El Amor Brujo desde el siglo XXI

El Auditorio de Tenerife estrena el cuatro der mayo un espectáculo sorprendente y transgresor con el que se conmemora el centenario de la versión original de ‘El amor brujo’, puesta en escena por primera vez en Madrid en abril de 1915. ‘El Amor Brujo 1915. Una mirada desde el S. XXI: de Néstor a Pepe Dámaso’ cuenta con la dirección musical de Isabel Costes, la dirección escénica de Nacho Cabrera y el diseño de vestuario y decorados de Pepe Dámaso.

Los diseños de aquella primera versión fueron obra de Néstor de la Torre, del que Dámaso es heredero conceptual. Su trabajo se basa en una pequeña calavera que Néstor colocó en una esquina del decorado correspondiente al segundo cuadro.

La escenografía se desarrolla a partir de este objeto, transformado en el espacio en el que se sitúa toda la obra: una calavera de más de ocho metros de altura cuyas cavidades oculares y base acogen todo el espectáculo.

El formato también es novedoso. La obra consta de dos partes con entidad propia; una primera parte de construcción puramente teatral, con guión original de Isabel Delgado, que sirve para contextualizar y poner al público en situación, acercando los mundos de Manuel de Falla y de Pepe Dámaso. En la segunda parte se interpreta la versión original de ‘El amor brujo’, tal y como fue concebida hace un siglo, un trabajo coral compuesto por cuatro personajes, Candela, el gitano, la gitana vieja y la gitanilla, una orquesta de tan solo quince músicos y una escenografía, con la única particularidad de que en el papel de Candela intervienen dos mujeres. La cantaora Mayte Martín asume la parte cantada, mientras que Lorena Matute encarna a la Candela que recita los textos y baila las danzas. La parte orquestal core a cargo de la Orquesta del Atlántico, en formación de cámara, bajo la batuta de la Isabel Costes.

gravatar

0 Comentarios