abubukaka dracula

"No había nada más difícil que Drácula, en verso, y hablando de feminismo"

Abubukaka vuelve a la carga con una nueva obra en la que repasa el mito vampírico por excelencia, Drácula. Tras su particular versión de Heidi, en la que usaba las andanzas alpinas de la traviesa niña para hacer reflexión sobre el cambio climático, ahora le toca el turno a este otro icono colectivo en un texto que se fijará especialmente en las relaciones del seductor conde con las mujeres. Al ser además la obra en verso, la adaptación ha sido especialmente trabajosa.

En la semana previa al estreno, nos acercamos a uno de los ensayos del grupo para charlar sobre esta obra, pero, como se podía prever, la cosa se nos fue un poco de las manos y acabamos hablando de lo humano y lo divino, nunca mejor dicho, porque el tema de la polémica respecto a la actuación en las Fiestas del Cristo de La Laguna estuvo muy presente. 

Nota: Las iniciales de la entrevista se corresponden con Amanhuy, Víctor, Diego y Carlos, más Lagenda.

Lagenda.- ¿Por qué Drácula?

D.- Porque estábamos buscando un personaje que la gente reconociera, como en el caso de Heidi. Queríamos darle un giro para que no sonara tan infantil, al final tuvimos suerte y no se acercaron muchos niños a ver la obra pero era un problema que pudimos tener. 

V.- La elección de Drácula es porque Aman es un friki de Drácula.

D.- Al igual que Heidi servía para hablar del cambio climático, es una excusa…

A.- Una excusa para hablar de igualdad de género, feminismo…

V.- Lo típico cuando uno ve Drácula.

D.- Drácula es un Don Juan oscuro.

A.- Sí, pero aparte de ser el héroe romántico por excelencia, asume el típico de rol de actitud machista hacia las mujeres y, a fin de cuentas, maltrata a las mujeres, las manipula.

L.- ¿Por lo del mordisco las maltrata?

A .- Por el mordisco, por la manipulación...

L.- A la vez que se entrega tanto como para “atravesar océanos de tiempo”, al menos en la película.

A.- Sí, en la película, pero en la obra de Bram Stoker eso no está tan claro, no es tan bonita esa parte. En cualquier caso, a mí me sirvió para eso, yo soy el friki y lo vertimos en esa vía, y luego Diego lo hizo en verso.

V.- Es un reto: ¿qué es lo más difícil que podemos hacer? 'Drácula' en verso hablando de feminismo. No había nada más difícil.

D.- Tiramos un par de dados, personaje: Drácula, tema: feminismo, estilo: verso…

V.- Es el reto más difícil que hemos enfrentado con diferencia. Hacen falta retos.

A.- Llevamos once años y tenemos que buscar motivación [sonrisa]

 Drácula asume el típico de rol de actitud machista hacia las mujeres

L.- ¿Qué diferencia hay cuando trabajan con estas historias, como Drácula, la anterior Heidi… con un hilo narrativo con peso, en relación a la tradicional sucesión de sketches de Abubukaka?

A.- Que lleva más curro.

V.- Más difícil en todos los sentidos. Porque en los sketches tocas muchos temas y estilos, pero en este caso está todo centrado en una temática, y con un texto que ha sido difícil porque Diego se pegó un curro muy importante haciéndolo en verso, era muy complicado.

A.- Con los sketches, además, salimos con el mono negro de toda la vida y ponemos complementos. Aquí todo es nuevo: vestuario, maquinaria, escenografía.

L.- ¿Y el recorrido que esperan para la obra?

A.- Ya tenemos unas cuantas contrataciones.

V.- Esperamos hacer muchas, claro.

L.- Bueno, va llegando el momento de tocar "el tema" y la polémica con lo del Cristo.

A.- Bueno, en 'Drácula' sale la Iglesia pero porque la obra esa así.

L.- ¿Hay referencia a la polémica del Cristo?

D.- No. Hablamos de la religión porque Drácula, el personaje, renuncia a la Iglesia en la obra original.

V.- No es el tema principal.

D.- No, y no hablamos de cosas nuestras, sino más genéricas.

V.- Si hubiera tocado sketches..., pero no era el caso.

A.- De hecho invitamos a la Hermandad al estreno.

L.- Pero  ahora, pasado algo de tiempo, viendo lo sucedido, no sé cómo lo valoran, ¿fue positivo para el grupo? ¿Ha valido la pena?

V.- Fue una campaña de publicidad espectacular. Todavía no hemos tenido tiempo ni de pensarlo.

A.- Además, que las cosas son así: una semana eres el diablo, a la siguiente nadie se acuerda de ti. Sucede. Y para otro dios.

C.- Esa semana fue muy agobiante. Ya luego, divertido cuando vimos a las siete señoras de rodillas.

L.- Supongo que habrán visto las fotos.

V.- Sí.

L.- ¿Llegaron a hablar con ellas?

V.- No.

L.- ¿Y qué piensas cuándo ves eso? ¿Alguna vez pensaron en un suceso así cuando empezaron con lo del teatro?

V.- A mí me da miedo.

C.- A mí me pareció surrealista y desproporcionado. No he visto gente así, de rodillas rezando, ni en los atentados de Barcelona. Descontextualizado, radical por parte de las señoras, entiendo que se están comiendo una papa que es mentira.

V.- Y morboso por parte de los medios.

 

 

L.- Los medios ven el filón, en cuanto huele a viralización...

A.- Alimentan la desinformación, porque mira que dijimos, mil veces, que no salían las vírgenes de Candelaria ni del Pino; e incluso así, el día antes de la actuación volvió a salir la noticia en diarios a los que ya les habíamos dicho que no salían, y lo vuelven a poner... Yo creo que no es ni por descuido, sino porque les interesa poner eso, porque así la noticia vende más.

V.- Los medios se inventaron muchas cosas.

L.- ¿Previamente?

V.- Sí, previamente.

L.- ¿Cómo, por ejemplo?

V.- Como que el espectáculo tenía el Cristo de La Laguna, las vírgenes...

D.- Parecía que hacíamos un sketch ridiculizando al Cristo de La Laguna, a la Iglesia.

A.- O que era un estreno para las Fiestas del Cristo.

L.- ¿Pero en las fotos de la publicidad del espectáculo sí salían ustedes de vírgenes?

A.- No, las vírgenes las hicimos el año pasado. Hiceron un montaje, creo que la Esclavitud o grupos religiosos, para rularlo por guasap.

V.- Y era mentira, directamente. Eso no se hacía, para empezar porque se había hecho el año anterior..., y sin ningún problema, por cierto.

C.- Y nos llegaron mensajes de guasap de terceros con auténticas burradas, amenazas de muerte.

V.- Grupos de guasap cercanos a mi familia, creados específicamente para criticar y boicotear el evento.

A.- Y una muy graciosa, también por guasap, nos llegó que estaban ensayando una canción protesta para irla a cantar el día de la actuación.

L.- ¿Y la cantaron?

V.- No, porque cambiamos de sitio.

A.- Si hubieran llegado a aparecer, las hubiésemos invitado a subir al escenario... Si se lo han currado, es lo justo.

L.- Pero también mensajes de apoyo ¿no? Y de personalidades ciertamente importantes...

A.- La mayoría.

V.- Fue una pena que lloviera...

C.- Pero así fue más épico...

V.- Sí, porque pensábamos hasta suspender, pero de repente vimos que había cuatro mil personas, más o menos. Y hubo gente que no fue por la lluvia, pero aún así estuvo muy bien.

C.- Ahora queda la incógnita de si volveremos a las Fiestas del Cristo...

V.- Bueno, en la Noche en Blanco estamos en la Plaza del Cristo, precisamente...

Buscar siempre lo políticamente correcto en los actos públicos es un tanto extraño

L.- Ese era precisamente uno de los temas de la polémica, según las declaraciones de Alarcó, no era tanto la censura (pura y dura) del evento, como el que se hiciera, uno, con dinero público; y dos, dentro de las Fiestas del Cristo.

C.- Que me diga eso del dinero público uno del PP que tiene fotos con Rato es un poco divertido...

D.- Entras en la conversación de qué se hace con dinero público. ¿Contratar a una compañía de teatro? Pues claro.

A.- Si las fiestas las pagamos todos, pues tiene que tener cabida todo.

L.- Ahora viene el momento en que te digo: bien, pero más o menos en esa semana, se reprobó por parte del Cabildo su apoyo al concierto de Maluma, que también tiene gran apoyo popular.

A.- De hecho aquí lo hablamos, no nos parecía muy acertado eso. Politizar o buscar siempre lo políticamente correcto en los actos públicos es un tanto extraño. En todo caso, creo (me voy a poner duro) que luchar contra la desigualdad entre hombres y mujeres es más acertado que ser cavernícola. Porque, honestamente, yo creo en la ciencia, no creo que una persona haya creado el universo, y si lo puedo pensar es por unos sistemas que no tienen que ver con una Virgen de Candelaria. Siendo populistas, creer en la ciencia te puede salvar de un cáncer, poniéndole velas a la Virgen de Candelaria, no. Entonces, si por algo tuviera que apostar, prefiero quitar las letras de Maluma que favorecer a la Iglesia. Pero a partir de ahí, no estoy de acuerdo.

V.- Yo tampoco. El público es el que tiene que decidir.

C.- Y la educación.

V.- Tú educas y... ¿Tú vas a ir a ver a Maluma?

L.- Prefiero doblar y zurcir calcetines...

V.- Yo tampoco voy, pero si tiene un público, hay que respetarlo. No considero que sea censurable. En cualquier caso, que lo censure el público.

C.- Sí, porque hoy está Carlos Alonso diciendo eso, pero a lo mejor mañana viene otro y nosotros somos los que no debemos existir.

V.- Además, todo partía de algo que era mentira, si todavía estuviéramos haciendo una cosa ofensiva, podrías entrar en la disputa, pero no podíamos entrar ahí... Por ejemplo, si nos hubieran censurado 'La Familia Tradicional' por lo que dice, entraríamos en otra lucha, pero es que no era el caso. Y mucha gente nos dijo “¡Tenían que haber ido a la plaza!”.

 

 

L.- Ese fue otro de los fenómenos, seguidores exigiendo un 'compromiso' o 'activismo' por parte del grupo.

V.- Nosotros debatimos muchísimo en esos días.

A.- Y mucha gente nos adelantó por la izquierda.

D.- ¡A las barricadas! ¡A por ellos!

A.- Sí, parecía que querían que hiciéramos una barricada delante del Cristo y tiráramos lanzas.

V.- Y luego habría salido yo vestido de Cristo a criticar el Servicio Canario de Salud, y habría sido decepcionante [risas] porque, como te decía, no nos estábamos riendo ni del Cristo, ni de La Laguna... Así que lo que se decidió es “¿Hay un problema aquí? Pues nos vamos de aquí” y se generó un movimiento que creo que fue muy acertado.

A.- Nosotros buscábamos una noche de humor y, en todo caso, una invitación a la concordia, no al enfrentamiento.

 Mantenemos la esencia de cabaret y nos metemos en temas que otros no se meten.

L.- ¿Puede ser que parte de los seguidores les consideren un grupo 'político'? ¿Lo es Abubukaka?

V.- Para nada.

A.- Somos un grupo de humor. Con una componente política: tratamos temas que tienen que ver con la economía, la sociedad, la política... Tratamos la actualidad, pero hacemos cabaret.

V.- Somos bufones.

C.- Y una de las cosas que se barajó fue la seguridad. Si nosotros nos plantamos, por decirlo "con mis cojones" actúo ahí, y ahí pasa algo, con niños, abuelas... Imagínate: las abuelas protestando, uno empuja a la abuela, se cae... Qué va... Se puede hacer reflexión crítica de otra manera.

V.- Incluso hablamos con el esclavo mayor que nos dijo "ahora se van de la plaza y parece que nosotros les echamos".

A.- Él estaba de nuestra parte, nos llamó. Además, la Esclavitud emitió un comunicado diciendo que ellos no tenían nada que ver. Era gente de dentro de la Esclavitud, posiblemente familias de abolengo lagunero, que empezó a armarla.

V.- Creo que quedan peor cuando nosotros nos vamos del espacio.

A.- A mí hay dos análisis de todo esto que me parecen interesantes, porque el resto me parece que es ruido. Uno es el de Enzo Scala, que nos está ayudando con el montaje de 'Drácula', que es que si ellos (la Iglesia) no quieren tener actividades que “se salgan del tiesto”, o de lo que es católico, de la fiesta cristiana... pues que no pongan chiringuitos, no dejen que la gente se emborrache, no hagan una noche de reggeaton... Pon al Cristo y tira los fuegos. Y ni eso, porque a nosotros nos decían “se ríen de una persona que fue torturada”, ¿y tirarle fuegos delante? ¿Eso qué es?
Y el segundo, que me parece muy curioso en este suceso, es que Abubukaka nace como un grupo de cabaret en el Café Siete, con gente medianamente borracha, viernes y sábado por la noche, en un reducto reducido…

C.- Con desmayos, situaciones rocambolescas…

L.- No sólo en el bar, sino en toda la casa...

A.- Sí. Abubukaka tiene un éxito equis, que hace que ese producto creado con nocturnidad y alevosía se salga de ahí y se ponga en plazas públicas. Hay un ejercicio súper interesante de confrontar a la sociedad canaria, o al menos a lo que estamos acostumbrados a ver en una plaza pública, con un producto para otro tipo de ambiente, como un bar de noche con alcohol y estimulantes.

V.- Aunque nosotros hemos pulido, ya no hacemos lo que hacíamos en el Siete...

A.- Pero mantenemos la esencia y te metes en temas en los que, por ejemplo, Manolo Viera no se mete, Aarón Gómez no se mete, Kike CC no se mete…

V.- Hay veces que hemos ido a fiestas de pueblo y los poker face han sido alucinantes.

L.- ¿Cuál ha sido la situación más bestia que recuerdas en ese sentido?

A.- En Tenerife están más acostumbrados. Pero cuando vas a otras islas y sales a la plaza, notas que no lo han vivido, y como no lo han vivido...

V.- Nos han vendido, por ejemplo, como grupo de monologuistas. Y de las mejores situaciones, en Teror, delante de la Iglesia, por el tema de las vírgenes, que no las pudimos sacar al final.

D.- En Santa Úrsula, el otro día mismo, con el número del Yihaidista cabaretero… Desde luego no fueron las risas máximas...

V.- Los números más cabareteros a veces en las fiestas de pueblo... Después de Manolo y su órgano, o de un grupo de baile, claro... Metes a Abubukaka ahí, porque hay algo de empeño, cuando parece que algo funciona, en meterlo donde sea, con calzador.

A.- Un poco como cuando metieron a Ignatius en las Fiestas del Cristo de Tacoronte, no tiene sentido.

L.- Cambiando de tema, ¿qué tal la experiencia en Radio Club?

D.- Aprendiendo. Todavía no hemos trabajado bien el formato, dando un poco palos de ciego, primeros pasos. Pero a mí el medio me encanta. No sabemos a cuánta gente llegará…

L.- Hombre, si no llega Radio Club… Pero es un formato muy distinto.

D.- Es darle variedad a la mañana, que viene de información política, más seria. Y el tono nuestro no tiene nada que ver.

V.- Nos falta calcular mejor los tiempos, a veces se nos queda corto. A nosotros nos encanta y tenemos bastante libertad.

L .- ¿Les gustaría llegar a algo parecido a 'La Vida Moderna'?

V.- La cuestión es que esos programas tienen público en directo, y eso es muy diferente.

V.- Nos encantaría llegar a algo así. Nosotros siempre nos alimentamos del público.

C.- Sería genial poder hacerlo con público, en un bar, metes al político en el barricada.

L.- ¿Están preparados lo políticos, por lo que les ha tocado con las entrevistas, para que se rían de ellos o para hacerlo ellos sobre sí mismos?

V.- Pues se ríen bastante.

D.- Están preparados para todo, parece que no, pero tienen salidas, tienen cintura, y todo lo que quieras…

V.- A mí me han sorprendido mucho. Algunas entrevistas han sido más sosas, todavía no controlamos el medio del todo, sobre todo por el tiempo… Y a veces nos han quedado “normales”, les preguntamos y ellos contestan.

L.- Y eso es lo peor, supongo.

D.- Sí, eso ya lo hacen otros.

V.- Y se lo toman bien, hemos tenido de todos los partidos.

C.- Menos de UPyD, no encontramos a nadie.

No entiendo esto:
L.- Y ya casi para ir terminando, ¿ya queda menos para Carnavales? Que llevan con eso en el facebook un día sí y otro también

C.- Supongo que haremos la gala, como otros años. Yo este año pediría hacerlo ahí, en la misma gala.

V.- Eso sería guapísimo.

A.- Siempre nos dejan en el estudio, y Puchi está en la Gala.

L.- Muy bien, queda dicho, que tome nota quien tenga que tomar.También han viajado recientemente a Madrid. En anteriores ocasiones habíamos comentado que, bueno, un poco hay que ir por estar ahí, pero no es del todo agradecido,  no se comprende del todo igual que aquí…

C.- Pero ahora la Galileo nos ha ido bien…

V.- En Madrid nos faltaba encontrar un sitio. Hemos ido a mil salas pequeñitas, que no es del todo para nosotros. Y tampoco te puedes ir a un teatro muy grande, porque palmas.

A.- Ese sitio nos ha gustado. La Galileo, como está por pisos, aunque es grande, con que entren cien personas ya estás arropado. 

V.- Y hemos superado de martes a miércoles. Y ya si entramos a que nos programen los jueves, de ahí a los sábados no ahí nada...
 

gravatar

0 Comentarios