Tripolar y Neomaniac ganan el concurso Lala Core

Dicen los que saben, aquellos a los que se denomina (incluso algunos se autodenominan) 'entendidos' o 'críticos', que Canarias pasa por el mejor momento de la historia en lo que respecta a la música debido no solo al importante número de artistas y grupos que existen, sino también por la considerable calidad de su trabajo y la variedad de la oferta.

Pues bien, con el fin de dar un aliciente a todas estas bandas y complementar la labor en ese sentido que hacen tanto los locales con actuaciones como medios de comunicación y el público, el Organismo Autónomo de Actividades Musicales (OAAM) del ayuntamiento lagunero ha promovido durante este verano la organización de Lala Core 013, un concurso que pretenciosamente decía querer elegir la banda revelación del archipiélago, con un concierto final incluido (más bien insertado) en el marco de las antiguamente multitudinarias Fiestas del Cristo.

Precisamente, el escenario instalado en la plaza que acoge los actos centrales de estas fiestas acogió el 27 de septiembre esa final de un certamen en el que seis grupos de todas las islas, tres en la categoría General (que abarca estilos desde el pop-rock hasta la canción de autor pasando por la vertiente más experimental) y otros tres en la categoría Metal tuvieron la oportunidad –algunos por primera vez en escenario 'grande'- de ofrecer en directo y ante un público más o menos numeroso los temas de su repertorio y optar al premio de 1.500 euros por modalidad.

Diversas puestas en escena, desde propuestas minimalistas hasta grandes formatos, sorprendente talento, buen rollito y mucho entusiasmo fue lo que se desplegó en esta primera convocatoria. Tras las semifinales celebradas los días 13 (General) y 14 (Metal) de septiembre en el Espacio Cultural Aguere para los 12 grupos seleccionados (seis en cada categoría) entre 79 grupos presentados de todas las islas, menos La Gomera, los lanzaroteños Zombie Love, así como los tinerfeños Tripolar y The White Omelette se hicieron con un puesto para pelear por el título de mejor banda revelación de la categoría General. Finalmente resuló ganadora Tripolar, una banda resurgida tras la desaparición del proyecto anterior Aloperro.

Los grancanarios Gozerk se disputaron con los laguneros Alea Jacta y los icodenses Neomaniac el primer puesto de Metal que recayó, según la valoración del jurado, en estos últimos.

Sin entrar en un análisis profundo, los directos de la final en la plaza del Cristo depararon muchas sorpresas por las expectativas creadas después de haber visto las semifinales celebradas en el Aguere, ya fuera en directo o a través de vídeos o la emisión en streaming que se hizo en directo.

Algunas negativas, como el caso de Gozerk, grupo al que le jugó una mala pasada ser el primero de la noche en competir, dado que los ajustes de sonido no le ayudaron a mejorar lo ofrecido en la semifinal del día 14 y mucho menos disputar en igualdad de condiciones con las otras dos bandas de la categoría. Con todo, demostraron ser una formación de calidad muy superior al resto de participantes, con un formato muy acabado en el que todos y cada uno de sus componentes brillaron por la fuerza de su ejecución.

No es este el caso de Alea Jacta, ya que sorprendieron positivamente. Una formación que irrumpió con un sonido más desmesurado (la ventaja que tiene llevar técnico de sonido propio), aunque su anhelo de hacer un directo más impactante y la intensidad de sus cuerdas no terminaron de evidenciar una calidad digna de premio. Llegó entonces el momento del cierre, de la mano de Neomaniac, formación particular en lo que respecta no solo a su propuesta escénica sino musical: suman a su ejecución metal bases de música progresiva y electrónica con un resultado intenso y una interpretación equilibrada. Su entrega recibió respuesta en el público y en el jurado.

Pero la energía con la que se inició la final de Lala Core 013 de la mano de las tres bandas de Metal se fue difuminando en la noche lagunera con la poco acertada actuación de los grupos que competían en la modalidad General, a excepción de los ganadores Tripolar.

The White Omelette abrió la segunda parte del concurso con una puesta en escena sobria, mínima y centrada en la ejecución roquera del trío. En un escenario grande como el del Cristo perdieron fuerza y carecieron de algo de riesgo en las composiciones. La mirada expectante del público estaba puesta en el grupo procedente de Lanzarote Zombie Love y su indie alternativo. A pesar de participar en el concurso tras haber realizado su primera gira, no demostraron tener rodaje en hacer directos y los desajustes rítmicos, vocales y escénicos no permitieron al quinteto demostrar de lo que son capaces. 

No fue este el caso de la experimentada banda Tripolar, cuya actuación fue una exhibición de calidad interpretativa, con una apuesta clásica pero segura y perfectamente estructurada de principio a fin, lo que les convirtió en dignos merecedores del cheque de 1.500 euros.

Sencillo pero eficiente, Lala Core 013 ha puesto en esta primera edición el acento en los grupos y sus interpretaciones. No serán las bandas las que decidan si habrá o no una segunda edición en 2014, pero sí las que aportan un fundamento y calidad para que este certamen tenga futuro.

 

Nota: Los conciertos de todos los grupos se retrasmitieron en directo a través de internet y se pueden ver las actuaciones en  la página de livestream.com:

http://new.livestream.com/accounts/5291480/events/2416780?query=lala%20core&cat=event

 

Final del Concurso Lala Core 013

27 de septiembre, Plaza del Cristo (LL

Crónica de garciaalcuadrado

Fotografías: Javier Pino y David Necromance

gravatar

0 Comentarios