El brillante futurismo de Andrés Jarabo

Visita el especial Jornadas Profesionales de la Moda Tenerife 2015

Profesionalidad. Esta es la máxima que Tenerife Moda tiene marcada a fuego a modo de declaración de intenciones. Y no solo se trata de actuar con solvencia sino también de parecerlo. Ser competentes implica convertir un espacio tan frío como el Recinto Ferial en uno de los principales centros de atención social y empresarial del país, especialmente de los interesados en moda, durante cuatro días, pero también significa saber terminar los pequeños detalles, solventar contratiempos de última hora, saber cuándo encender las luces, cómo ajustar la megafonía o dónde colocar los maniquís y desplegar las alfombras. El Concurso de Jóvenes Diseñadores de Tenerife cumplió ayer jueves 16 de abril siete ediciones con la frescura del primer día y la experiencia de los años, y un claro protagonista: Andrés Jarabo quien, desde Zaragoza y con una colección en clave futurista, libre de obstáculos, de nombre 'Multimateria', se hizo con los 3.000 euros del primer premio.

Enmarcado en las III Jornadas Profesionales de la Moda, que hasta el domingo hará bailar el Centro Internacional de Ferias y Congresos a ritmo de tendencias, el certamen mostró una pasarela cada vez más profesionalizada (con firma en la dirección artística de Marco Marrero y María Díaz [M&M] y con Franko en estilismo, peluquería y maquillaje), una cita con los talentos emergentes donde se presentaron desde propuestas alternativas hasta homenajes a grandes clásicos y apuestas por la innovación. Entre ellas la de María Isabel Fajardo y Roberto Caro, cuya colección para hombre y mujer '419' fue reconocida con el segundo premio, dotado con 2.000 euros.

El fitting, carreras en el backstage, fotógrafos por doquier, los socialités, el sitting, el front row, blogueros, la zona de prensa... no faltó prácticamente de nada, bueno sí, la diseñadora Vicky Martín Berrocal, que a pesar de haber sido anunciado a bombo y platillo que acompañaría al periodista tinerfeño Isaac Tacoronte en las labores de presentación del acto, fue sustituida a última hora por la modelo Verónica Blume. Una contrariedad que no restó mucho al espectáculo, primero, porque el trabajo de los maestros de ceremonia fue correcto, segundo, porque no eclipsó a los verdaderos protagonistas, los cinco finalistas seleccionados de un total de 24 de toda España.

Haciendo zoom desde la fila de prensa, repasamos lo más destacado de estas colecciones, a las que se unió la de Betsabé Borcha ganadora de la IV edición de Jóvenes Diseñadores y que ha hecho de esta pasarela su segunda casa, en la que presentó su nueva colección 'Marie Antoinette' mientras se sumaban las votaciones del jurado.

Andrés Jarabo: 'Multimateria'

Abrió el desfile con una colección donde los tejidos y las formas geométricas se hacían con todo el protagonismo. Su fórmula pasó por desplegar un abanico orgánico de piezas de líneas sobrias y femeninas: de las faldas lápiz, trajes midi y ajustados o pantalones estructurados, a un concepto noche a base de transparencias y  reminiscencias hacia antiguas civilizaciones. Andrés Jarabo convenció al jurado con una propuesta fresca, sugerente y con mucha fuerza basada en materias naturales, sofisticados colores neutros ( verdes, azules, grises, negros) de matices opacos y mezcla de texturas, con guiños a la papiroflexia y la estética vanguardista. Originales botas, guantes y apliques de material reciclado completan su apuesta atractiva e indudablemente comercial.

Paloma Navarro: ‘Sensorio’

Marrón, burdeos y negro aderezados con dorado y blanco. Estos son los colores con los que la diseñadora almeriense pintó ayer la pasarela del Concurso de Jóvenes Diseñadores. Inspirada en el ocultismo, la magia, la alquimia, el espiritismo y la adivinación, esta colección está integrada por prendas atrevidas, minimalistas, llena e asimetrías, transparencias y pronunciados escotes pero sin lograr el equilibrio entre los volúmenes vistos en los cuerpos de las modelos. Ni siquiera el uso del pelo combinado con tul, neopreno y polipiel aportó el acabado deseado.

José Gabriel Muñoz: ‘Praxilias’

Empeñado en recuperar las técnicas ancestrales del oficio, el almeriense José Gabriel Muñoz apostó por el uso de prendas básicas de fondo de armario. Su colección, basada en cortes rectos donde el blando roto se entremezcla con colores pastel y tonos fríos, hace gala de su nombre, 'Praxilias’, palabra que simboliza la tradición y el arte de tejer la lana con la que ha crecido en su entorno familiar. De ella destacan la flores tejidas en vestidos cargados de ingenuidad y sensualidad, los pompones de pelo que decoraban alguno de los vestidos de lana; la reinversión de la capa de lana o la feminización del gorro con orejeras decorado con borrego.

María Isabel Fajardo y Roberto Caro: ‘419’

Fueron los únicos que se atrevieron con estampados, de creación propia, en contraste con las diferentes texturas con las que consiguieron dar volumen y realismo a su colección: paño de lana, neopreno, algodón, acetato. Con una propuesta mixta, en el caso de la mujer recuperan el abrigo batín y apuestan tanto por la feminidad de la falda entubada como por el volumen de la skater con granes lazadas. La combinación de distintos materiales tipo relieve dominó en la propuesta para hombre. Creada bajo la conjunta Tangram, '419' rinde homenaje a tanto a la mujer como al hombre cosmopolita representado en prendas armadas y de estética arquitectónica.

Juan Carlos Hernández: ‘Spectrum’

El tinerfeño Juan Carlos Hernández presentó una mujer sensual y misteriosa envuelta en naturaleza, la de los amaneceres de la isla y los minerales volcánicos en los que está inspirada la colección. Con el blanco como color aliado, el diseñador logró una delicada simetría en los volúmenes. Con pinceladas retro y al mismo tiempo reminiscencias vanguardistas, 'Spectrum' es puramente femenina, con cortes y detalles geométricos.

Reportaje fotográfico de Moisés Barrios

gravatar

0 Comentarios