Empezaremos por el final. No se me ocurre una forma más justa de hablar de este disco. El momento en el que Diego Hernández dice a uno de sus cómplices, el saxofonista Ricardo Marichal:  “¡Joder!, ¡Qué bonito eso al final, tío!”. Y lo hace después de haber facturado la tremenda ‘Particular Universe’ que cierra este diverso Autotrophic Music. Nuevo trabajo que el artista edita a través de Foehn Records.

 

 

Y es que no solo el final ha quedado ‘guapo’ en este Autotrophic. El disco, de principio a fin, no tiene un segundo de aburrimiento. Es contemporáneo y es distante, es exótico y es cercano, es complicado pero no absurdo. Tan minimalista como sus últimas referencias para el sello catalán que da juego a los delirios musicales de Hernández, Autotrophic resuelve con pasión un laberinto de sonoridades. Diego canta como nunca, se desborda en lamentos e ingeniosos versos que acompaña con recursos muy básicos pero bien seleccionados.

Canciones de juguete, muy frágiles, con ritmos que casi se rompen, como en el funk desgastado y denso de ‘Progress’ o la imposible y oscura ‘The Map’ que bien podría ser la deconstrucción espiritual y acústica de un tema equivocado de R&B. Un tema en el que aparece a la percusión otro de los cómplices musicales de este disco y que no es otro que su hija, Alberta.

Hay también hueco para otros desvaríos que podrían sonar a folk y a blues, pero siempre desde esa perspectiva imposible que Diego ofrece en sus composiciones. El aire bucólico de ’Come the summer’, la diversidad acústica y estilística de ‘Bless the rain’, la tristeza casi fronteriza y espacial de ‘Heisenberg’, o incluso ‘Inercia’ que nos ahoga en una melodía cercana al reggae, ofrecen no pocas pistas sobre este misterio.

foehn records diego-hdez

‘People I never met’ o ‘Dress’ aportan además una carga extra de creatividad en la que Hernández no duda en ponerse psicodélico y hasta rudo, como en el caso de la magnífica ‘9 to 5’. Se podrían contar maravillas de todos estos temas. Les animo a que los escuchen y saquen sus conclusiones.

Autotrophic Music es un disco con diferentes escuchas. Un trabajo de una enorme carga emocional que se vierte sin ningún tipo de prejuicio en las orejas del oyente. Algo así como “escucha esto, pero yo no me hago responsable”. El proyecto de Diego Hernández implosiona y se convierte en un alarido de éxtasis narcótico y sublima en este nuevo trabajo convertido en algo más que una anécdota musical.

Nueva referencia de Diego Hdez para Foehn Records