Dos contando en El Sauzal. Crónica contada

Espléndida noche la del pasado viernes en El Sauzal y no solo por el recital de risas que provocaron los dos artistas invitados sino porque además el tiempo acompañó. El público se iba congregando y miraba al cielo diciendo: -¡Pues parece que se quedó!. A pesar de las altas temperaturas, una suave brisa recorría la Plaza de San Pedro del Príncipe cuyas escalinatas estaban a rebosar.

Tras una puntual y corta proyección introductoria salió a escena Antonio Conejo para presentar al típico artista que no necesita presentación. Y no era para menos, el afamado Juanka saltó al escenario disculpándose primeramente ante quienes ya lo conocían por su labor en la tele. A partir de ahí una tronchante y políticamente incorrecta sucesión de anécdotas dispares fue llenando su tiempo de actuación. Momentos televisivos de ayer y de hoy, su experiencia como padre o el choque generacional hicieron las delicias de un público que quería mas. Como cierre, y para despedirse un año más con honores del Festival de Narración Oral, se atrevió también a improvisar un desternillante y surrealista cuento 'cabareteado' con la ayuda del público, que chillaba las palabras desde los escalones, y con la dirección de Juan Reyes cuya voz en off controlaba la intensidad del cuento.Y así acabó, tan sobrada como cercana, la actuación de este personaje irrepetible del humor chicharrero que presentó a la siguiente invitada de la noche.

 

Carmen Cabeza es una delicia. Escuchar sus anécdotas transformadas en cuentos fue seguramente una de las grande experiencias de la noche. Y no solo por la forma que tiene de conectar a la primera con el público, sino además por su bipolaridad escénica en la que pasa de alocada estrella del humor a prudente madre y señora. Varias fueron las historias, todas con moraleja y ninguna sin sentido. Entre el realismo de cada día, lo gracioso que puede llegar a ser el sentido común y el humor de chicas se hizo un espectáculo de lo más entretenido que acabó con un precioso y emotivo cuento de origen caribeño.

Con la gente bailando en las escalinatas y unos merecidos aplausos acabó el segundo asalto de la décimo cuarta edición de Verano de Cuento, emplazándonos para el próximo viernes en la siguiente sesión de el Festival de Narración Oral que cada año sigue llevando gente hasta el municipio de El Sauzal. Este año con recortes, pero también con buenas intenciones ya que parte de la recaudación irá destinada a la Fundación Either. No olviden que la organización pone la garrafa vacía para que ustedes colaboren monetariamente si les parece bien y si quieren sentirse integrados en la supervivencia de este inevitable evento veraniego.

Juanka y Carmen Cabeza, XIV Festival de Narración Oral, Verano de Cuento

El Sauzal, 9 de agosto de 2013

Una crónica de José J. Martín 'Conache'

 

gravatar

0 Comentarios