El chico atlántico

Xoel López parece tener todo lo que hace falta para convertirse en un mito del pop. Los que presenciamos su concierto en Aguere Cultural, casi lleno para la ocasión, nos quedamos con la satisfacción de ver uno de los directos más sorprendentes que han pasado por esta sala.

La producción corría a cargo de Búho Club, una firma que ya ha llevado con éxito diversos conciertos a este espacio lagunero y que esperamos que siga trayendo grandes nombres de la escena nacional.

La historia que nos traía Xoel López a Tenerife no es fácil de describir, pero tampoco es fácil de llevar a un escenario. El afable gallego sabe como transmitir lo suyo, y en riguroso solitario nos parecía no solo valiente, también inteligente y sosegado. Tampoco es baladí afrontar la revisión en vivo de sus temas, instrumentalmente trabajados a conciencia y estratégicamente acabados en un disco como 'Atlántico', convertidos ahora en obras de directo para un one man band. 

Es aquí donde entra en escena el talento del artista. ¿Cómo entretener a una audiencia que espera escuchar algo más que las canciones de tus discos?. Con un gran espectáculo. Xoel no es solo un músico que canta y compone. Lo demuestra tocando diversos instrumentos y en ocasiones varios a la vez. Golpeando una suerte de set de percusión con los piés, o usando diversos recursos para llevar con soltura los ritmos de corte sudamericano que pueblan su nuevo trabajo. Sobra decir que el talento de este joven a las cuerdas es más que loable y que su destreza al piano asombró a quienes nos acercamos a disfrutar de su arte. 

La voz de Xoel sigue siendo espectacular. Si desde los tiempos de Deluxe nos sorprendía su mágico y peculiar timbre, ahora, tras muchos años, las tonalidades se vuelven más pausadas, el trabajo vocal es mucho más maduro y consciente, a veces apagado y sereno y otras imponente y arrebatador.

Concierto de Xoel López, Aguere Espacio Cultural (La Laguna), 26 de abril de 2014

Una crónica de José Tanausú

Fotos: Jesús Bilbao

gravatar

0 Comentarios