yaiza mundo yasta

Visita a Mundo Yastá

Mundo Yastá es una serie de viñetas que surgen de algo tan natural como dibujarse a uno mismo en diversas situaciones de la vida cotidiana, más o menos conflictivas. Una actividad que Yaiza Pérez, creadora de este universo unipersonal, comenzó a desarrollar y a dejar crecer: primero enviando los dibujos a amigos por whatsapp, o publicando en su cuenta de facebook o instagram, recabando en todo caso apoyos y feedback, hasta llegar, de un modo casi inesperado, a tener un blog propio en el Huffington Post.
Recopilando esta etapa se inaugura este próximo viernes una muestra antesala, es de desear, a futuros proyectos editoriales de Mundo Yastá.

.- ¿Cómo ha sido tu experiencia, haber llegado a publicar en un medio internacional como el 'Huffington Post'?
.- Llevo casi dos años de bloguera, publicando mis viñetas. Muy bien, todo lo que sea difusión.

.- ¿Te ha sorprendido? Por lo que cuentas, y a los que te seguimos nos consta hasta cierto punto, los orígenes, de una manera espontánea y si muchas pretensiones definidas, no están tan lejos...
.- Todo ha empezado como un hobby y sí, me sorprendió. Alguien que trabajaba en la redacción del Huffington me contactó para proponer las viñetas para publicar, porque ilustradores siempre hay pocos... Gustaron, y desde entonces publico. Y me ha servido, además, entre esto y las redes sociales, para contactar con gente, viñetistas, muy interesantes. Y sí, ha sido bastante inesperado. Di con una herramienta de expresión, que también era un desahogo personal...

Di con una herramienta de expresión que también era un desahogo personal

.- Ese es un elemento importante, porque Mundo Yastá eres muy 'tú', empezando por el aspecto.
.- Sí, es un alter ego. Empiezo a hacer las viñetas a bolígrafo, de una manera muy simple, que me representan, y sigo con el personaje Yastá, que es un reflejo mío, aunque también puede serlo de cualquiera.

.- ¿Pero cuánto hay de tuyo en Yastá?
.- Bastante, yo diría un 80%.

.- ¿Y eso ha cambiado con el tiempo?
.-No mucho. A veces sí fuerzo un poco y hago viñetas que representan conversaciones o reflexiones de otros, o cosas que veo, pero mayoritariamente es muy personal. Sigue siendo muy 'yo'. Lo que pasa es que también me da un poco de pudor, al exponerse tanto... Pero es algo que le pasa al que crea, sea música, por ejemplo.

.- Siempre que sea la tuya propia, claro.
.- A no ser que hagas versiones, claro.

.- Ese es un tema delicado en Lagenda, mejor dejémoslo ahí... Volviendo a las viñetas ¿se pueden entender, también, por lo que cuentas, como algo terapéutico?
.- Efectivamente. Es una herramienta de expresión como la escritura o la poesía.

.- Además, una de las temáticas recurrentes es ese mundo de las emociones, no digamos descontraladas, pero sí de esas con las que cuesta lidiar.
.- Así es, hay un toque psicológico y de desahogo, de terapia destinada a conocerse.

.- Y eso es lo que ha funcionado.
.- Al final es que tratas temas con los que todo el mundo se puede sentir identificado, eso es lo que pretendo, porque todo el mundo pasa por épocas de indecisión, de “me tengo que lanzar al vacío”, de “tengo que pasar página”, ansiedad... O todo lo contrario, hace poco hice una más optimista hablando de los 'todavías', una reflexión acerca de los ancianos que están impedidos o son dependientes para muchas cuestiones y pensé que ya tengo una edad, porque acabo de cumplir los cuarenta, pero a la vez pensando en que todavía puedo hacer mil cosas.

- Quizás parte de esa fuerza emocional que tienen las viñetas sea la importancia del (único) color que aparece, ese rojo tan característico. Ya sé que has explicado en alguna ocasión que la elección fue un tanto casual, dado que es el color que usabas para apuntes y demás...
.- Sí, es un poco casualidad, pero también las casualidades a veces son intencionadas. Van movidas por algo que te nace: es casualidad porque empiezo con unos bolis que son los que tenía a mano para mis apuntes, el negro y el rojo...

.- ¿Así que eres de negro y rojo? Sabrás que el mundo se divide en dos tipos de personas, más allá de los que revuelven o no el arroz a la cubana (otra categoría muy importante) están las que usan azul y los que usan negro en los apuntes.
.- Yo soy de negro y rojo. Siempre. Negro para escribir y subrayar con rojo. Es un color que me gusta mucho y que identifico con las emociones, las pasiones, el instinto, las cosas más primitivas del ser humano. Y bueno, las viñetas son humanas al fin y al cabo.

.- Pero es una elección muy potente expresivamente, que luego contrasta con el resto del dibujo.
.- Al ser el dibujo minimalista es una combinación potente. El rojo ahí es el corazón, la sangre.

.- ¿Crees que tiene connotaciones femeninas o feministas? Porque aunque también nos has contado que Yastá, o sus reflexiones, no tienen porqué ser estrictamente femeninas, pero sí tiene una componente importante, empezando por que el único personaje es, evidentemente, femenino.
.- Intencionadamente, no, intento evitar temas excesivamente femeninos, que no feministas, porque yo me declaro feminista. Son emociones con las que también se puede identificar un hombre, porque también padecen las situaciones de las que hablábamos: incertidumbre, obsesión, autoengaño... ¿Qué pasa? Que la figura es femenina, y tengo muchísimas más seguidoras que seguidores, el 80% son mujeres, sí. Yo eso lo achaco a que nosotras somos más dadas a expresar las emociones y a identificarlas, etiquetarlas, enfrentarnos a ellas y ponerles un nombre. A los hombres les cuesta, no sé si por cultura, tradición o educación, pero si se sienten raros, lo dejan ahí: estoy raro. Pero no suelen hacer este análisis. Y las viñetas no son más que etiquetar emociones: unas de una manera más directa que otras. Sabes que hay algo que ocurre, que inquieta y lo expresas. Los hombres suelen ser mas reacios a dialogar con su sensibilidad, aunque no todos son así.

.-¿Cuál es tu boli preferido? ¿Porque tendrás uno favorito, no?
.- Por supuesto. El rojo tiene que ser Tombow, que son como con pincel. Para el negro soy un poco más flexible, pero el que me gusta es el Sierra negro, de toda la vida. Con eso empecé, ahora uso rotulador.

Muchos de mis seguidores son latinoamericanos: de Venezuela, Urugay y Argentina, sobre todo.

.- Para ir terminando, ¿proyectos Yastá?
.- Me gustaría editar un libro el año que viene.

.- ¿Recopilación?
.- Y también con inéditos. Así que después de navidades estoy buscando editorial.

.- Quedan avisados del llamamiento. ¿A nivel nacional?
.- Tendría que ser algo con alcance. Muchos de mis seguidores son latinoamericanos: de Venezuela, Urugay y Argentina, sobre todo.

.- Mundo Yastá sin fronteras, ayudando siempre al necesitado.
.- [Risas] Bueno, la intención terapéutica no es con otras personas, sino conmigo, pero a veces cumplen esa función. O generan discusión y comentarios, porque a veces dejo las viñetas un poco en el aire... y eso me gusta, que sean versátiles.

MUNDO YASTÁ EN LA RED

Yastá publica sus viñetas en redes sociales, como Facebook e Instagram, donde tiene más de 5.000 y 9.000 seguidores respectivamente. Y algunos de estos dibujos son los que selecciona para publicar en su blog de Huffington Post.

 

gravatar

0 Comentarios