Circo del Sol: Quidam

La joven Zoé está aburrida; sus padres, distantes y apáticos, la ignoran. Su vida ha perdido todo significado. Tratando de llenar el vacío de su existencia, se deslizará dentro de un mundo imaginario - el mundo de Quidam - donde se encuentra con personajes que le animan a liberar su alma.

Quidam significa 'persona sin cabeza', un transeúnte sin nombre. Una figura solitaria en una esquina, una persona que pasa corriendo y es absorbida por la multitud. Podría ser alguien, cualquiera. Alguien que viene o que va en el corazón de nuestra sociedad anónima. Un miembro de la multitud, uno de la mayoría silenciosa. El que grita, canta y sueña dentro de todos nosotros. Éste es el quidam, a quien este espectáculo permite hablar. Este es el lugar que nos llama para soñar y formar relaciones genuinas donde todos los quidams, proclamando su individualidad, pueden finalmente salir del anonimato.

El Circo del Sol ofrece un show completamente diferente a 'Alegría'. 'Quidam' -en español, persona sin cabeza- llega a la isla con 45 acróbatas, músicos, cantantes y personajes de 25 nacionalidades diferentes que actuarán sobre un montaje de 700 metros cuadrados. A esto hay que añadir la puesta en escena de una banda sonora interpretada en directo durante el espectáculo por seis músicos, tocando instrumentos como el violín, percusiones, saxofones, guitarras clásica y eléctrica y teclados.

Serán innumerables los números de acrobacia y de baile que se podrán disfrutar en la función, como contorsión aérea en seda, banquine, diabolo, la rueda alemana, balanceo en mano, comba, telarañas humanas, estatuas, aros aéreos y diversos tipos de malabares. Asimismo, uno de los números contará con un payaso y con la participación de la audiencia.

Disfraces y escenario

Quidam es el primer espectáculo que usa la ropa del día a día - aunque adaptada - en sus actos acrobáticos. Los colores rotos utilizados para los trajes, de tonos azules a rosa, crean un efecto dramático y añaden un toque sombrío a la atmósfera general del show . El material básico utilizado para casi todos los trajes es lino, un tramo de nueva innovación que les da un aspecto desgastado. Otros materiales utilizados son cuero, yute, crepe de lino, lana, terciopelo y hasta 42 tipos de algodón. Hay aproximadamente 250 trajes, 500 accesorios de vestuario y de 200 a 300 pares de zapatos en Quidam, y alrededor de 2 a 7 trajes por artista.

Evocando una estructura monolítica como una estación de tren o aeropuerto donde la gente constantemente va y viene, el conjunto minimalista está dominado por un arco gigante. La planta, construida a partir de placas metálicas perforadas, se ilumina de arriba a abajo y parece a veces metálico, a veces incandescente. Los cambios en la iluminación - contrastes de colores, ángulos y rayos de luz - pueden transformar al instante el estado de ánimo de una escena de la comedia a la tragedia. El escenario giratorio refleja un siempre cambiante e impredecible mundo.

Personajes

Zoé es una niña normal. Se encuentra muy aburrida y es bastante curiosa, por lo que anhela la diversión y la emoción que cree que se encuentra fuera de su alcance.

Padre, perdido detrás de su periódico y cómodamente instalado en su guarida, finalmente abrirá los ojos para encontrarse a sí mismo entre sus familiares y seres queridos, una vez más.

Madre, sintiéndose alienada, pronto redescubrirá la sensación intensa de estar viva a través del dolor y el coraje, el juego y el amor.

John, con su peinado trágicamente repuesto, es un tipo diferente de maestro de ceremonias. Es misterioso y encantador: parte personaje de la televisión y parte maestro sustituto con su propio plan de lección renegado, un circunvalador en un misterioso viaje.

La Diana, gracia en movimiento, elige vivir en el espacio vacío presente y ausente al mismo tiempo, un compañero de la niña perdida por un rato.

Boum-Boum es agresivo y está en buena forma física. Sin embargo, no tiene vida. Tanto es así que su cuerpo solo vive porque su alma se niega a salir de él.

El Payaso trae una visión contemporánea de 'hacer el payaso'. Con subversivos y locos números en los que participa la audiencia, cuenta su propia historia trayendo a Quidam el alegre, burlesque y liberado lenguaje de los payasos. Este mundo colorido, descarado y loco nos recuerda que el circo es siempre un espectáculo universal.

El Aviador tiene alas esqueléticas, pero no se ve del todo listo para despegar. Tal vez él no sabe que tiene alas. Tal vez él lo sabe, pero no puede volar. Tal vez, como Ícaro, que ha intentado y fracasado. O tal vez simplemente quiera escapar de este mundo y sus problemas.

Quidam es un espectáculo asombroso y majestuoso, algo común en las presentaciones del Circo del Sol. Es un show pensado tanto para niños y jóvenes, como para adultos, pero el precio de las entradas se antoja un poco desorbitado especialmente en estos tiempos difíciles que corren. Sin embargo, esta compañía se caracteriza por la satisfacción casi unánime de su público al salir de la función, por lo que la diversión y el pasar un buen rato en familia estará garantizado.

 

 

gravatar

0 Comentarios