Volver a ser niño

El Festival Internacional Clownbaret, FIC, 2013 ha llegado a su término y es hora de hacer balance. Según la organización han sido másde 8.000 los asistentes el pasado fin de semana a las actividades convocadas en la Plaza del Príncipe, cifra aún más reseñable si tenemos en cuenta la presencia de la lluvia en varios momentos del festival. Igualmente se destaca el éxito de tanto de los artistas foráneos, Ale Risorio, Gromic, y Laura Herts, como de la representación local, unos de sobra conocidos Abubukaka, Aarón Gómez, Totó el Payaso y Clownbaret. A continuación, una crónica de un enviado especial Lagendario que, por suerte, pudo pasar desapercibido entre tanto payaso suelto:

Dos horas siendo de nuevo un niño bien valen aguantar la solaca

  • Crónica del FIC 2013 del sábado 26 por la mañana, con Gromic y Clownbaret 
  • por Gabrielín
  • Fotos de Mary H.C.

El sábado por la mañana solía ser para mí una sesión de aspirina y agua, pero la edad abre el camino para la práctica de otras actividades más culturales y/o sociales. Y con esa energía me encaminé a la Pza. del Príncipe para disfrutar de dos espectáculos de clown.

Los primeros en actuar fueron Clownbaret de Tenerife estrenando el espectáculo 'Blanco Sartén', una actuación que fue creciendo desde el principio, desde gags circenses de toda la vida hasta malabarismos cómicos, haciendo disfrutar a niños y grandes por igual en su cocina loca. A mí me recordó a los payasos clásicos de circo y creo que eso es lo que ellos pretendían.

 

El segundo en salir a escena fue Gromic con 'The mago comic show', este mago clown era menos parlanchín y más gestual, con una sencillez mágica y su marioneta mano enganchó al público en general provocando risa y convirtiéndonos en niños de nuevo. Sus trucos de magia cómicos, utilizando al público como voluntario para sus locuras, fueron la herramienta principal que hizo que su show tuviera in albis a  los asistentes de manera permanente. El calor no espantó el buen humor y la emocionalidad emergente entre padres e hijos. Para mí fue una mañana de esas en que me siento orgulloso de ser ser humano. Gracias Clownbaret por montar estos saraos tan divertidos a la par que emotivos.

gravatar

0 Comentarios