Visita el Especial PREMIOS RÉPLICA

 

Abrió el espectáculo Juan Carlos Tacoronte. Y se hizo de nuevo la luz. Y llegó la magia del Verbo. Nos habló de la realidad y las palabras. Una realidad/actualidad que agota; repetitiva, cansina, que desluce cuanto decimos, por una y mil veces ya dicho. Nos emplazó a la acción. Sí, a substituir la palabra por actos. Pasar del dicho al hecho. Otra cosa también nos dijo: que es muy distinta eso de la realidad y la palabra en el escenario. Desde ahí se nos permite gritar la verdad, se nos permite vocearla y utilizar la palabra para denunciar la realidad y transformarla. Sobre el escenario, el poder de la palabra se hace poderosa. Con el teatro, realmente, sí podemos alcanzar lo que deseemos. Emocionante.

Y como Juan Carlos no da puntada sin hilo, nos advirtió de los peligros de un vocablo en apariencia bondadoso, pero que encierra no pocos peligros: AMANECER. Peligrosísima palabra que encabeza himnos y aconteceres fabricados al gusto de quien ordena y manda. En cambio nos descubrió la belleza de otro vocablo: DESPERTADOR. Elegante objeto que habita al lado de las personas que aman alargar la noche, de las personas que en medio de la oscuridad de la alcoba nos despiertan con un beso, antesala de otros placeres. Despertador, aparato que acompaña a las personas valientes que, cada mañana, se atreven con el gesto de poner de nuevo los pies en el suelo y echar a andar para transformar la ajada realidad. 

A continuación el bailarín Daniel Abreu, Premio Nacional de Danza 2014, hizo de su cuerpo palabra. A través de una hermosísima coreografía expresó sobre las tablas del escenario un sinfín de emociones, sensaciones, impresiones y sueños. Sus movimientos fluían a través de la música y no sabías si era su cuerpo el que emitía los sonidos, o si su cuerpo los recogía para verterlos sobre la platea del teatro y traspasarnos. Elegancia. Belleza. Esfuerzo. Arte. Fue Daniel Abreu, formado en el legendario ya, Teatro Victoria de Santa Cruz, el encargado de ofrecer el Premio Réplica Honorífico a Roberto Torres Rodríguez, por una vida dedicada a la danza y el arte escénico. El discurso de Roberto estuvo lleno de una sinceridad tan vital, que me resultó imposible contener la emoción. Porque Roberto vive en un especial estado de gracia al que se llega sólo a través de la honestidad. Es como el guerrero que nos propone Carlos Castaneda. Roberto ya no es una persona como tú o como yo, es una forma de energía que danza y enseña.

Después vino el resto de premios. Y después del después marché hacia Los Realejos con la sensación de haber vivido, durante esta semana, mucho más que una semana. Es el efecto del teatro. Es su magia. ¿Qué quiénes ganaron los Premios Réplica? Oh, eso es lo de menos. El auténtico premio te lo da a ti el teatro. 

Benjamín Santana

*****NOTA complementaria de Lagenda


Los premios Réplica 2014 entregados en la gala del domingo 8 de marzo
quedaron tal que así:

Réplica de Honor para el Teatro Victoria. Raúl Ravelo, premio vestuario por 'Romeo y Julieta' de 2Rc Teatro, Grace Morales, premio iluminación por 'El enfermo imaginario' de Delirium Teatro y Abubukaka. Burka Teatro recogieron mejor escenografía, mejor actriz, Aranza Coello, y mejor dirección para Nacho Almenar por 'La gata sobre el tejado de zinc'. Mejor actor para Miguel Ángel Maciel por 'Ciudadano Yago' de Teatro La Republica, y autoría original también para Nacho Cabrera por esta obra. El premio al mejor espectáculo fue para Delirium Teatro y Abubukaka por 'El enfermo imaginario'.

Felicidades a todos. No solo para los premiados. Parael teatro en Canarias.


Fotos: Benjamín Santana (asociación Réplica)

 

Visita el Especial PREMIOS RÉPLICA

Crónica de una gala apasionante