Una chica bastante molona

Había muchas ganas de ver a Trinidad, el proyecto con el que Zay a través de El hombre Bala Records lleva amenazándonos desde hace unos meses. Por una parte porque es curioso y original, pero sobre todo porque a pesar de su sencillez es una de las propuestas de autor más valientes que hemos visto en las islas.

Llegó el día, templado, santacrucero y bochornoso y excelente para sumergirnos en las canciones de esta cantautora indie de mirada gélida y sonrisa angelical, ...¿o era al revés?. Bueno, lo interesante es la actitud con la que esta joven se enfrenta a un público donde amigos, curiosos y despistados descubrimos uno de los productos más interesantes de cuantos se hacen por estas tierras.

Trinidad presentaba su disco 'Pop Terror'. Un ep auspiciado por El Hombre Bala Records del que pronto haremos reseña en estas páginas. Julio Delgado, gerente del local, cabeza visible del sello y personaje inevitable del circuito local dirgió unas palabras al respetable, contándonos un poco la historia de algunas de las bandas del estilo por el que la firma había apostado y de cómo depositaba su confianza en este proyecto.

Zay, ataviada con un galáctico atuendo, comenzó con una versión de 'Jolene' demostrando cómo se puede congelar el ambiente con un buen par de acordes y una voz tremendamente personal. A partir de ahí fueron cayendo sus temas en castellano, unos más vivaces, otros opresivos, algunos más cercanos, otros difíciles de digerir, pero todos increíblemente entretenidos, cortos y pegadizos, aunque por otra parte terribles. No me malinterpreten, lo de terribles va por la temática de sus letras, entre psicópata urbana y feroz justiciera sentimental. El público estaba con ella, sus amigas en primera fila cantaban junto a ella y con inquietante jolgorio sus escalofriantes hits, vitoreándola al son de estrofas tan perturbadoras como "… me voy a suicidar", "…ayer maté a mi novio", "..payaso de mierda, te parto la cara" y perlas del estilo que nos encogieron el alma.

Sus canciones las subraya una guitarra eléctrica cuya sonoridad llena cualquier resquicio que pueda resultar monótono en el repertorio. Un instrumento que complementa con inteligencia la agresividad o candidez de cada una de sus letras. No le hace falta más. El producto es tal y como lo ven, Trinidad es así. Mordaz, sarcástica y directa a la yugular. Si tienen ocasión déjense sorprender, sin miedo y sin prejuicios, por una artista que con muy poco dice bastante.

Concierto de Trinidad - Presentación de 'Pop Terror' | El Hombre Bala Rock & Coffee | Santa Cruz de Tenerife | 3 de octubre de 2014 | Una crónica de Conache

gravatar

0 Comentarios