Por seguidillas

Seguidillas, recuerdos y vivencias de un emigrante manchego'

Teatro Güimerá, domingo 08 noviemre 2015
Texto: Mónica Castellano Pérez
Fotos y vídeo: Alberto Cruz Carballo

Y llegó el gran día para la Asociación Cultural Tajaraste, con un aforo casi completo y con una puntualidad exquisita, una vez mas el grupo embelesó, cautivó y alegró a los asistentes con un cuidado diseño y calidad en la vestimenta, y con sus bailes. El espectáculo, titulado 'Seguidillas, recuerdos y vivencias de un emigrante manchego', hizo un recorrido cultural desde la Península hasta América, pasando por Canarias, a través de la seguidilla -a las que Cervantes hace referencia en 'El Quijote'- como hilo conductor de una historia sobre la inmigración.

Empezó el espectáculo con el agradecimiento a los actores por una componente del grupo y seguidamente la sorpresa llegó al ver en escena a Diego Lupiáñez, componente de Abubukaka, que interpretaba a un joven manchego que se dirigía en barco a América y, al pasar por Canarias, se quedó tan embelesado de esta tierra, que decidió pasar un tiempo aquí. Hizo muchos amigos y, sobre todo, se prendó de cómo aquí se bailaban las seguidillas, ya que era un baile propio de su tierra (Ciudad Real, La Mancha). 

El viajero siguió hasta América, donde descubrió que también se conserva este baile. Seguidamente, salen a escena 5 actores interpretando, esta vez, al protagonista de la historia en la etapa de madurez, con su familia, a los que les va narrando sus recuerdos y vivencias en ese viaje. Él va haciendo una introducción antes de cada una de las piezas que interpreta Tajaraste. La primera de ellas es 'Isla de Chiloé' (seguidilla chilenas), a continuación mostraron seguidillas de Lanzarote (saltos enérgicos y bruscos), seguidillas de La Gomera (se bailan de a 4 y el paso es similar al del Tajaraste), seguidillas de Fuerteventura (son las más parecidas a las de La Mancha por ser más serenas), seguidillas de Gran Canaria (son las más alegres porque hacen participar al público aplaudiendo de copla en copla) y seguidillas de Tenerife (es donde más variedad hay).

Todo ello en una hora de espectáculo que pasó volando y tras la que el director del grupo Tajaraste, Antonio Díaz Hernández, junto al cuerpo de música y baile, y los actores colaboradores (se echó en falta un presentador o presentadora que los presentara como se merecían), salieron al escenario a recibir los merecidos aplausos del público que se puso en pie para reconocer tan elaborado trabajo. Para despedirse eligieron como propina una animada y pegadiza pieza como es 'El zurrón del gofio'.

 

gravatar

0 Comentarios