de una casa, con el que interactúa el personaje de Isabel (Marta Viera). Un armario de dónde saca su ropa, una nevera, un microondas dónde calienta una taza de leche o una estantería de la que saca un álbum de fotos que los espectadores podemos ver proyectadas sobre el cartón. También el personaje de Suleimán (Marta Viera) intearctúa con el muro de cartón que se convierte en la caja de un camión atestado de inmigrantes, un cayuco o incluso en la valla que escala la actriz... un trabajo sencillamente increíble.

Mención aparte merece la actriz y cantante Marta Viera. Según el programa interpreta a los personajes de Isabel y Suleimán, pero a mi personalmente me transmitió con su voz y su lenguaje corporal hasta cinco personajes diferentes. Los ya mencionados compartían escenario con el pequeño Musa, compañero de Suleimán en su dificil viaje a través del desierto, el patrón del cayuco con el que cruzó el océano o el director del instituto ya en Canarias. Esto sumado a su maravillosa interpretación en directo de los temas de Salif Keita, autor de la música del espectaculo, justifica de sobra la tremenda ovación que le brindó el público que llenaba el auditorio. 

Tan pronto como terminó la obra nos pusimos en pie a aplaudir una de las mejores producciones que he visto ultimamente. Al mirar hacia atrás pude comprobar cómo todo el auditorio hacía lo mismo. Pero no cantemos victoria, aún queda programación para disfrutar dentro de los Séptimos Premios Réplica, por lo que la cosa aún puede mejorar...

 

Auditorio Capitol de Tacoronte, 14 de julio de 2016. Crónica de Lapa, fotos: Unahoramenos

gravatar

0 Comentarios