Crónica 'La Laguna Rock & Roll'

La Laguna Rock & Roll

Plaza del Adelantado, La Laguna. 27-6-2015

Helia Garrido

El Rock and Roll es un tipo de baile, una música, una estética, un movimiento de jóvenes rebeldes. Elvis Presley, Chuck Berry, Jerry Lee Lewis, Bill Haley... nombres míticos en la formación de un movimiento que ha servido de raíz a decenas de rocks con apellidos diversos.

A pesar de ser un género musical característico y popularizado en los años 50, hoy en día cuenta con un gran número de seguidores y músicos extendidos por toda la geografía mundial. Prueba de ello fue el encuentro ‘La Laguna Rock & Roll’ que congregó a más de un centenar de amantes de este género musical, que interactuaron en todo momento y no dudaron en más de una ocasión en dejar escurrir sus cuerpos al ritmo de las canciones de Bar Riders, The Rockin’ Balboas, Héctor Quintero y Vinila Von Bismark.

Es sorprendente cómo en el archipiélago contamos con músicos de la talla de estos grandes artistazos, y cómo consiguen llenar sus conciertos de buen rollo y buenas vibraciones, aportándote una energía vital que muy pocos consiguen sobre el escenario.

La noche la abrió los The Rockin’ Balboas, que hicieron disfrutar a sus seguidores en todo momento, y cuya finalidad era revitalizar el sonido teddy boy del rockabilly, en muchas ocasiones cantado en español, ya que consiguen el sonido más vintage. Siguieron los Bar Riders, una banda de corte rockabilly al más puro estilo. Posteriormente, tuvo su protagonismo el joven Héctor Quintero, que combina en sus actuaciones un genuino rockabilly con incursiones en otros estilos en boga durante la década de los 50. El broche final lo pondría Vinila Von Bismark, con un estilo muy personal.

La manera en que las personas sienten este tipo de música te hace ver que no es solo un género musical, sino que se trata de una verdadera cultura, una comunidad, que no es un movimiento de jóvenes rebeldes, sino que es un sentimiento que te recorre el cuerpo cada vez que lo escuchas y que te prohíbe quedarte quieto sin mover el esqueleto, porque el rock and roll es un sentimiento, es una actitud.

Además, la noche acogió una exposición de motos custom, un tipo de motocicleta personalizada y modificada de acuerdo al gusto del dueño, por lo cual acaba convirtiéndose en un fiel reflejo de la personalidad y estética de la persona que la posee.

gravatar

0 Comentarios