"Sean felices, que de eso vivo"

Era un cómico a una mueca pegado. Por lo menos cuando está de servicio, que vienen siendo unas 25 horas al día, porque este tipo no es hiperactivo sino hiperespacial (es capaz de estar en varios sitios a la vez).  Amable y cariñoso cuando quiere, y un faltón profesional si hace falta (él lo llama 'improvisación' o 'improvisaaron'). Cambiamos unos golpes con Aarón Gómez Rosales, más conocido como Aarón Gómez, antes del estreno de su nuevo show talla XXL 'Déjate de películas'. Será en el Teatro Leal el viernes 18 de julio, y a día de hoy apenas quedan entradas.

 

LAGENDA.- ¿Qué necesidad tenías de meterte en un teatro, sabiendo lo que supone un montaje como este, con lo bien que te va en salas pequeñas, medianas, haciendo cine, galas benéficas y de todo, que eres más famoso ya que Bill Cosby?

AARÓN.- Jajajaja, bueno, uno viene de ahí, del teatro, y las experiencias que he tenido en teatros siempre han sido muy gratas, es otra historia. La magia de las salas pequeñas está en ese punto cabaretero, de ruidos y móviles que suenan, de sonidos de botellas y de ver a la cara a la gente. Pero quería comprobar que no se reían porque estuvieran borrachos, así que me puse a hacer shows para teatro.

L.- Si sale bien, que saldrá bien, suponemos que tienes ya prevista una gira, al menos por Canarias.

A.- El sábado te cuento como salió, yo a día de hoy tengo la total seguridad de que será una absoluta porquería. Pero sí, la gira está pensada, no se puede decir muy alto pero casi seguro que estaré por el Teatro Guiniguada y por el norte y sur de Tenerife.

L.- Con la que está cayendo, que se dice ahora, ¿a quién le dirías "déjate de películas"?

A.- A nosotros, "déjate de películas" es ese grito de guerra que los canarios tenemos muy en la boca cuando una queja se eleva demasiado. Somos dramáticos por aquí, sí, pero siempre con estilo, siempre con gracia.

L.- Cuando hablas de la legendaria teatralidad de los canarios -dice el texto promocional en la web del Leal-, ¿a quién te refieres? ¿Pensamos en un modelo tipo Manolo Vieira o en Manolo el Gomero, Antonia San Juan, Pinito del Oro...?

A.- Hablo de mi madre, que todos los días me dice que ‘no se ha sentado en todo el día’. Hablo de los que nos quejamos todos los días del calor, o del frío, o de la calima, hablo de los que sufrimos por encima de nuestras realidades y sobre todo hablo de cómo aquí le sacamos punta a la realidad para llevarla a la comedia, en cada bar, en cada mesa, en cada “¡oh! ¿Qué pasó?”.

L.- El objetivo de esta 'obra' es que el espectador se divierta y lo harás con gags, chistes tontos y listos, parodias bien finas y gruesas... ¿no dejas nada para la reflexión?

A.- Jamás he podido hacer un show en el que no incluya algo en lo que creo fervientemente. Está claro que todo está pensado para sacar de cualquier manera la risa, pero 'Déjate de películas' intenta animar a la gente que tanto tiene ahora en la boca eso de “con los tiempos que corren”, que el ahora es este y también puede ser maravilloso si dejamos de compararlo con un antes que ya no existe. Pero vamos, que mayormente son tontadas

L.- ¿Crees que el público que acude al teatro a verte ya sabe qué tipo de humor haces? (Vamos, que si vas a tiro hecho recolectando el público que has ido sembrando estos años atrás) ¿Eso es bueno o malo?

A.- Justo lo hablaba estos días. Tener un público (lo mío me ha costado) para mí es positivo para algo como esto, un estreno. Llevar el material que ya tienes probado y testado a públicos nuevos es muy divertido porque vas más confiado y así te los ganas haciéndoles pasar un buen rato con cosas que sabes que suelen funcionar. Pero para estrenar algo que no tienes idea de si gustará o no, mejor un público que ya te conoce y al que ya le caes bien, que te podrá perdonar alguna cagada.

L.- ¿Es 'Déjate de películas' lo que necesita la cartelera teatral canaria actualmente o estás apuntando a un nicho de mercado (como dicen ustedes los publicistas)?

A.- No sé si lo necesita, pero espero que no le haga ascos porque a falta de unos días para el estreno las entradas están casi agotadas y creo que es una gran noticia para todos. Creo que pueden convivir perfectamente todos los tipos de espectáculos, que siempre habrá sitio para todos en un entorno como el teatro y que la suma siempre es mejor que el elitismo.

L.- ¿Por qué en los peores momentos siempre debe haber comedia? ¿Será cierto eso que dicen de los cómicos, que son los únicos que tienen sentido común?

A.- Supongo que el hecho de que alguien coja la realidad actual y la estire para hacerle perder un poco el sentido es siempre bienvenido por todos los que se tienen que comer esa misma realidad día a día. No sé si es sentido común o simplemente un punto de vista. Compartimos nuestra forma elástica de tomarnos la vida y eso agrada y se agradece, porque encima el resultado es un vómito de tensiones, una risa. Mientras se ríe, en ese instante, no hay problemas, y es más barato que las drogas (dicen).

L.- Abruma a nuestros lectores por favor, ¿puedes enumerar los proyectos artísticos, trabajo y tareas urgentes que tienes encima en estos momentos?

A.- Jajajajaja. Trabajo en una agencia de publicidad (FLECHER.Co) todos los días, actúo cada fin de semana en diferentes salas de las islas, acabo de terminar de rodar tres cortometrajes y nos enfrascamos en breve en dos largos, tengo un proyecto personal para un programa de televisión, presentaré un par de certámenes de cine, alguna fiesta en pueblos, y hay algunos guiones por leer. La verdad que me pillas relajado porque estamos casi en agosto

L.- Para finalizar, la clásica pregunta, ¿y el futuro? ¿Qué grandioso plan tienes en mente para sacarnos a todos de la miseria?

A.- Me encanta que las preguntas tengan más gracia que las respuestas, voy a seguir contestando en serio para llevar la contraria. :D El futuro… últimamente pienso mucho en eso. Por ahora voy a bajar un pistón (¿se dice así?) en ciertas cosas, pararme a escribir un fisco y quiero cerrar tres grandes líneas que debí empezar hace tiempo para no quemarme tanto en actuaciones. Porque el tiempo pasa y ya el foco se refleja demasiado en la coronilla despoblada. Pero como dice mi madre, las cosas, hasta que no salen….

L.- Puedes aprovechar para decir lo que te parezca aquí debajo, ahora que no nos ve nadie

A.- “lo que te parezca” [Sean felices, que de eso vivo].

gravatar

0 Comentarios