Arpegios y falsetes

El título no es una película de Woody Allen ni una burla, es más una micro referencia de la que fue una noche de música folk con matices. Diego Hernández comentó antes de tocar que estaba allí de rebote y menos mal, sin menospreciar al que sustituía, ya que su rebote musical fue un folk suave, arpegiado con algunos momentos más bluseros duros pero manteniéndonos en una serenidad musical todo el rato.

En todo momento se notaba la profesionalidad y los años de escenario de este músico que terminó su actuación invitando al escenario a quien sustituía aquella noche y que no había tocado por no estar presentes los miembros de su banda en la isla. Este no era otro que John O'Hara que tocó un par de temas de folk con toques pop y raqueros acompañado de Diego Hernández.

La timidez de Tomás le da el poder de la cordialidad, la sencillez y la pasión que despliega en sus temas. A Tom's Cabin aún le faltan algunas horas de escenario para bordar del todo su repertorio pero lo suple con energía en la ejecución y su capacidad de crear  buenas canciones.

Las canciones de Tomás van de menos a más, mientras transcurre el concierto notas como la intensidad de su música va desde un folk suave a un pop enérgico o un rock cañero, y su voz va a la par con estos matices de tempo. De la timidez a la furia pasando por un talante nostálgico. De sus conciertos siempre me he ido con la sensación grata de que existe un relevo generacional con mucho talento.

Para terminar el concierto subieron de nuevo al escenario Diego Hernández y John O'Hara y todos juntos tocaron 'People are strange' de The Doors un final de lo más adecuado para una noche extrañamente folk.

Crónica de Wormhole Folk Evening, concierto de Tom´s Cabin y Diego Hernández

Espacio Aguere Cultural, 7 septiembre de 2013, por Gabrielín

 

Foto: https://www.facebook.com/tomscabinmusic

gravatar

0 Comentarios