'Siempre quise ser pirata'

Ida Susal ha sido seleccionada recientemente para participar en la iniciativa AIEnRUTa. Un programa que a través de la AIE, Sociedad de gestión para intérpretes y ejecutantes, y  que cuenta con la colaboración de diversos medios y entidades, promueve la movilidad de las bandas de diferentes comunidades, potenciando la música en directo y promocionando la cultura, así como los proyectos de bandas noveles. 

Quedamos con Julia Botanz, voz cantante de este proyecto, para que nos contara algo más sobre esta feliz noticia y ahondar un poco más en la trayectoria de la banda 

Lagenda. No es nada fácil entrar en la selección de AIEnRUTa, ¿A qué crees que se debe la selección de tu proyecto? 

Julia Botanz.- Es complicado, a pesar de ser una banda muy desconocida en la península y lo difícil que es ser seleccionado por el programa, por lo visto hubo personas en el comité de selección que conociendo previamente nuestro disco-libro 'caraAcaraB', apostaron totalmente por nuestro proyecto. Así que súper agradecida por la oportunidad y orgullosa de los logros de nuestro trabajo!

Aún así el trabajo continúa, porque no te lo dan todo hecho, hay que contactar con los establecimientos, elegir en cuales, de una lista de 200 posibles, quieres tocar. Negociar con ellos porque en la mayoría de sitios hay que pagar el alquiler de la sala... pero ya está casi todo listo 

L.- Entonces, ¿ya tienes tu hoja de ruta?, ¿sabes dónde vas a tocar? 

J.B.- Sí, casi todo será en Andalucía, y alguna incursión a Madrid y también a Barcelona, donde llevamos casi dos años sin actuar, y sabiendo además que tenemos buen público allí. 

L.-¿Llevarás nuevo disco a la gira?¿Está ya agotado el discolibro 'caraAcaraB' que tanto buen rollo nos trasmitió?  ver reseña Pólvora Canaria 

J.B.- Pues está casi agotado. Ten en cuenta que sólo en el crowdfunding se vendieron unos 300 discos de 1000 y que ha sido en actuaciones en locales, o en la gira furgonetera de verano cuando hemos ido vendiendo el resto. Para el futuro tenemos pensado una reedición más corta de ese disco pero en una versión más asequible, en sobres para llevar de gira con nosotros. 

La nueva gira se llama 'Girar la Primavera' y tocaremos temas nuevos, serán sobre todo canciones del nuevo disco en el que ya estamos metidos los cinco, y del que te puedo adelantar que algo tendrá que ver con los piratas. 

L.- ¿Piratas? Vaya, ¿y se diferenciará mucho de tu anterior trabajo?¿Seguirás en la misma línea de composiciones? 

J.B.- De pequeña siempre quise ser pirata. Después quería hacer de todo, pero nunca imaginé ser cantante. Mi primer disfraz fue de pirata. Ocurrió una de esas coincidencias mágicas con un par de temas 'Pirati', y una nueva composición que a mi compinche, Nadir, le recordaba a una canción de piratas. Vimos que sobre la melodía de una se podía cantar la otra. A partir de ahí vuelve a surgir la idea de conceptualizar el nuevo disco. 

Creo que lo primero en mis canciones es la historia que cuentan, independientemente de la letra y de la estructura. Si hace falta otra estrofa musical porque la letra no me llega, la incluyo sin más. Pero cuando las canto sé que no estoy sola, no es difícil sentirse identificado. 

Será un hijo del disco anterior, creímos que seguir el patrón del primer disco podría ser una buena idea. El repertorio está clarísimo. Queremos volver a dividirlo en dos caras y volver darle el concepto fiestero, también con la idea de que vuelva a tener ese aire de libro ilustrado, y además estamos trabajando en forzar un poco más la interpretación escénica de las canciones en vivo. Me encanta la idea de que sea como música ilustrada. 

Me encanta la idea de música ilustrada. 

L.- ¡Qué divertido! ¿Y esto cómo se consigue?

J.B.- Disfrutando como niños mientras componemos y ensayamos. Animando al juego, y al teatro en los conciertos para que el público pueda participar con nosotros en estos momentos de juego y aventura. El trabajo en grupo está siendo muy creativo. De hecho intentamos abandonar nuestros perfiles musicales para aventurarnos y jugar con el sonido. Con esto conseguimos que por ejemplo una de las canciones suene como si se tocara desde el fondo del mar. Habrá muchos paisajes en este nuevo disco. Con esta nueva formación no ha hecho falta tirar de colaboradores externos, de momento. Estamos haciendo brillar las canciones en conjunto de una forma mucho más personal. 

L.- Ida Susal tiene una intensa energía en vivo. El público te canta, te baila, te habla... 

J.B..- Incluso me lloran y se inquietan con las canciones. Sí que tengo claro que la parte teatral de Ida Susal es significativa y más que importante. Queremos que incluso la intérprete de signos que colabora en los conciertos tenga más peso escénico y que no falten los bailitos. Mi teatralidad es bastante natural, no tengo que forzar ese sentimiento porque la intencionalidad de las canciones me lleva a ello.

Mi teatralidad es bastante natural, no tengo que forzar ese sentimiento...

L.- Supondremos que tus canciones son parte de tu experiencia personal...

J.B.- Sí. A veces digo eso de que "tengo una amiga a la que le ocurrió esto... ", pero creo que ya todos sabemos que esa amiga soy yo. Otras veces son canciones políticas con las que me siento representada. Pero no me siento sola cuando las canto. Hay mucha retroalimentación.

 L.- Entonces, esa forma de hacer que el público participe... ¿es intencionada? 

J.B.- Totalmente. Hasta el punto de que nos encanta dejar pasar al público al escenario. Que puedan participar en un vino y un brindis, que no faltan en nuestros conciertos. Para nosotros es un lujo esa participación. Hasta el punto de que hemos hecho un tema que los homenajea en el que pueden cantar y hacer su propia canción. 

L.- ¿Y no tiene algo de terapéutico todo esto que nos cuentas?

 J.B.- Una amiga me dijo que nuestros conciertos son reiki. Y fíjate que todo es cien por cien natural, antes de cantar siento emoción, no nervios, para mí subirme al escenario es una situación exageradamente cómoda. Y es una catarsis que no vivo en primera persona ya que el proyecto está totalmente hecho para el público. La magia que intento ofrecer en los conciertos no funcionaría sin la audiencia. Soy una persona muy entregada, y ocurren situaciones muy fuertes, como cuando no te basta con pedir perdón, y tienes que sentirlo.

subirme al escenario es una situación exageradamente cómoda

Cuanto más exteriorice el público sus emociones mejor sale el directo. Todo es muy energético y tiene un punto bastante espiritual. Con Nadir hay una conexión tremenda. Nos damos cuenta de que ocurren cosas extrañas y nos gusta que ocurran.

L.- ¿Prestas atención al público cuando actúas?

J.B.- Sí, y  me encanta disfrutar de sus caras, saber lo que está ocurriendo al otro lado. A veces he visto a gente entre el público que se ha sentido emocionalmente incómoda. Pero no creo que sea eso lo importante. Yo intento no recrearme en las incomodidades y conseguir que el público se quede con la parte constructiva de las canciones. Esta misma filosofía es la que llevo al disco. Hago una canción y me quedo con ello, intento resolver conflictos. De la misma forma que en los conciertos, los discos deben tener un fondo positivo, y cada canción un filtro emocional. Soy muy consciente de lo que mueve dentro del público cada uno de los temas.

 


Nueva formación, nueva gira, nuevo disco,… Habrá que estar atentos. Por eso Julia, antes de despedirnos nos emplaza para el concierto de inauguración de ‘Girar la Primavera’, que será en Tegueste, el 26 de febrero, cuya recaudación irá íntegramente a recaudar fondos para el nuevo disco. No fallen.

gravatar

0 Comentarios