Que el ritmo no pare

Si hay una estación propicia para la celebración de grandes eventos musicales es el verano. Afortunadamente, casi siempre se presenta cargado de buena música para el Archipiélago, con una amplia y variada oferta a la que este año se le suma la del festival Elite Club, que tendrá lugar el próximo 13 de julio en el parque cultural Doña Chana, de La Orotava. Organizado por la productora tinerfeña Biko Events, ofrece un apetecible racimo de música alternativa, fusionando todo tipo de géneros, como el jazz, el reggae, el rock, el pop o la música electrónica, todo ello ejecutado por artistas y DJs de prestigio internacional. Aquí va un anticipo informativo de lo que podrás encontrar:

Directo de los Estados Unidos llega Ursula 1000, que no es otro que el multi intrumentalista Álex Gimeno. Residente en Brooklyn (Nueva York), su estilo se ha desarrollado y ha crecido a la sombra de una sofisticada herencia paterna, ya que su progenitor era un conocido miembro de la orquesta latina de los años 50, Los Chavales de España. Pero Gimeno no se ha quedado anclado en el pasado y se atreve, además, con el heavy rock, el punk, el disco, el funk y una electrónica mucho más de su generación, de manera que este versátil artista se mueve suavemente entre múltiples géneros sin dejarse encasillar. Ursula 1000 viaja por el mundo pinchando en lugares como Fabric, The Big Chill Festival, Shambhala y sus residencias en Trophy Bar y The Commodore. Y para poder permitirse una selección más oscura de temas que le entusiasman, hace el programa de radio 'Guilty Pleasures' en Brooklynradio.com. E incluso es posible verlo en eventos y pasarelas de moda como Prada, Issey Miyake, Hugo Boss, Miss Sixty, Fiorucci, H&M, Diesel y Christian Dior. Todo un camaleón de la música que no hay que dejar pasar sin escucharlo.

Le acompañará en escena DJ Telephunken (o lo que es lo mismo, Ernesto Sánchez), personaje clave de la escena dance española gracias a sus residencias en salas de Zaragoza (Morrisey y Cubo) y Madrid (Siroco), y a sus esporádicas sesiones en diferentes clubes de otras ciudades. Su descubrimiento de la cultura dance se produjo durante la grabación del segundo elepé de su anterior grupo, Nothing -del que era cantante y guitarrista- en Londres, y gracias a la visita al club Heavenly Social de la capital británica. Allí vivió en directo una sesión de Jon Carter, quien inmediatamente se convirtió en su DJ favorito y en su modelo a seguir. Su seudónimo nace de la conocida marca de electrodomésticos, aunque ligeramente modificado, creando un juego de palabras entre los conceptos punk y funk. Y su estilo está en la línea de los trabajos de otros afamados DJs como Fatboy Slim o Bentley Rhythm Ace. Una animada fusión de elementos funk, latinos, jazz, raggamuffin, con fondo breakbeat, creada con un equipo muy básico que alberga en su casa, da como resultado un collage musical donde caben recurrentes scratches y samplers extraídos de los lugares y músicos más variopintos, que pueden ir desde Nirvana a Karina pasando por la película 'My Fair Lady' o la serie 'Doctor en Alaska'. Una propuesta muy bailable y optimista.

Más conocido por estos lares es D.WattsRiot, ya que el londinense Dave Watts, que se esconde detrás, reside en la actualidad en Tenerife, donde dirige y presenta el programa de radio 'Ear Conditioning' desde 2006. Watts creció escuchando la BBC y, tras la mudanza de su familia a Toronto, Canadá, descubrió el soul, el funk y los inicios del rap y del hip hop, gracias a las emisoras newyorkinas que se oían en su nuevo hogar. Ya en los 80, de regreso a Londres y a través de su trabajo en Virgin Records, entabló relación con músicos afines como Bad Brains, Iggy Pop, Ben Harper, Ice-T, Les Negresses Vertes Ryuichi Sakamoto. Allí conocerá también a Aki Nawaz, al que más tarde se uniría en Fun-da-mental, primer grupo en visitar Sudáfrica tras el Apartheid. A este crucial viaje se sumarían, con el tiempo, las actuaciones para los refugiados en las áreas de Turquía azotadas por el terremoto, los conciertos en los barrios surcados por las cicatrices de las balas de Sarajevo o la visita a un Beirut posbélico. En la actualidad, prepara su proyecto 'King L Man', el nuevo álbum de Fun-Da-Mental, junto con su trabajo como DJ residente en el Bar Txola de La Laguna, y trabaja como comisario para el festival sueco Clandestino

Por último, de WeAreTrash te contamos que es un nombre que, en apenas unos meses, ya se asocia en Tenerife a la idea de pura diversión. Este proyecto, que empezó con calma y que en apenas un año se ha consolidado, triunfa en Canarias y se convierte en el modelo de fiesta en la que hay que estar, donde se mima al DJ (dejándole, básicamente, que pinche lo que le dé la gana; y es cierto, en Trash suena desde el último trallazo hasta los clásicos recuperados, del dubstep al merengue, de los ritmos más contundentes a guitarras distorsionadas) y se apuesta por el gamberrismo, diversión con respeto pero sin límites. Otra seña de identidad de Trash es la imagen: buen diseño, buenas fotos, buenos vídeos... la demostración palpable de que Trash es un lugar que marca y al que, el que va, repite. De su parte llegan Jessy La Ley (inventor del fenómeno Trash) y El Chico.

Pero no creas que es todo; en el Elite Club 2013 también estarán ENE, Factor Beat y Marcos Rodríguez, y, además de con la música, podrás recrearte con la exposición de fotografía, el arte contemporáneo, las nuevas tecnologías... Todo a un precio único de 10 euros, que se convierten en unos increíbles 5 euros para los 500 primeros avispados que corran a por ellas. No te quedes atrás.

gravatar

0 Comentarios