Mikel Erentxun

Mikel Erentxun está de moda

Vivimos tiempos en los que la industria musical en todo el planeta busca paisajes bucólicos, cantantes modernos de lánguida actitud, videoclips con naturalezas nítidamente desenfocadas, guitarras acústicas y letras placenteras y complacientes. Una época dorada para el pop en la que se rescatan ideas que no fueron lo suficientemente explotadas en décadas pasadas. Es tiempo de recuperar leyendas y de reivindicar la figura de Mikel Erentxun, y la trayectoria de un músico que a día de hoy es una reconocida influencia de cantautores, propuestas indies y artistas contemporáneos.

Hablar de Mikel Erentxun es contar la historia del pop español de las últimas décadas. Sin su nombre no es posible hablar de aquellos Duncan Dhu que tanto triunfaron en los ochenta, que tanto se recordaron en los 90 y que se convirtieron en grandes himnos generacionales. Buenos recuerdos de grandes temas, firmados junto a Diego Vasallo, como ‘En algún lugar’, ‘Cien gaviotas’, ‘Esos ojos negros’, ‘Una calle de París’, ‘La casa azul’ o ‘Mundo de cristal’, amén de su recordadísima versión ‘Jardín de rosas’ del clásico del country ‘Rose Garden’ que popularizó Lynn Anderson allá por 1970.

Pero Mikel Erentxun va más allá, su gusto por las grandes canciones no queda en anécdota, en 1992 con su primer disco en solitario, con el que vendió la friolera de más de 260.000 copias, ‘Naufragios’, se atrevió con otro clásico del pop, ‘There's a light that never goes out’ de The Smith, que de forma solvente convirtió en su coreado ‘Esta luz nunca se apagará’, en un proceso en el que el vocalista llevaba al mainstream patrio un éxito del indie británico. Eran tiempos en los que no había concursos de talentos y la industria musical todavía tenía algo de buen criterio, ajeno a la fría rentabilidad de posteriores producciones del pop en español.

Los temas de Erentxun nunca han quedado muy atrás y sus composiciones siempre han tenido cierto aire soñador y bucólico, rescatando sonidos del folk irlandés como en la fantástica ‘A un minuto de ti’ de inolvidable falsete. Canciones nunca demasiado producidas ni excesivamente comerciales, los temas de este donostiarra nacido en Caracas buscan un refugio indie que todavía sigue cultivando gracias a colaboraciones como la que se atrevió a firmar recientemente junto a Maika Makovski en ‘Cicatrices’.

Con ‘El abrazo del erizo’, ‘Acróbatas’ y ‘Te dejas ver’ Erentxun siguió recorriendo un duro camino en solitario, facturando buenos temas como ‘No pido nada más’, ‘Suelta las riendas de mi corazón’, ‘¿Quién se acuerda de ti? en una trayectoria de pocas alegrías.

A partir del 2001, con la disolución oficial de Duncan Dhu, el vocalista continuó editando unos pocos trabajos, ‘Ciudades de paso’, ‘El Corredor de la suerte’ y colabora con propuestas de moda (Dani Martín, Amaral…) que dan un pequeño empujón a su trayectoria. Una buena costumbre que sigue cultivando desde entonces y hasta el día de hoy.

Junto a Las Malas Influencias graba ‘Detalle del Miedo’ un disco complicado que resuelve en sus siguientes ‘24 golpes’ y ‘Eléctrica PKWY’.

Con ‘Corazones’, ‘Corazón salvaje’ y sobre todo en su más reciente ‘El Hombre sin Sombra’, editado este mismo 2017, Erentxun vuelve a colocarse en el punto de mira y deja ver su perfil de cantautor atípico y personal, firmando buenas composiciones como ‘El amor te muerde los labios al besar’, ‘Libélulas’ o ‘Tienes que ser tú’. Además de volver con ‘Y sin embargo te quiero’ a retomar las grandes melodías que nos retrotraen a aquellos buenos tiempos de Duncan Dhu.

El artista estará el próximo sábado 2 de septiembre en el Auditorio Teobaldo Power de La Orotava, dentro del ciclo de conciertos La Orotava Suena 2017 presentando los temas de su último trabajo ‘El hombre sin sombra’. Las entradas, desde 10 euros, se pueden comprar online a través de la plataforma Tomaticket, físicamente en Casa Valladares y Tiendas Carolina Boix y a través del whatsapp 686 47 93 88.

gravatar

0 Comentarios