covadonga cuerpo

“En Canarias siempre se ha infravalorado su trabajo”

El Día de las Letras Canarias en 2018 está dedicado a la artista multidisciplinar Pino Ojeda. Covadonga García Fierro es graduada en Filología Hispánica por la Universidad de La Laguna, poeta y correctora de textos. Actualmente está realizando su tesis doctoral sobre la homenajeada. Para esta cita, ha coordinado una publicación sobre la creadora canaria y en Lagenda hemos charlado con ella para que nos cuente algo más sobre Pino Ojeda.

.-¿Cómo definirías a Pino Ojeda?
.-Como persona, una mujer que hizo siempre lo que deseaba, sin importar los obstáculos que se encontrase; un alma sensible, honesta y llena de pasión. Como artista, un talento multidisciplinar, arrollador, incansable y con una gran vocación por todo lo que hacía.

.-¿Por qué Pino Ojeda es tan desconocida en el ámbito canario?
.-Indudablemente, porque tuvo la mala suerte de nacer en un tiempo que no era el suyo. Ella fue una mujer adelantadísima a su época, no nos podemos olvidar de que fue la primera mujer en abrir una galería de arte en Canarias; durante los años cincuenta fundó y dirigió la revista ‘Alisio. Hojas de poesía’ en la que publicaron autores destacadísimos como Juan Ramón Jiménez, Vicente Aleixandre, Carmen Conde, Pedro Salinas, Gerardo Diego, entre otros; llegó hasta Laponia con sus lienzos bajo el brazo para exponerlos; fue finalista de los premios Adonais de Poesía y Nadal de novela, entre otros muchos. Aun así, en Canarias, por el hecho de ser mujer, siempre se ha infravalorado su trabajo. Hay nombres masculinos de la literatura canaria que han logrado la mitad de cosas que Pino Ojeda y han tenido el doble de reconocimiento. Por eso me alegra tanto que la sociedad canaria esté evolucionando y por fin demande de las instituciones el justo reconocimiento que merecen las artistas y escritoras de las islas.

.-Durante su vida tuvo contacto, como comentas, con figuras importantes de la cultura a nivel nacional e internacional. ¿Está más valorada fuera de las islas?
.-Creo que ha sido más valorada en el ámbito de las artes plásticas que en el de la literatura. Y digo que es curioso porque, desde mi punto de vista, es mejor poeta que pintora. Los años 60 representaron para ella el reconocimiento a nivel nacional, realizando exposiciones en ciudades como Madrid o Barcelona; y en los años 70, alcanzó la fama internacional. Expuso en países como Alemania, Italia, Suecia, Estados Unidos… Sin embargo, en literatura, a pesar de haber conseguido importantes galardones, ha pasado más desapercibida. Prueba de ello es que hoy en día, exceptuando las recientes publicaciones que han hecho el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Gran Canaria, es muy difícil encontrar las primeras ediciones de sus obras porque ya están descatalogadas debido a que no se han reeditado individualmente.

Hay nombres masculinos de la literatura canaria que han logrado la mitad de cosas que Pino Ojeda y han tenido el doble de reconocimiento.

.-Has coordinado una publicación, dentro del programa del Día de las Letras Canarias, donde se analiza su trabajo en distintas disciplinas del arte y la cultura. ¿Qué nos puedes adelantar sobre esta?
.-Se trata de la publicación institucional que en cada edición del Día de las Letras Canarias edita la Viceconsejería de Cultura del Gobierno de Canarias. Se van a imprimir 3000 ejemplares que se van a distribuir gratuitamente en centros educativos, bibliotecas públicas e instituciones culturales de Canarias. La publicación consta de tres partes; la primera es una crono-biografía, que repasa la trayectoria vital de la autora, el núcleo lo constituyen 5 artículos y la parte final es una antología de textos. Los artículos son los siguientes: sobre la novela de Pino Ojeda, ‘Con el paraíso al fondo’ (única novela y finalista del Premio Nadal en 1954) ha escrito Elsa López; sobre su poesía, conformada por 7 poemarios, Blanca Hernández Quintana; sobre su pintura y escultura Yolanda Peralta Sierra; y sobre su teatro, que es la faceta más desconocida de Pino Ojeda, Kenia Martín Padilla. En cuanto a la revista ‘Alisio. Hojas de poesía’, yo escribí el artículo junto con la crono-biografía y la antología de textos que aparece al final. El objetivo es dar una visión panorámica del trabajo de Pino Ojeda en todas esas áreas. 

 

 

.-¿Consideras que esa publicación puede servir como primer paso para comenzar a rescatar y publicar obra inédita de la autora?
.-En 2016 la familia de Pino Ojeda ya empezó esa labor de rescate. Aprovechando el centenario de su nacimiento, el Cabildo Insular de Gran Canaria publicó ‘Obra poética’, con prólogo de Blanca Hernández Quintana. En 2017, Canarias eBook editó la novela ‘Con el paraíso al fondo’ y el poemario ‘El derrumbado silencio.’

La labor del Gobierno de Canarias y de las articulistas que hemos trabajado en esta publicación viene a continuar esa senda. Creo que la gran aportación de esta edición es, sobre todo, la parte del teatro, porque es la primera vez que podemos leer fragmentos de una pieza dramática suya y un artículo crítico de su desempeño en esta disciplina.

Se la ha nombrado mucho a lo largo de los años, pero casi nadie se ha detenido a observar y a valorar su obra sin prejuicios, dejando que la obra hable por sí misma.

.-¿Qué sorpresas te ha dado el estudio sobre Pino Ojeda? ¿El público puede sentirse igual de sorprendido?
.-Me ha sorprendido su humildad, porque en grabaciones que existen de la autora se nota que tenía muchísimo más talento del que ella pensaba. Ella nunca presumió de que su obra tuviera calidad ni pretendía que nadie la leyera, sino que sencillamente lo hacía porque era feliz con ello. En ese sentido, su humildad intelectual me asombra. Y también, cómo una persona puede brillar tanto en disciplinas tan diferentes y sobresalir en todas por igual. Posiblemente, el único caso similar que conozco es el de Josefina de la Torre.

Creo que el público se puede quedar impresionado con su calidad literaria y pictórica precisamente porque, hasta este momento, el público no ha tenido la oportunidad de contemplar la obra de Pino Ojeda y detenerse en esa contemplación para valorar su obra con objetividad, con la misma vara de medir con la que se ha valorado la obra de sus contemporáneos varones. Se la ha nombrado mucho a lo largo de los años, pero casi nadie se ha detenido a observar y a valorar su obra sin prejuicios, dejando que la obra hable por sí misma.

.-En la actualidad, ¿hay iniciativas para valorizar y dar a conocer a otras mujeres artistas y literatas?
.-Indudablemente hay un movimiento muy importante en las universidades, no solo en las españolas sino en todo el mundo, y se está empezando a rescatar la obra de numerosas pensadoras, artistas, literatas, críticas, teóricas, científicas, deportistas, investigadoras…, a través de estudios monográficos y tesis doctorales. Creo que es muy importante ese trabajo académico porque la principal fuente es la escritura. Todo lo que queda escrito es lo que permanece, y es necesario que todo ese trabajo quede registrado.

Además, se está elaborando un libro sobre escritoras canarias coordinado por la profesora de Filosofía María José Guerra, la experta en Comunicación Audiovisual Alba Sabina Pérez y la filóloga y experta en Estudios de Género Yasmina Romero Morales. Es un libro de artículos críticos de aproximadamente 20 autoras de la literatura canaria. Para que luego digan que las creadoras no tienen la suficiente calidad…

.-¿Qué obras recomendarías a los lectores de Lagenda?
.-Desde mi punto de vista, los mejores poemarios de Pino Ojeda son ‘Como el fruto en el árbol’ y ‘El alba en la espalda’. No obstante, se puede recurrir a la edición del Cabildo de Gran Canaria ‘Obra poética’, con prólogo de Blanca Hernández Quintana.

Y para recomendar también otras escritoras, para mí la mejor escritora viva en Canarias es Elsa López.

gravatar

0 Comentarios