Abubukaka vuelve a dar otro pequeño gran salto adelante, y van unos cuantos. Un camino constante, de años, en el que la compañía, cada vez que parecía haber tocado techo, se planteaba nuevos retos, de esos que parecen reservados para artistas no locales: el número de 'no hay entradas' en la actuaciones de Abubukaka es alto (son más que las que esto sucede que las que no), con mayor mérito al haber trascendido el formato (y aforo) del café teatro para lanzarse a las grandes salas.

Lo visto este fin de semana refrenda esta sensación de contínuo crecimiento (¿hasta donde?) y les coloca como renovadores del humor canario, en su sentido más irreverente, demostrando además que se puede tomar de una manera sana. A veces, el miedo al "qué dirán", no está tan fundado. Por eso es una alegría ver a Pepe Benavente (un síntoma de normalidad) compartiendo escenario con Abubukaka y también ver al grupo recogiendo los aplausos de toda la platea en este espacio por el que ya, desde su período de estudiantes, nos daban tanto la tabarra.

A continuación, un extracto de distintos comentarios en las redes sociales de Abubukaka con motivo de la presentación de este 'Me dejas un flas de quince', y proporcionados por los mismísimos:

Otro truño lleno hasta la bandera. Una burda copia de Chejof, el que jugaba en el Ofra.

Tonterías hechas realidad que conformaron un espectáculo peor que el Rock Coast.

Abubukaka "LEALES" a su humor.

En un teatro lleno hasta el gallinero,estos 4 humoristas supieron complacer a los asistentes hambrientos de risas cultasy dobles sentidos. Estos artistas curtidos en las tablas de diferentes escenarios(muchas veces en la dureza de la calle) sacaron a relucir "sketch" de nueva
temporada, consiguiendo con todos ellos arrancar carcajadas. El acto se tornoemotivo cuando recordaron (y no a modo hedonista) humildemente su lucha por reabrir ese edificio histórico, siendo hoy escenario de sus locuras. Sin duda, un show divertido, entretenido y con mucho "requechut".

Con un vestuario digno de Carnavales, comienzan una serie de secuencias, divertidas y alocadas, donde se critican temas de actualidad como redes sociales, política....

Una de las partes favoritas del público fue cuando dijeron que querían desahogarles yentonces se sacaron las  oposiciones a socorrista... ¡¡Magnífico!!

El espectáculo de Abubukaka es frío, pegajoso e incluso llega a doler en la encías,pero sin embargo da unas irresistibles ganas de chuparlo y chuparlo...... porque comosiempre Abubukaka libres de pensamiento, palabra y omisión, liberaron nuestrasmentes, carcajadas y recuerdos.

Todo esto aderezado con la participación de Alumnos de 3º de la Escuela de Actores de Canarias, así como las colaboraciones especiales de Aarón Gómez y Pepe Benavente, que acompañaron al cuarteto estrafalario en su estreno.

 

gravatar

0 Comentarios