Javitxuela

"En el caso de Manuela nuestra aportación fue decisiva"

Javitxuela, ilustrador, pintor y activista, es conocido, entre otras cosas, por su icónica ilustración 'Manuela Catwoman' y por trabajar en el popular blog feminista de Barbijaputa. Siempre en el ámbito de la acción política, entre sus trabajos más reconocidos se encuentran la campaña contra la reforma del aborto de Gallardón, la revista 'Proyecto Kahlo' o su participación en los movimientos de desborde gráfico, una iniciativa que participó en las "candidaturas del cambio" (Madrid y Barcelona) y que se documentaron en 'Y al final... gamamos las elecciones: El Libraco'.

Aprovechando que vuelve a su Tenerife para exponer en el lagunero Café Vórtice, Lagenda se ha encontrado en el camino de Javitxuela y esto es lo que nos ha contado.

 

.- ¿Conoces a Barbijaputa? ¿Crees que alguna vez será pública su identidad? ¿Cómo valoras, especialmente como activista público, el uso de pseudónimo en este caso? ¿Crees que sería más difícil mantener este discurso si se hiciese desde una identidad 'pública'?

.- No personalmente. Hablamos solo vía correo y casi exclusivamente de los textos que trabajamos juntxs. Por lo que sé de ella no creo que le interese revelar su identidad, por motivos de seguridad básicamente. Sé que recibe sistemáticamente amenazas muy explícitas. El activismo feminista genera odios radicales, a mí también me insultan cuando mis ilustraciones tratan el tema.

En relación a Barbi, creo que su discurso tendría exactamente la misma fuerza si saliera del anonimato, como lo tiene el de Irantzu Varela, Beatriz Gimeno o Anita Botwin. Pero entiendo que no le apetezca nada hacerlo.

.- ¿Qué es eso del desborde gráfico? Sin falsa modestia ¿cómo valoras la participación de este movimiento en las llamadas ‘candidaturas del cambio’ (Madrid y Barcelona, principalmente)? ¿Y en general, cómo valoras la capacidad de arte actual de influir y cambiar la sociedad?

.- En las elecciones municipales de 2015 un grupo de creativos se unió para dar un empujón a la candidatura de Ada Colau de manera altruista al margen de la campaña oficial. En Madrid, donde tenían una candidata perfecta pero desconocida para mucha gente, se imitó el sistema y pronto se contagió una ola de ilusión entre artistas de toda España que nos unimos para aportar lo que podíamos a ambas candidaturas. El caso de Manuela era idóneo porque reunía todos los requisitos para despertar entusiasmo, y enfrente tenía a la antagonista perfecta ejerciendo el rol de villana: Esperanza Aguirre. Se creó un grupo en Facebook y ahí volcamos todas nuestras ideas a modo de brainstorming, y cada aportación empujaba al resto a seguir creando y compartiendo. A esto se le llamó El Desborde, un momento de exaltación creativa en la que encontrabas canciones, proyecciones en fachadas públicas, videomontajes e ilustraciones de tremenda calidad y en tiempo récord. Y uno de los factores más importantes es que se trató todo de una manera bastante propositiva: se puso el foco en por qué Manuela era una buena opción, y no tanto por qué los contrarios no lo eran, fue una novedad en la política de este país.

El activismo feminista genera odios radicales, a mí también me insultan cuando mis ilustraciones tratan el tema

Personalmente, creo que en el caso de Manuela nuestra aportación fue decisiva, como reconoció ella misma la noche de las elecciones. Ada ya era un personaje público gracias a la PAH y tenía el reconocimiento que merecía, pero Manuela necesitaba una campaña potente y los movimientos de liberación gráfica de Madrid y Barcelona se la dieron.

Conseguimos recoger todo este proceso en el libro 'Y al final... ganamos las elecciones', que, una vez más, fue posible gracias a la gente. Lo apoyaron 502 mecenas en una campaña de crowdfunding y el libro vio la luz en verano de 2016.

 

 

.- Supongo que serás un defensor del activismo dentro del arte ¿Existe arte más allá de la política -por sí mismo, o trayendo la frase hecha 'por amor al arte'- o debe estar siempre supeditado como instrumento de cambio, es decir, al servicio de la política?

.- Defiendo y disfruto el arte que se compromete políticamente y aspira a ser vehículo de cambio, pero respeto el arte que busca la plasticidad sin más. Habría que concretar si esta segunda opción no es también política, porque para mí la ausencia de interés por la política es en sí un acto político.

El caso de Manuela era idóneo porque reunía todos los requisitos para despertar entusiasmo, y enfrente tenía a la antagonista perfecta ejerciendo el rol de villana: Esperanza Aguirre

.- ¿Tienes referentes, como ilustrador, de artistas que no estén 'alineados' con tus posicionamientos políticos, por ejemplo, como ilustrador de blogs o viñetista?

.- No sabría identificar qué artistas están 'alineados' con mi ideología política. En cuanto a viñetistas admiro a Flavita Banana, El Roto o Miguel Brieva, pero no sabría decirte si están alineadxs conmigo. Si la pregunta es si conozco viñetistas con talento y de derechas la respuesta es no. Supongo que hacer sátira desde el lado privilegiado de la sociedad no tiene mucho sentido. No la necesitan.

.- ¿Qué podemos esperar en esta exposición en el Café Vórtice? ¿Hay algún hilo conductor concreto  para la misma?

.- Para esta exposición recopilé ilustraciones de temática feminista que he publicado en los últimos 4 años, algunas en Proyecto Kahlo, otras en el blog de Barbijaputa y alguna personal que tuvo repercusión en redes sociales. He añadido también dos cuadros de una nueva serie que se llama 'Riot girl'. Será una colección de retratos de mujeres en manifestaciones. Tal y como dice Yolanda Domínguez, es hora de dejar de retratar a la mujer como sujeto pasivo, una figura lánguida y abúlica, y mostrarlas en situaciones de empoderamiento. Que las musas griten y peleen en lugar de quedarse acostadas en el suelo en poses imposibles y poca ropa.

.- ¿Cómo ha sido tu trayectoria vital y artística hasta llegar a tener un 'nombre'? ¿Ha sido fácil, o más de lo esperado? ¿Al revés? ¿Hay esperanza para el artista gráfico y se puede vivir de esto? ¿Qué consejo le darías al que empieza?

No tengo mucho consejo que dar. Sólo que no sean puristas, que no piensen que para pintar hace falta dominar la técnica como Paula Bonet. Que cuenten lo que necesitan contar con la técnica que puedan, que copien a otros artistas, que calquen si quieren, pero que no dejen de transmitir su mensaje por falta de recursos técnicos.

Si la pregunta es si conozco viñetistas con talento y de derechas la respuesta es no

Y sobre mi trayectoria, la verdad es que no hubo un momento en el que pensara que me iba a dedicar a esto. Empecé haciéndolo para expresar lo que pensaba sobre la actualidad, usando mis dibujos como vehículo para encauzar mi indignación. La ilustración contra la reforma de la ley del aborto de Gallardón primero, y luego la de 'Manuela Catwoman' me dieron un empujón de popularidad, y fue a partir de entonces cuando empecé a planteármelo como modo de vida, aunque de momento ninguna publicación me ha contratado de modo permanente, no sé si Lagenda necesita algún ilustrador en plantilla.

gravatar

0 Comentarios