Aires de Cuba: una expo celebratoria

En 2004, la inesperada llamada telefónica a Galería Artizar de Manuel Mendive desde Benin, donde se encontraba, interesándose por una obra suya que en aquel momento se exponía, fue el comienzo de una relación profesional con el maestro de Manto Blanco que ha convertido a la galería en la principal representante de su obra en España, con la exhibición de tres exposiciones individuales, la muestra de su obra en ferias de arte españolas y la activa colaboración de Artizar en los proyectos de Mendive en nuestro país. Este privilegiado vínculo con uno de los principales artistas cubanos fue abriendo las puertas de la galería al arte de la isla caribeña y desde entonces, además de Mendive, las obras de Wifredo Lam, José Bedia, Los Carpinteros o Santiago Rodríguez Olazábal, han podido contemplarse en las paredes de la galería.

La exposición

'Aires de Cuba' tiene algo de celebratorio: por los nuevos aires que desde las postrimerías de 2014 han empezado a soplar en la Isla, pero también porque se cumple un lustro de la exposición 'Son cubano', punto de partida de la singladura de Galería Artizar hacia el arte de la que fuera considerada por los canarios “octava isla” (en el siglo XX  ese atributo pasaría a aplicarse a Venezuela,) y que se ha convertido, dada la extraordinaria vitalidad del arte cubano, en una de las áreas  más apasionantes del proyecto Artizar. Un proyecto que, por cierto, estos días ha recibido un importante acicate, al confirmar el Consejo Nacional de Artes Plásticas de Cuba  la invitación oficial al escultor canario Carlos Nicanor para intervenir en el proyecto de arte contemporáneo 'Detrás del Muro II', integrado en la Duodécima Bienal de La Habana que se celebrará del 22 de mayo al 22 de junio de este año.

Los artistas

Santiago Rodríguez Olazábal (1955) nació en La Habana, donde vive y trabaja. Inició estudios artísticos que no concluirá en la Escuela Superior de San Alejandro, comenzando su labor expositiva en 1983. Desde entonces ha realizado más de cuarenta exposiciones individuales y participado en numerosas colectivas en distintos países. La poética de la que se nutre la obra de Olazábal, como las de Mendive, Bedia o Belkis Ayllón, está enraizada en los cultos del sincretismo afrocubano. Las reglas y deidades que son evocadas en sus obras o que orientan la sustancia de sus mensajes, transmiten al espectador el ritual, las circunstancias y los símbolos que los identifican. Por eso sus trabajos, en cualquiera de sus soportes, dibujo, pintura, escultura o instalación, convierten la experiencia de su obra, tan esencial y somera en sus medios, en un encuentro con el lenguaje primordial del arte.

René Peña (1957), nacido en La Habana donde vive y trabaja, su afición a la fotografía se remonta a la infancia. Graduado en lengua inglesa por la Universidad de La Habana, empezó su actividad artística a finales de los 80 captando con su cámara, como señala Omar Pascual, “la precariedad de la visión inmediata de su contexto. “Realmente nunca hablo de mí”, deberá aclarar, sus fotografías “son sólo un pretexto para hablar de los otros, de esos seres comunes y corrientes de los cuales yo me siento paradigma”. Peña transita por territorios como la negritud, la identidad, la ambigüedad sexual o la influencia del consumo y el mercado, y su obra se encuentra ya presente en varios museos e importantes colecciones de fotografía de América y Europa.

The-Merger no es exactamente un grupo o un colectivo, sino un proyecto de espíritu warholiano constituido en empresa artística, una marca creada en 2009 por tres singulares creadores cubanos: Mario Miguel González 'Mayito' (1969), nacido en Holgín, activista cultural y creador autodidacta, fundador del Taller Estudio 61; Niels Moleiro Luis (1970), nacido en La Habana, fotógrafo y pintor autodidacta; y Alain Pino (1974), nacido en Camagüey y formado en el Instituto Superior de Arte de La Habana. The-Merger rebasa el concepto de estudio de artista para funcionar como una verdadera factoría en la que la idea evoluciona desde sus primeros bocetos hasta convertirse en objeto y transitar por los espacios de circulación artísticos hasta su destino final. Las acuarelas con las que están presentes en Aires de Cuba pertenecen a dos de sus procesos creativos más conocidos: 'La cuchilla cubana', variaciones de usos imposibles o irónicos de una navaja suiza de bolsillo, y 'Remember', cabeza de mujer afrocubana  tocada de lápices de memoria (pen-drive) ensartados en el cráneo.

Jairo Alfonso (1974) nació en La Habana y actualmente vive y trabaja en Nueva York. Recibió su formación entre 1993 y 1998 en la Escuela Nacional de Arte y el Instituto Superior de Arte de La Habana. Su primera exposición data de 1992, habiendo realizado hasta la fecha quince muestras individuales y participado en numerosas colectivas dentro y fuera de Cuba. Dibujante extraordinario, preciso y obsesivo, ha integrado en los últimos años el vídeo en su discurso. La participación de Jairo Alfonso en Aires de Cuba está constituida por una secuencia de pequeños dibujos de una vieja radio desmontada, acompañados por el proceso de desentrañamiento del objeto revelado en un vídeo.

Mykel Linares (1979) nació en Villa Clara y vive y tiene su estudio en Madrid. Tras su periodo de formación artística entre 1996 y 2000 en la Escuela Oscar Fernández Morera, en Trinidad,  Sancti Spiritus, comenzó su labor expositiva que ha desarrollado en Cuba y en Europa, especialmente en Madrid, donde ha realizado sus dos últimas exposiciones individuales. Los dibujos de Linares destacan por su limpieza, su nitidez y esos vacíos que interpretan los blancos del papel que tornan inquietante lo que observamos en ellos. En sus dibujos hace de esa imperceptible presencia un elemento amenazante, o amenazado, que reinterpreta el ámbito de estirpe metafísica de sus paisajes.

La Galería Artizar

Nace en 1989 en la ciudad de La Laguna con la vocación de convertirse en un punto de encuentro para el arte y una plataforma para que los creadores insulares puedan mostrar sus trabajos y proyectarlos al exterior. Desde sus comienzos la galería ha crecido con sus artistas, a los que se han ido incorporando un nutrido grupo de artistas nacionales e internacionales de reconocido prestigio, produciendo sinergias e intercambios absolutamente necesarios con los creadores insulares.

Desde hace más de un lustro el arte cubano ha cobrado una especial importancia en la galería, posicionándola como puente entre la isla caribeña y Europa con ambiciosos proyectos institucionales y galerísticos, y representando algunos de los más importantes creadores cubanos de las últimas décadas.

En los últimos años la Galería Artizar se ha convertido en una de las más importantes referencias del arte canario del S. XX y XXI, posicionando este en ferias y galerías nacionales e internacionales, y dándole la visibilidad que merece en el ámbito nacional.

 

 

 

 

gravatar

0 Comentarios