Óscar Domínguez en Checoslovaquia

TEA Tenerife Espacio de las Artes, centro de arte contemporáneo del Cabildo Insular, presentó el martes 24 una nueva una nueva exposición del pintor tinerfeño Óscar Domínguez. En esta ocasión, la muestra se centra en su etapa en Checoslovaquia, entre los años 1946 y 1949. La exposición está integrada por más de 40 obras, la mayoría de las cuales se exhiben en Canarias por primera vez. 'Óscar Domínguez en Checoslovaquia', que se inauguró el miércoles 26 a las 20:00 horas, pretende reconstruir la trayectoria pictórica del Domínguez de aquellos años, a través de un conjunto de obras procedentes de colecciones particulares y de instituciones públicas checas, eslovacas y españolas.

 

La exposición se podrá visitar en este espacio hasta el 30 de abril de 2017, de martes a domingo de 10:00 a 20:00 horas. Cuenta con el patrocinio de JTI y la entrada a la misma es gratuita para los residentes canarios. Frutero y revólver (1949), Fertilidad (1947), La Revolución (1947), Composición con gato y mesa (1947), Cuatro variaciones de Minotauro (1948), Cabeza de mujer (1947), Bicicleta (1947) o Retrato de M. Solcova (1947) son algunas de las obras que forman parte de esta muestra.

El conservador de la Colección Óscar Domínguez Isidro Hernández,  quien recordó que Domínguez (Tenerife, 1906-París, 1957) ha pasado a la historia del arte moderno como uno de los pintores españoles más importantes de la primera mitad del siglo XX, detalló que la muestra cuenta con importantes préstamos que es la primera vez que se exhiben en las Islas y que dan buena cuenta de la importancia del trabajo realizado en aquellos años por Domínguez. No obstante, Domínguez participó en nueve exposiciones en Checoslovaquia entre 1946 y 1949.

Pavel Štěpánek, hisotiriador del arte, recordó por su parte que ésta es la tercera exposición de Óscar Dominguez que comisaría y durante su intervención evocó aquella época en la que él, siendo solo un estudiante, conoció al propio Domínguez. 'Óscar Domínguez es una de las pasiones de mi vida', reconoció el comisario quien subrayó que para él 'Domínguez es especial'. 'Con él comencé mi vida profesional', agregó mientras adelantó que una de las cuartas partes de la colección de obras que existe de Domínguez proviene de colecciones checoslovacas aunque muchas de estas obras estén hoy en día dispersas por diferentes partes del mundo. Además de ello, Pavel Štěpánek dijo que 'la pintura moderna checa tiene puentes y grandes influencias de los pintores españoles de aquellos años, en especial de Oscar Dominguez'. Alejandra Corbera de JTI señaló que 'Óscar Domínguez en Checoslovaquia es una exposición realmente interesante' y recordó que desde su compañía se 'apuesta por la promoción del arte y de cultura para preservar el legado cultural y para acercarlo a la sociedad'.

 

Óscar Domínguez despertó una gran atención, no sólo por la cantidad de cuadros que expuso (doce), sino sobre todo por la fuerza de su personalidad atrayente, su originalidad y coherencia artística y vital; influencia incluso ejercida antes de la Guerra, a partir de sus decalcomanías, que tanto motivaron a los surrealistas checos, con el poeta Vítězslav Nezval a la cabeza. Domínguez regresó a Checoslovaquia varias veces más, organizando exposiciones con cada visita, y vivió en aquel país momentos muy intensos no solo desde el punto de vista personal, sino también profesional, tanto en la capital checa, Praga, como en las ciudades de Olomouc y Bratislava. Trabajó tan intensamente que casi un cuarto de sus obras hoy conocidas provienen de colecciones checas y eslovacas, si bien muchas de estas piezas se han dispersado por colecciones de todo el mundo en las últimas décadas.

gravatar

0 Comentarios