Juglar metal total

El metal es el metal. Una especie de universo paralelo sus propias normas. Y, lo más importante: funciona. Al llegar a Tenerife, en una entrevista, comentaban estos Saurom, abanderados del 'metal juglar' -etiqueta que se entiende bastante bien- en España, que eran conscientes de que su estilo no es de masas y que en estos momentos quizás no pase por una popularidad extrema. Eso, quizás. También hay muchas propuestas 'a la última' que se estrellan estrepitosamente. Contra eso, el género en general, y Saurom en particular, ofrecen la fiabilidad de unos seguidores fieles, animosos. Sin ellos, nada tendría sentido. Por eso se asiste con la confianza plena en lo que sucederá: un concierto de rock. No es poco, para nada.

 

Teloneando, los locales Doctor Yao. Paso a paso, un grupo que ha consolidado un repertorio propio, que podemos escuchar en su primer registro Eternidad. Heavy rock entre clásico y noventero que entusiasmó a la ya por entonces nutrida asistencia, que incluso coreó alguno de los éxitos de Doctor Yao, como el caso de Crucificado.

 

Por fin, Saurom. Introducción instrumental previa a que Miguel Franco, su cantante, ganara el escenario y recogiera las primeras ovaciones y el primer mar de cuernos. Las cosas claras desde el principio, por concretar para el que no frecuente ni el folk ni el celtic metal, tenemos frecuentes seis por ocho y ese guineo celta recurrente, ya con guitarra, flauta o -lo más de lo más- con gaita -a cargo de Narci Lara-, que siempre suena en los pasajes entre verso y verso. Todo esto, muy guitarrero. También su dosis de melodías épicas -y en este caso, incluso algún tiempo casi lento- con la lograda ejecución de su carismático cantante. Efectividad absoluta y contrastada, público entregado.

 

El caso de Saurom es curioso. Gaditanos metidos a esto -los estilos musicales no entienden de adscripción geográfica, la música es del que la trabaja-, su trayectoria es desde luego singular y llamativa. Su historia, iniciada en 1996, ha ido tocando diversas influencias, musicales y temáticas. Así, que tengan un trabajo dedicado al primer tomo de El Señor de los Anillos, entra dentro de lo normal, con este nombre. Ya más sorprendente son sus acercamientos a la música popular andaluza o, incluso, a la Pasión de Cristo. Todo siempre muy trabajado y documentado -contando incluso con el apoyo de la Sociedad Tolkien Española-, e intentando tender nexos entre esta realidad alternativa y diversos problemas contemporáneos y más que actuales, como el papel de la mujer.

Tras esta actuación, en breve, Saurom iniciará gira americana (México, Colombia, Salvador, Panamá...) donde cuentan también con un público importante. Visto el directo, les tiene que ir bien. Desde luego, convierten sus directos en una auténtica juerga tabernaria, si hubiese que ubicarlos en la Tierra Media, Saurom estaría mucho más cerca de la Comarca que de Mordor.

 

Crónica de Saurom y Doctor Yao

Aguere Espacio Cultural, 11/11/14

por Vector Álvarez

 

gravatar

0 Comentarios