Que sea el primero de muchos

La noche del viernes en el Aguere Cultural se presentaba de lujo para recibir la bienvenida de dos de las bandas madrileñas más ambiciosas dentro de un género poco reconocido en las Islas Canarias pero que unos pocos siguen de manera eficaz para hacer que conciertos como este tengan lugar. Lo primero es agradecer a Robe de La Choza de Doe y a La Caterva Grabaciones por hacer posible la llegada de bandas como Adrift o El Páramo a nuestras tierras.

Antes de hacer su parada en el Mojo Club de Las Palmas, los madrileños tendrían su particular calentamiento en la noche del viernes en el recinto lagunero, los teloneros serían la banda local The Hollowmen. El cuarteto capitaneado por Barro comenzaría esta velada con algo de retraso. Sobre las 21:35 entraban en escena estos sedientos del metal más destructivo bajo un estilo hardcore carnicero. Los chicharreros tuvieron el tiempo suficiente, algo corto todo sea dicho, para mostrar temas de su último disco como la inicial 'Times of Anger', 'Prophecies of the Logic' o la corta pero letal 'The Filth'. La joven formación no podía demostrar del todo la pegada que tienen ya que el sonido en muchos momentos de la noche dejaba mucho que desear y fueron muy pocas las veces que estuvo a la altura de las expectativas. Bajo ese agudo y latoso sonido, The Hollowmen no se olvidarían de su debut 'Three Betrayals toward Modern Man' lanzado ya hace 3 años para degustar al poco personal asistente hasta ese momento con cañonazos como 'Human Nature' o 'Cainite' cerrando una actuación bastante digna y ofreciendo su particular comité de bienvenida a una sala que ya empezaba a coger algo más de volumen.

No tardaron mucho en saltar al ruedo los instrumentales El Páramo con el tema que abre su nuevo disco, 'Turbina'. Estos artistas del sonido experimental sacarían su látigo stoner entrelazado con esos pasajes instrumentales que muchos recordarían al clásico 'Celestial' de la banda norteamericana ya extinguida Isis. La ambiciosa formación necesitaría poco más de 35 minutos para demostrar el poderío que se gastan bajo una losa de música instrumental masiva.

La intensidad que rociaba la sala del Aguere Cultural de gasolina metalera detonaba con la explosiva 'Don Pedro', saltando de forma efusiva en medio de un océano de sonidos ensordecedores. David López a las cuerdas dejaba una de las delicatessen de la noche con ese solo improvisado en medio del corte que dejaría para el recuerdo uno de los momentos más mágicos del recital. Siguiendo por ese camino que marca su nuevo álbum, llegaría el instante para recordar uno de sus diamantes más preciados. 'La Reina del Sol' descargaba una de las partes más pesadas, doce minutos de sinfonía celestial provenientes de las mismas arenas del desierto se cortejaban con la técnica a las cuerdas de Jorge y David, quien volvería destacar una vez más y ofreciendo un último tramo de canción de lo más demencial.

'Aspid' sería el final de este alucinante viaje comandado por estos artífices de la música más creativa. Los sedientos al vil stoner tendría su ración definitiva con este trallazo final que cerraría una actuación bastante notable y prometedora para los madrileños.

El plato fuerte de la noche no tardaría mucho en aparecer y con algunos de los componentes de la banda El Páramo en sus filas, saltarían al ruedo los metaleros Adrift. El sonido una vez más volvió a fallar y hasta casi mitad de actuación de la banda los agónicos gritos de Jorge García al micro no se llegaban a notar, la recriminación de algunos hizo el resto para equilibrar la balanza. Detalles a un lado, estos progresivos del metal más intenso estallaban con 'Fury Roof' perteneciente a su último disco 'Black Heart Bleeds Black'. Adrift iniciaba de esta manera mostrando el lado más arrollador de una de las bandas nacionales más importantes del género.

Al igual que con El Páramo, Adrift tocaron más de mitad de su última obra, los comienzos de 'Mallet Man' propinaban en un vendaval de distorsión placentera y las partes más progresistas de la banda. La rabia de 'Soldier of My Words' disparaba a discreción, la fuerza demoledora que tiene la columna vertebral de Adrift, volvió a dejar otro de los momentos inolvidables de la noche con las guturales de Jorge que ahora sí empezaban a notarse perfeccionando el sonido de su audición bajo esa exhibición de riffs subliminales dotados con una artillería pesada.

Con todas las piezas en el tablero, el sonido mejorado y unos Adrift dispuestos a hacer de la noche una cita inolvidable llegaba el turno de 'Black Heart Bleeds Black'. Los riffs iniciales de la misma dejaban instantes desolladores. Estos sludgers sacaban su martillo a pasear y demostrar lo verdaderamente buenos que son cerrando esta cabalgada infernal tras más de media hora de puro deleite musical con 'Long Nails' ante la atenta mirada de un público exhausto ante semejante espectáculo.

Tres bandas que sucumbieron bajo una losa de estilos metaleros y dejando una noche para el recuerdo. Un sonido que fue de menos a más y la entrega de una entrada media al recinto fueron los puntos más determinantes para la primera parada de Adrift y El Páramo por tierras canarias. Agradecer la aportación de las fotos a David Necromance y a todos los que han contribuido para que el concierto se hiciera realidad. Como dije en un principio, esperemos que sea el primero de muchos.

Concierto de Adrift, El Paramo y The Hollowmen.
Aguere Espacio Cultural.
Viernes 18 de julio de 2014.
Por Rubén Herrera.
Fotos de David Necromance.
gravatar

0 Comentarios