Antonio Conejo, Juan Reyes, Nosotras Kontamos

Sonrisas y lágrimas en el XVIII Verano de Cuento

Arrancó el XVIII Verano de Cuento con las dos primeras propuestas narrativas programadas el pasado viernes 21 de julio.

Un primer viernes que presentó un aforo más que respetable para la cantidad de eventos que se desarrollaban esta misma noche en la isla y en la que este encuentro de narración oral competía con el mismísimo Festival de jazz o con el concierto de Rubén Blades entre otras masivas celebraciones culturales.

Más de media grada llena para asistir al que es desde siempre uno de los estrenos más interesantes de la oferta cultural veraniega y que tiene a la localidad de El Sauzal como centro neurálgico.

Juan Reyes, director del Festival Verano de Cuento, hizo como es costumbre su siempre grata labor de maestro de ceremonias, contando con su salero habitual, parte de la programación que veremos durante esta edición número dieciocho y  adelantando además para los asistentes algunas de las actividades paralelas, que en este 2017 aderezan el encuentro. Novedades como talleres de narración, encuentros con contadores y una exposición fotográfica sobre los encuentros narrativos que se desarrollan en Canarias complementarán los esperadísimos viernes de la Plaza del Príncipe hasta el 25 de agosto.

Tras esta presentación, Reyes dio paso a la primera de las actuaciones, Nosotras Kontamos. Un enternecedor espectáculo en el que cuatro narradoras hilvanaban diferentes historias, algunas de corte costumbrista e histórico y otras de desarrollo fantástico, con el nexo de un entretenido cuarto de la costura en el que las alegres cuenta cuentos ponían la lágrima y la sonrisa a la noche sauzalera.

Cuatro y más brillantes actuaciones contadas con pasión y con ganas y que obtuvieron una merecida ovación del público.

Tras el descanso en el que los asistentes pudieron descansar las piernas y el pompis en el ya clásico ejercicio intermedio de estiramiento corporal, salió a escena Antonio Conejo

Miembro de la casa de Verano de Cuento y de la Asociación Teatrofia y omnipresente cuenta historias en establecimientos, bibliotecas y rincones y plazas de Canarias, Conejo venía preparado con una selección de cuentos desencajados

Su original estilo de contar lo ha convertido en toda una eminencia de la narración en las islas. Utilizando recursos tan complicados como  el humor, el absurdo y la candidez, todos a la vez, este veterano de la escena arrancó más de una, y de dos, sonoras carcajadas. Recreando historias imposibles de personajes inconexos en narraciones tan distantes como surrealistas. Moralejas para todas las edades y diversión contenida.

Todo un acierto para despedir con calidad esta siempre difícil primera velada que espera seguir llenando las escalinatas de la plaza con los fieles Amigos del Festival a los que volveremos a encontrar este viernes 28 de julio  al que seguro acudirán los narradores invitados Isabel Cabrera y Néstor Bolaños.

Allí nos vemos

gravatar

0 Comentarios