XVII Verano de Cuento

Un año más, y ya van 17, el Festival de Narración Oral 'Verano de Cuento' volverá a El Sauzal para dinamizar con cuentos e historias las veladas de los viernes del verano norteño.

Un festival que contra corriente, y luchando contra los elementos, ya sean propios de la naturaleza o de la burocracia administrativa, sigue siendo la cita estival más importante del circuito narrativo isleño. Un evento que volverá a desplegar su apasionante abanico cultural desde el 22 de julio hasta el 26 de agosto y que conserva, desde sus primeras ediciones, un efecto llamada al que responden aficionados y curiosos que acuden desde diversos municipios, otorgando a El Sauzal la capitalidad del cuento durante estas fechas.

Aún así, los responsables de la Asociación Cultural Teatrofia, organizadores del encuentro, no parecen tenerlas todas consigo y como apuntaba Antonio Conejo, uno de los culpables del festival, y aludiendo al texto de presentación de esta XVII edición, hay cierto tono crepuscular. No nos extraña. ya que el propio Juan Reyes, quien preside la asociación ha elegido una cucaracha como motivo principal para el cartel de este año y además como entretenido tema para la disertación que cada año sirve como carta de presentación para la programación.

Supervivientes, ya sean populares o no, las cucarachas han estado presentes en todas las ediciones del festival y lo verán morir. No sabemos si más temprano que tarde, pero tienen claro que ocurrirá.

Les dejamos a continuación el texto, que anuncia la edición de este año para que saquen sus propias conclusiones. 

"Nos parece que después de diecisiete años de festival, Verano de cuento no debería de desaparecer, que entre nosotros, dos colacaos parece que le queden, y sin embargo es unánime la idea de que las cucarachas, que llevan en la Tierra unos trescientos cincuenta millones de años, poco más o menos, deberían irse de nuevo al Carbonífero y dejar en paz nuestras noches veraniegas.

Y ya ven, ellas siempre han estado aquí y seguirán estando por más que gritemos como posesos en cuanto descubramos una al encender la luz o al levantar una tela. De hecho, si ustedes se quedasen a recoger el tenderete este que montamos todos los años para poder hacer esto que montamos cada viernes de verano, descubrirían hasta qué punto, estos blatodeos se involucran en el festival. Quizá las cucarachas se queden hasta el final sólo para susurrarnos cositas al oído, cositas que no hay dios que oiga con los gritos que damos al verlas, cositas relacionadas con cómo poder sobrevivir tantos años adaptándonos a los nuevos tiempos con las mismas antiguas miserias.

Nosotros desapareceremos, este festival desaparecerá, lamentablemente, pero ellas no. Ellas sobrevivirán, sobrevivirán a pesar de las políticas de los políticos, a pesar de que nadie parezca interesado en si son o no populares. Las cucarachas han estado en Verano de Cuento todos los años, sin perderse ni uno, y han sido los únicos bichos que jamás han faltado a esta cita, si no contamos al calvo, claro. Sólo que ellas no necesitan cerveza."

Lagenda seguirá informando de este festival a través de un ESPECIAL que elaboramos para aglutinar eventos y noticias relacionadas con Verano de Cuento. Permanezcan atentos.

gravatar

0 Comentarios