"Pegados es una historia de amor"

'Pegados' es el título de uno de los musicales con más éxito de los últimos años en España. Numerosos premios, entre ellos dos Max, así lo acreditan. En formato pequeño, eso sí, para dos actores y un apoyo permanente al piano. Dos actores, chico y chica, montados en una camilla de hospital en plan erótico festivo, que se han quedado 'pegados' haciendo el acto sexual bravido. Pero todo muy fino. Humor blanco, canciones y mucha burla de actualidad para pasar un rato genial. Y con el éxito asegurado, como ya han demostrado por toda España, Brasil, México, Argentina... Adelantamos algunos detalles con Ferrán González, uno de sus autores y en esta ocasión también actor protagonista.

Todavía quedan entradas para ir a verlo el viernes 14 de noviembre en la Casa de la Cultura de Los Realejos o el sábado 15 en el Teatro Guimerá de Santa Cruz. Apúrese porque lo van a petar.

 

LAGENDA - Nos podrías aclarar brevemente el fundaménto técnico/médico que explica la situación que se da en la obra para que los protagonistas se queden 'pegados'?

FERRÁN GONZÁLEZ - Según la información que encontramos después de leer la noticia en el periódico que inspiró el musical, aunque muchas veces se tiende a pensar que, al igual que los perros, son los chicos los que provocan dicha situación, es justamente al contrario. Algunas mujeres pueden hacer una constricción muscular involuntaria que provoca que el chico no pueda separarse de la mujer y necesita que a ella se le administren relajantes musculares para poder liberarse.

L - ¿Qué cualidades tienen que tener los actores que intrepretan esta historia? Lo pregunto porque han sido varios los actores y actrices que lo han puesto en escena y han ido rotando...

F.G - Bueno, ¡sin duda hay que estar muy en forma! No solo físicamente sino también vocalmente. Nos pasamos una hora y media pegados encima de una camilla. No hay mucho espacio y para que la obra no sea monótona, nuestro coreógrafo Oscar Reyes y el director de la función Víctor Conde ingeniaron un sinfín de posturas, algunas casi imposibles, que realizamos a lo largo del musical. Cantamos en posiciones muy poco orgánicas, y tenemos que hacerlo como si no nos costara ningún esfuerzo. Así que hay que calentar y estar muy entrenado de cuerpo y voz.

L - Por cierto, ¿cuantos grupos/compañías hay simultáneamente interpretando la obra? Creo que se han vendido los derechos en varios países y hay previsión de hacerlo en más....

F.G - Ahora mismo, aparte de nosotros que seguimos de gira con la versión Española, se está representando en Brasil y a principios del año que viene se reponen las versiones de México y de Argentina.

L - Salvando las distancias, esto podría tener tantas franquicias como el Circo del Sol... Como autor del texto y promotor del proyecto, ¿te has planteado dejar la interpretación y dedicarte solo a la gestión teatral?

F.G - De momento no. En primer lugar por que es una producción muy modesta y pequeña que genera muy pocos beneficios no solo aquí en España sino en el resto de países. Son compañías pequeñas que actúan en teatros pequeños y con un precio de la entrada muy asequible. Y después por una cuestión personal y de sentimientos. ¡Actuar para mí no es un suplicio! Jajaja. Es cuando soy mas feliz, disfruto actuando como con nada en este mundo. No creo que deje de hacerlo nunca aunque mis espectáculos se vendieran como churros y me reportaran muchos beneficios.

L - Volviendo a la obra... a pesar de las connotaciones erótico-sexuales ¿se puede decir que es para todos los públicos, sin importar la edad, si son hombres o mujeres o viceversa..?

F.G - ¡Claro! El planteamiento o el argumento pueden asustar quizá de primeras, pero es un espectáculo muy blanco, y que en definitiva no deja de ser una historia de amor. Y una cosa importantísima, es un musical para todo aquel que ame el género y para los que lo odian con todas sus fuerzas.

L - ¿Y en otros países?, ¿se ha planteado alguna adaptación del texto o la trama en atención a que es una cultura posiblemente con un humor algo diferente?

F.G - En México se rebajó un poco el tono de las palabras mas explícitas. Según nos contaron los adaptadores, allí les gusta mucho mas la sutileza y el 'no llamar las cosas por su nombre'. Aquí, sin embargo, cuando somos un poco mas 'bestias' es cuando más provocamos la risa del público. Lo que sí ha tenido que adaptarse en todas las versiones que se han hecho son todas las referencias a comida, famosos, lugares…

L- Claro, porque, en definitiva, es un texto muy de hoy en día...

F.G - Es una obra muy actual, que habla de muchísimas cosas y toca muchísimos temas de actualidad. pero de la actualidad española claro. Se ha tenido que buscar un símil para cada una de estas cosas en cada país.

L - Lo comento porque Canarias no es otro país exactamenente, pero sí que tiene sus peculiaridades... ¿Han trabajado anteriormente en las islas?

F.G - Estuve en la islas hace unos años ya con 'Fama, el musical'. Pero como sucedía en Nueva York, no había ningún problema para identificarse con el lugar. En el caso de 'Pegados', sí que previamente pensamos que se podían encontrar muchas palabras propias o productos o artistas autóctonos que quizá acercarían mas el montaje al público. Pero fallaría en primer lugar el acento canario que nosotros no tenemos, así que hemos optado por hacer la versión que hacemos por toda España. Y está claro que gracias a la prensa y a la televisión, todos conoceremos de quién y de lo que estamos hablando.

 

gravatar

0 Comentarios