2da residencia Keroxen Za! y LaSal

Sincroxen® y postloloismo

Continúa Keroxen 2017 tras la quema total de sus cartuchos durante las jornadas de conciertos oficiales que tuvieron lugar los viernes del pasado mes de octubre.

La organización de este popular festival chicharrero programaba tres residencias artísticas de las que dos ya se han celebrado. La próxima tendrá lugar entre el 15 y el 20 de enero de 2018 y estará a cargo de Samuel Aguilar, Rubens Askenar, la Orquesta del CSMC y el artista visual Simone Marin.

Este sábado, 9 de diciembre, tuvo lugar, nuevamente en el Espacio Cultural El Tanque, el resultado de la segunda de las residencias artísticas del festival. Un proceso de trabajo que se encargó a dos propuestas que conocen de sobra las capacidades de Keroxen. Por un lado el dúo catalán Za!, quienes andan preparando su nuevo disco, y por otro Arístides García, Lasal, video creador y gurú de las artes visuales que se mueve entre Tenerife y Alemania.

La residencia denominada Sincroxen® apostaba por la sincronicidad, tanto musical como visual. Los excitantes márgenes creativos de Edu y Pau de Za! se aliaban en un devenir de alocados hits con las inquietantes imágenes que aparecían en la enorme pantalla de bidones de Keroxen con las que el propio Arístides jugueteaba y se sometía a los poliritmos musicales del dúo.

De esta forma, entre diversos recursos visuales, se proyectaba a los propios Za!, retales del numeroso público que acudió a la cita y que de forma sorpresiva se vio incluido en la propia obra, manzanas saltarinas, plátanos narcotizados, paisajes exóticos y un mar de psicodelia en el que no faltaban desarrollos plasmáticos y sugerentes idas de olla de corte psicodélico. El instrumental musical de los catalanes no era sorprendentemente el set de muestras, loops y amplificadores con el que nos tienen acostumbrados.

Para la ocasión solo incluía percusión, batería con disparadores midi, laptop, sintetizadores, controladores y samples, además de sus propias voces y la ocasional trompeta procesada de Pau. Una colección de instrumentos que forma parte del próximo trabajo del dúo.

La residencia acababa con un estruendoso aplauso y tras ella Za! volvieron al escenario y ejecutaron su recordadísimo ‘Badulake’ con el que se despedirían este concierto. Poco después Ville Rowland aka Joan Luna (Mondosonoro) se hacía con los mandos de El Tanque y hacía bailar con una explosiva e imaginativa sesión a quienes se quedaron a apagar las luces y cerrar las puertas del recinto hasta la próxima residencia de Keroxen.

gravatar

0 Comentarios