"Queremos llevar la parranda al teatro"

No es curioso que alguien como Fran Baraja tenga el éxito que se merece. De cerca es un tipo muy fácil de tratar, divertido, ocurrente y hasta con un punto valiente. Exactamente igual que cuando lo ven tocando sobre un escenario o eventualmente en las calles de La Laguna.

A punto está de presentar su nuevo disco 'Parranda Power', un trabajo que combina elementos del folclore canario y del rock de toda la vida y que ha facturado junto a su nueva banda, la Parranda Blues Band. Nos reunimos con Fran para que nos aclare por encima si su pasión por fusionar la música popular isleña le nace de dentro o si es algo premeditado.

"La parranda es algo natural -sentencia-, no hay nada más inocente que unos amigos reunidos tomando algo y que uno de ellos saque la guitarra en algún momento y que los demás lo sigan".

¿Pero entonces esto te viene de viejo?, preguntamos. "Ahora tengo 27. Desde los 8 años hasta los 17 estuve en rondallas y escuelas de folclore, principalmente como contrabajista, pero también cantando y bailando. Uno es de donde se cría". "A veces en estas escuelas no hay hueco para el relevo generacional y lo tradicional es pasar de estas escuelas a la academia de jazz o a la música clásica".

¿Cómo se te ocurre hacer esto que muchos verán como un sacrilegio? "Bueno, no somos los primeros en hacer este tipo de fusión, me gustaba lo que hacía José Antonio Ramos". "Tenemos cierto espíritu reformista y al final esto no es ninguna murga. Los miembros de la Parranda, como Rayco y Edelissa o el colaborador Pablo Skywalker, que también vienen como yo del mundo del folclore, se tomaron muy en serio el repertorio y la grabación del 'Parranda Power".

Pero esta fusión que nos describe como "Folías + Guns 'n' Roses", ¿no es para tomársela a broma?
"No, ¡que va! El disco es bastante serio. En él intentamos incluir canciones de todas las islas y las fusionamos con rock, ska, reggae, rockabilly...". ¿Rockabilly? "Bueno, más bien 'magobilly". "Hay un punto de comedia en los títulos de las canciones: West Sorondongo, El Zurrock del Gofio… y también en los interludios de las canciones".

 

¿Esto es lo que vamos a ver en la presentación del Teatro Leal? "Sí. Queremos llevar el espíritu de la parranda al teatro. El show es más elaborado que el que hacemos en los escenarios y, por supuesto, damos mucho más de lo que interpretamos cuando tocamos en la calle, donde normalmente hacemos más versiones".

¿Pero habrá sorpresas?, ¿invitados especiales?
"Bueno, hay un homenaje a Lolo el Gomero en una especie de monólogo y en su momento también invitamos a folcloristas consagrados para que nos echaran una mano, pero no será en esta presentación. Quizá en próximos conciertos o cuando viajemos a otras islas. Ya hemos enviado las invitaciones correspondientes".

O sea, que en el directo sí que habrá humor... "Sí, por supuesto. También seguirá siendo muy participativo. Es la esencia de nuestro espectáculo. Un concierto abierto a que quien quiera cantar, hablar, interrumpirnos si es preciso". "Además, tendrá una escenografía sencilla pero alegórica. Ya sabes, botellita, barrica de vino,…".

Y esto de tocar en el Leal, y el disco, ¿cómo lo sacas adelante?
"El Teatro Leal es un concierto que significa mucho para nosotros, porque llevamos años tocando por fuera, en la misma puerta. Muchas veces miraba hacia los carteles y los artistas que tocaban y me decía que un día nos tocaría actuar dentro. Es una ocasión muy especial, personalmente para mí". "El disco lo llevamos a Multitrack, con quienes tenemos un buen trato, son ellos quienes se encargan de la producción"

-¿Y cómo es eso de tocar en las calles de La Laguna? Les habrá pasado de todo...
"En eso tampoco somos los primeros, estaban el tipo del acordeón, el señor de la flauta, Ruskin o la gente de la orquesta de son que han vuelto ahora. Fíjate que es en la calle donde aprovechamos para conseguir actuaciones en conciertos privados o en festivales. Es un escaparate". "Hemos pasado por mucho, desde el tipo que te grita '¡hediondo, búscate un trabajo!', los típicos niñatos o algún que otro altercado policial, pero siempre ha salido todo bien -reconoce Fran-. Protestamos cuando se prohibió la música en la calle. Llegamos a tener reuniones con la gente de los comercios de La Laguna y con asociaciones vecinales y se ha llegado a un acuerdo. Pero incluso los comerciantes quisieron llegar a hacer un casting para elegir a quienes pueden tocar en la calle. La verdad es que no sé qué criterio puede tener un señor que vende bragas para decidir si sabes o no sabes tocar. Yo no sé nada de bragas y no le digo a nadie cómo las tiene que vender. Afortunadamente, esto es agua pasada".

 ¿Cómo vas a distribuir este disco? ¿Te va el rollo de la industria musical?
"Es complicado, prefiero mantener un margen independiente y poder hacer lo que que me gusta. Nuestro rollo es más rock urbano canario, somos más funcionalistas, la gente se sabe las canciones, nos gusta más el contacto directo". "El disco está en Spotify, iTunes y en formato físico que venderemos sobre todo en los propios conciertos. Fíjate que en eso somos un poco más optimistas. Del CD de La Banda Reparte vendimos la friolera de 700 copias".

Para acabar, Fran Baraja nos contó algunos detalles y anécdotas más, como que el 'Parranda Power' se hizo entre noviembre de 2013 y abril de 2014 y que la banda nueva la formó tras acabar el disco, que teníamos que ver el vídeo que hicieron junto a Aaron Gómez y los chicos de Abubukaka, o cómo tocó con la pata tiesa en Barcelona, por un tropezón con el contrabajo, mientras la ambulancia esperaba a que acabara el espectáculo para llevárselo a urgencias. En fin, que si quieren saber más de este hombre y de su serio pero entretenido proyecto de fusión no dejen de ir a ver cómo presenta su nuevo disco en el Teatro Leal de La Laguna el jueves 29 de mayo.

Foto: Agustín Amaro

gravatar

0 Comentarios