¿Cómo me comporto en un concierto?

Los conciertos didácticos, para escolares y para asistir en familia son, afortunadamente, cada vez más frecuentes; así que no es extraño ver a niños y niñas entre el público en montajes de ópera o en conciertos de música culta. Es necesario conocer las convenciones de cada tipo de espectáculo, y que no es lo mismo ir al cine, donde se suele comer cotufas durante la peli, que a una función de títeres en la que los personajes hablan con el público o a un concierto de música para bailar. Por eso resultan muy útiles estos consejos sobre cómo comportarse en un concierto que el Área Socioeducativa de la Orquesta Sinfónica de Tenerife incluye en sus guías didácticas:

¿Cómo me comporto en un concierto?

  1. Siendo puntual. De hecho, habitualmente no se deja entrar a las personas que llegan una vez comenzado el concierto. Deben esperar a que haya una pausa entre obras o secciones para poder ocupar sus localidades.
  2. Tomando asiento ordenadamente. En los teatros y auditorios suelen darse tres timbres de aviso para anunciar el comienzo del concierto, el primero cuando faltan cinco minutos, el segundo cuando quedan aproximadamente dos minutos y el tercero, justo antes de comenzar. Es recomendable no esperar al último aviso para evitar entrar todos en tropel.
  3. Manteniendo el silencio, fundamental para que los músicos puedan ejecutar la música y para que tú puedas disfrutarla. Si estás charlando con tus compañeros de asiento, la charla debe cesar en cuanto se apaguen o bajen las luces de la sala. Por supuesto, durante el concierto no hay lugar para la conversación, los silbidos, susurros o cualquier otro ruido (papeles, alarmas de relojes, teléfonos móviles…)
  4. No abandonando el asiento en medio de un concierto, salvo por una gran necesidad. Procuren ir al servicio antes de entrar a la sala.
  5. No comiendo ni bebiendo durante el concierto. Vas a alimentar tu oído y tu espíritu… no a inflarte de chucherías o refrescos.
  6. Aplaudiendo a los músicos como agradecimiento por su labor. A diferencia de otros espectáculos y eventos, aquí los silbidos no son una recompensa para los músicos… ¡Ah! Ten en cuenta que en los conciertos se suele aplaudir al terminar la interpretación de una pieza completa, no entre movimientos. Cuando los aplausos se prolongan el director de la orquesta suele salir varias veces a saludar, y es posible que hagan un bis (repetición de algún fragmento o una nueva pieza). Si es así, deja de aplaudir y guarda silencio nuevamente para escuchar la propina.
  7. Saliendo del auditorio con orden y tranquilidad. Espera a que vayan saliendo los ocupantes de los asientos más cercanos a los pasillos y no quieras salir el primero si estás en medio de una fila... No te quedes hablando con tus amigos en el pasillo o el hall, porque interrumpes el paso al resto del público que intenta salir. Evita también las carreras, los gritos, las peleas, etc.

 

gravatar

0 Comentarios