nebras portada

"El sistema convierte al ser humano en un cúmulo de iguales"

Nebras Turdidae, "alienígena" misterioso y polifacético, que habita entre humanos, ha salido de su escondite para charlar con Lagenda sobre su obra, sus pensamientos sobre la cultura y de algunos proyectos que tiene para este año.

.-¿Quién está detrás de Nebras Turdidae?

.-Detrás de Nebras Turdidae hay un alienígena con malvadas intenciones de conquistar la Tierra. Es broma, ja,ja,ja. Detrás de Nebras Turdidae hay una persona con muchas inquietudes que intenta explorar diferentes aspectos del arte, a veces con más o menos éxito. ¿Qué más te puedo decir?

.-Quien te conoces eres tú, si tienes esa suerte. Así que…

.-Bueno, el conocimiento propio es un proceso que nunca acaba. Uno no puede decir que se conoce al 100% pero las intenciones están ahí y también lo que define a una persona es el contenido de uno mismo, por lo que esté influenciado, sus gustos. Uno siempre depende del entorno en el que vive y de ello depende su desarrollo.

La cultura es una transmisora del conocimiento y la belleza

.-Actualmente tienes una exposición en Café Vórtice, aunque llevas ya un par de años colaborando en otras muestras en otros espacios de la isla. ¿Qué nos puedes decir sobre ella?

.-En esta ocasión quise reunir diferentes obras de los últimos 2 años con las que he participado en exposiciones colectivas. He hecho un resumen de las partes que considero más importantes de mi obra. Los temas que considero que deben ser expuestos y reflexionados por el público de los tiempos actuales; tales como el género, la violencia, la depresión y la sexualidad. La cultura es una transmisora del conocimiento y la belleza.

.-¿Cuándo decides embarcarte en una trayectoria como artista plástico? ¿Te viene de serie?

.-Realmente donde me he movido más desde la infancia ha sido en el campo del arte plástico. Siempre he tenido un ansia por crear mundos físicamente no reales, un poco por una necesidad de escapar del mundo tangible. O extenderlo de un modo en que encuentre una mayor belleza y que esté totalmente cómodo en un universo personal. Yo estudié Bellas Artes, que me ha servido para desarrollar la técnica y el conocimiento; no me gusta autodefinirme como artista, pero creo que alguien con una ambición artística necesita constantemente nutrirse de inspiración, sobre todo si es un artista plástico, expandir su conocimiento a través de consumir imágenes, ya sea fotografía, cine o incluso Instagram. Las cosas más banales pueden ser también fuente de inspiración. Por ejemplo, las noticias, en televisión o en prensa escrita, pueden inspirar muchísimas historias. Al fin y al cabo, no todo puede ser original al 100%, todo se basa en sucesos, sentimientos o sensaciones ya existentes. Es como tener un rompecabezas que de fábrica viene con forma cuadrada, pero coges las piezas y con ellas haces formas nuevas.

.-Tus obras y los personajes no dejan lugar a dudas, tu estilo es bastante identificativo. ¿En qué te inspiras a la hora de realizar una obra pictórica? ¿Cuáles son tus referentes?

.-Personalmente, me cuesta ver un estilo del todo definido aunque siempre intento de alguna manera conseguirlo, pero de un modo quizás un poco peculiar. En mis obras pictóricas, en parte por no disponer de ello y también como reto personal, trato de no usar modelos. Esto se debe a que quiero conseguir cierto nivel de realismo en el aspecto físico, aunque no total, y a la vez encontrar un lenguaje visual que defina mi obra. Considero que cuando quiero transmitir algo con una obra, de alguna manera, debo y quiero aportar algo que ayude al espectador a reflexionar sobre los esquemas de la sociedad; cuestionarlos es algo a lo que dedico mucho tiempo. Por eso trato de exponer, de alguna manera, cómo el sistema convierte al ser humano en un cúmulo de iguales, de normatividad. Desde siempre, he tenido necesidad de expresar mi visión del género, saltando sobre sus limitaciones como si fueran obstáculos que impiden el desarrollo en libertad del ser humano y luchando contra la concepción automática en el entorno social de que todo el mundo tiene que pertenecer a un género dado por su sexo. Por eso creo que el arte plástico es una manera necesaria de combatir esta falta de visibilidad de la que se nutren los medios de comunicación actualmente. Creo que los medios tienen una responsabilidad casi absoluta de cómo la sociedad se percibe a sí misma. Mi trabajo se basa como la intención más absoluta de ser humano, en la búsqueda de la libertad. En mi obra muchas veces lo represento con dolor, con rabia porque cuando uno trata de hallar el cambio, el progreso, tiene que mostrarlo de la manera en que lo siente sobre todo en el medio pictórico. Y además, tengo un gusto preferente por lo impactante. En cuanto a referentes, me encanta el lenguaje de Francis Bacon, el trazo de Egon Schielle, la pincelada e iluminación de Jean Rustin, la escenografía inquietante de David Lynch, el anime monstruoso e hiperviolento (por ejemplo 'El puño de la estrella del norte') de los años 80 al igual que el anime colorista e inocente tradicional.

Creo que los medios tienen una responsabilidad casi absoluta de cómo la sociedad se percibe a sí misma.

.-El cuadro ‘La noche de la mente’ ganó el concurso que se realizó con todas las obras que formaban parte de la exposición ‘#porquélaculturaimporta’, que tuvo lugar en el Círculo de Bellas Artes a finales del año pasado. ¿Qué ha supuesto ganar este premio para ti?

Pues me ha hecho darme cuenta de que también puedo ser premiado en las convocatorias artísticas. Siempre había tenido cierta reticencia a participar en ellas debido a otras experiencias en años previos. Para mí que sea premiada una obra mía en una convocatoria de este tipo me causa muy buena sensación puesto que el tema que trata, que es la cultura y su importancia, es algo que para mí es muy importante. De hecho, su importancia para mí es vital. La cultura es una transmisora del conocimiento y la belleza, es la que da una identidad a un individuo y a un colectivo. Si no, ya los temas de conversación serían impersonales, cansinos y girarían en torno a asuntos sin trascendencia, sin evolución. El ser humano se quedaría estancado en la nada. En mi obra representaba esta situación de un modo bastante ilustrativo, de cómo ciertos sectores impiden este desarollo en pos de un beneficio propio y cómo la inquietud impulsa no solo el libre pensamiento sino la independencia física de las personas.

.-Como persona polifacética, tienes una gran trayectoria musical y has participado en proyectos como Letters From  Reykjavik y eres selector habitual en locales y salas de conciertos. Sabemos que estás trabajando otro proyecto musical tu último proyecto. Háblanos un poco sobre él.

.-Es verdad que para mí la música es de suma importancia. En los últimos años he tratado de separar mi identidad como creador plástico de mi identidad como creador musical. Por lo que he adoptado un nuevo nombre que se conocerá en el caso de que este proyecto, aún gestándose, consiga desarrollarse. Actualmente, he colaborado con dos formaciones musicales nuevas y esta participación está viendo los frutos ahora. Por un lado, se puede escuchar mi voz en unos de los temas del nuevo EP de la formación tinerfeña We Were Heading North y por otro, también la puedes escuchar en una de las canciones del dúo barcelonés CENTAUROS.

Ahora que me veo más ligero de compromisos laborales me estoy dedicando a centrarme en mi propia música cuidando, reflexionando cada detalle en la producción.

.-¿Piensas sacar un disco próximamente bien en solitario bien con alguna formación?

.-Es probable que este año, por fin, se pueda escuchar lo que estoy preparando.

.-Antes de despedirnos, ¿qué autores y autoras recomendarías a los lectores de Lagenda?

.-Voy a recomendar un poquito de todo. En cuanto a cine, me gustaría recomendar una película de una belleza sobrecogedora llamada ‘Orlando’, de Sally Potter. Últimamente he visto también un anime bastante inocente, ‘Little Witch Academia’, que habla de la importancia de tener modelos en el crecimiento y también la adultez. En cuanto a comics, recomiendo la obra de Junji Ito cuyas historias dan un soplo de aire nuevo al género del terror, con un dibujo muy al margen del manga actual con un acabado impecable. Como lectura, recomiendo el último libro que me he leído, ‘Alguien voló sobre el nido del cuco’, de Ken Kesey que habla de vivir sin someterse a la represión ejercida por terceros y ser fiel a la esencia y sentimientos sin temer las consecuencias que puedan ejercer sobre uno. De lo que he estado escuchando estos últimos meses, me han llamado la atención el disco de ‘Aromanticism’ de Moses Sumney, la nueva propuesta musical de la todoterreno Ionnalee y cada vez disfruto más la música de artistas nacionales como Papa Topo, La Prohíbida o los temas que va desgranado Putochinomaricón de su inminente disco.

gravatar

0 Comentarios