Carlos Catana

Catana en Equipo PARA

La historia de Carlos García ‘Catana’ es la de un rebelde que desde muy joven se sintió cautivado por la música y la poesía. Atrapado por circunstancias vitales ajenas a su espíritu, busca su particular salida a través de la creatividad. Después de cuatro décadas desgastando suelas de botas por las calles y escenarios, a la sombra de una platanera encontrará un refugio de guitarras y versos. Un pedazo de historia del rock de la isla de La Palma y un ejemplo de cómo la pasión rockera puede abrirse paso en la ultraperificidad.

El artista palmero es el protagonista durante esta semana en la sede de la Asociación Cultural Equipo PARA. El jueves 21 se proyecta el largometraje que cuenta su historia, y el sábado 23, el mismísimo Carlos Catana junto a Margarita Galván llevarán a escena el nuevo trabajo de este músico, que publicó recientemente la editorial Los 80 pasan factura.

Catana aterrizó en la vida de José María de Páiz a bordo de un tema de Facies, No me acuerdo de ti. Por aquel entonces, el escritor lanzaroteño todavía no sabía que aquel hombre era mucho más que un animal escénico: un hombre “con corazón de rock and roll, alma de poeta y espíritu rebelde”. El primer largometraje que dirige José María de Páiz es un homenaje a la vida y a la obra de Carlos Catana (La Palma, 1963), una película que enseña cómo la música ha sido y será “un elemento transformador” en la vida de las algunas personas.

El discurrir de Catana por el mundo siempre ha seguido un hilo conductor tejido de poesía, búsqueda de conocimiento, creatividad y música. Del simbolismo francés a los autores de la generación beat pasando por las letras de Bob Dylan, Lou Reed, Jim Morrison o Patti Smith. Del punk-rock a los poetas palmeros Domingo Acosta Guión, Severo Martín Cruz y Félix Francisco Casanova. Catana nunca deja de explorar.

“Es una persona que está continuamente reinventándose. Me gusta mucho ese espíritu de rebeldía, de perseguir un sueño y creérselo, de seguir luchando con todas sus consecuencias —dice de Páiz— Tengo una cierta atracción hacia las minorías que nadan a contracorriente, que tiene la firme creencia de que el camino que eligen es el adecuado”.

A través de su propia concepción del mundo y de la mirada de su familia, de otros músicos y de periodistas musicales como Mario Alonso o Vicente Martín Abreu, Catana se va dibujando poco a poco en la pantalla. Primero como un niño que creció “libre y feliz” por los campos de Tazacorte; luego como un adolescente, inteligente, sensible y en constante estado de rebeldía, que chocó frontalmente con la sociedad palmera de finales de los años 70, conservadora e impermeable a la modernidad.

En el íntimo concierto que podremos disfrutar en Equipo PARA, Catana y Margarita Galván llevarán a escena su nuevo disco 'Catana2' y habrá sorpresas ya que se espera que el artista esté bien acompañado por invitados de lujo como Edui Bercedo, Roberto Sánchez 'Keko' y Piroska Duque.

gravatar

0 Comentarios