Edu Lorenzo

"Es algo que no requiere mucho para ser feliz, no necesitas mucha inversión"

Lagenda ya tuvo el placer de entrevistar a Edu Lorenzo en el marco de la edición del DanzaTac de este año. Si en esa primera entrevista nos habló de su trayectoria y del lugar que ocupan las danzas urbanas dentro del festival, en esta ocasión nos contará un poco más sobre el 'breaking' en Canarias y otras cuestiones relacionadas con el movimento.

.-¿Cuál es la presencia de las danzas urbanas en el panorama cultural de las Islas? ¿Y en el extranjero?

Edu Lorenzo.- Ahora mismo estamos en auge, estamos teniendo trimestralmente aproximadamente cinco eventos en todas las Islas. Se está dando un soporte bastante grande con respecto a las danzas urbanas. Evoluciona, entra gente nueva y se dan otros estilos. Está en progresión, pero se puede crear comunidades de bailarines. Una de las propuestas de mejora en las que estamos trabajando ahora es la de traer pioneros de las danzas como por ejemplo PoeOne, que ya se trajo hace un tiempo y fue precursor del break en los 90. Es ‘B-boy’, y ha hecho que aprendamos la visión de primera mano de lo que se vivió en esa época. Supone un entendimiento real y un aprendizaje del viaje.

En el extranjero, la mejora continua, pero queda mucho por hacer. Canarias es un punto geográfica que queda lejos para que vengan personas de la escena. Solo hay un campeonato, dentro de MasDanza, en el que viene gente de la península y del mundo internacional. Por el contrario, el aislamiento provoca un sabor original donde cada bailarín ha formado su propio estilo sin estar bajo las tendencias internacionales. Nuestro principal fuerte es que el aislamiento hace que no estemos tan influenciados y podamos tener nuestro propio estilo. Hay gente que ha salido fuera y ha tenido repercusión. Un 'B-boy' criado aquí, NoStop llegó a semifinales en Suiza.

Lo ideal es que en el futuro haya buenos bailarines canarios en cada estilo, porque el popurrí transgiversa un poco la idea del baile

.-¿Qué  criterios que valoran en las competiciones?

E.L.- En las batallas se valoran criterios como la dificultad, la fluidez, el ritmo, la originalidad y la ejecución; eso sería lo fundamental. Tienes que bailar en torno a esos criterios y eso quita libertad al baile.

Hay tres tipos de mentalidad. El bailarín de salida que lo lleva todo planeado de antemano, ejecuta una coreografía. No es la más apropiada en mi experiencia, aunque todos hemos pasado por eso, todo el mundo empieza por ahí. Luego están los bailarines que establecen los 'sets'; toda la gente que trabaja estilos urbanos tiene que tener estas recetas, pequeñas agrupaciones de pasos a los que los ‘Bboys’ acceden y luego incorporan estilo libre. Dentro de ese estilo libre ya vas metiendo recursos. Los 'sets' son como chuletas, te permite cubrir un rango mayor de salida, se aprovecha el factor sorpresa y es muy nutritivo. Si tienes el 'set', te va a funcionar y al mismo tiempo puedes bailar libremente. Es la más adoptada por los ‘B-boys’ que sobre todo compiten y viven de eso. La tercera mentalidad es la mejor, pero necesitas tiempo para llevarla a cabo y es complicado, que es el ‘free style’. Ir sin nada en la mente e improvisar totalmente. Antes de bailar no tienes una concepción previa de tu cabeza, solo vas utilizando recursos a medida que vas bailando. Un bailarín que solo se dedique al ‘free style’ es muy complicado, pero es el más que se disfruta. Te permite estar más en armonía con la música, dentro de la escena. La música la pone el Dj siempre, es el rey de la fiesta, marca las normas, es el que más peso tiene.

Lo ideal es que en el futuro haya buenos bailarines canarios en cada estilo, porque el popurrí transgiversa un poco la idea del baile. Y al final no consiguen sacarle partido a los distintos estilos.

Por eso es tan importante que se hagan ‘cyphers’ y ‘soultrains’, para que no se pierda el punto de que todo el mundo puede bailar.

.-¿Es importante tener determinadas condiciones físicas para realizar danzas urbanas?

E.L.- Las facetas de la competición se están cargando ese aspecto de que todo el mundo pueda bailar, de que sí que hay que trabajarlo mucho. El ‘cypher’, el corro, el compartir, en esa finalidad todo el mundo puede bailar y el baile se adapta a tu cuerpo. Incluso si tienes una limitación física, te podrá ayudar a destacar tu propio estilo. Por eso es tan importante que se hagan ‘cyphers’ y ‘soultrains’, para que no se pierda el punto de que todo el mundo puede bailar.

.-¿Cuáles dirías que son las aportaciones  de practicar las danzas urbanas?

E.L.- Aporta creatividad, mucha creatividad, libertad. Es algo que no requiere mucho para ser feliz, no necesitas mucha inversión; comunidad, amistades; posibilidades de viajar, es un mundo social muy abierto. Cultura sobre todo. Me lo ha dado todo. Te relaciones con artistas diversos, no solo con el baile si no con todo lo que abarca y se relaciona. La comunidad actúa por reflejo, lo bueno.

Nosotros tenemos que cambiar esa visión negativa, el movimiento no es así.

.-¿Crees que es un mundo cerrado?

E.L.- Tienes que ir a los sitios indicados. Es verdad que tienes que ir a buscarla pero cada vez más se busca que llegue a mayor cantidad de público.

.-¿Consideras que el hip hop, el break dance, el popping y el locking o el new style mantienen un estigma por su origen callejero?

E.L.- Ese estigma es una visión provocada que nosotros tenemos que cambiar porque realmente esto no promueve esa visión negativa, al revés; eso fue lo que sacó a las gentes de las pandillas y de los guetos, lo que es la cultura del ‘djing’ y el baile, esa gente dedicó su tiempo al baile en lugar de a delinquir. Los medios de ‘desinformación’ de esa época y la correspondiente evolución ha ido transgiversando la intención inicial de las danzas urbanas, que fue sacar a las gentes de esas condiciones. Nosotros tenemos que cambiar esa visión negativa, el movimiento no es así. PoeOne, por ejemplo, tiene una marca, un proyecto, Civilian Issue, cuyo objetivo es sacar a gente sin recursos como ‘B-boys’ profesionales.

.-¿Cómo afecta el 'revival' de los 80 a las danzas urbanas hoy en día?

E.L.- Total, cuanta más conexión con esa década más lo favorece. En agosto cumplió años el 'breaking', el nacimiento del hip hop hace 40 años. Es un canal de conexión. 'Beat Street', es una muy buena película para acercarse y entender el movimiento y de cómo se originó. Está dentro de las Olimpiadas Juveniles, se está considerando como deporte. ‘Breaking’ es el movimiento cultural, ‘break dance’ es el nombre comercial que se le ha dado a diferentes estilos.

CROM-ENDACIONES

'Beat Street' (1984)
'The Freshest Kids: A History of the B-Boy' (2002)
'Style Wars' (1983)
'The Get Down' (2016)
'Hip Hop Evolution' (2016)
'Gatra' (2017)

 

gravatar

0 Comentarios