Hasta donde puedo ver

En tiempos de arte digital y lenguajes virtuales sorprenden las apuestas por la construcción de un discurso artístico mucho más artesanal, vinculado a lo tradicional y popular más que a lo tecnológico y posmoderno. En este sentido discurre la propuesta con la que la artista Juana Fortuny (La Laguna, 1971) 'viste' lSala de Arte Contemporáneo (SAC) de Santa Cruz, la exposición ‘Hasta donde puedo ver’, una selección de piezas realizadas en los últimos años y también de nueva producción.

Las obras destacan por sus grandes dimensiones, por los materiales empleados (telas y retales) y por el colorido, aspectos técnicos que concurren con el fin de resolver la búsqueda de claves sobre la relación del individuo con el entorno, y las dificultades para discernir entre la verdad y la mentira. Para esta interesante proposición, alejada de las nuevas tecnologías y vinculada al hogar, a lo lento y laborioso, Fortuny emplea las herramientas de costurera para crear una arte pintado con telas, elaborado a partir de un patrón desde el que las piezas se construyen de manera frágil, siempre abierta. Esto contribuye, según la artista, a conservar la idea de lo etéreo, el espíritu efímero y sugerente que aportan estos materiales tan cargados de evocaciones. Y, al mismo tiempo, invita al pensamiento pausado y la reflexión. La muestra de esta creadora canaria de extenso currículo ocupará el citado espacio expositivo hasta el 2 de noviembre.

Asismismo, en la caja negra del Tragaluz Digital se puede visionar la exposición  ‘Narraciones mitológicas’un total de seis obras de videoarte entre las que destaca una pieza de la artista estadounidense de origen británico Eve Sussman (Londres, 1961), que se exhibe por primera vez en Canarias. Sussman está considerada como una de las artistas más destacadas de la videocreación a escala internacional. 

La muestra recorre algunos de los caminos por los que transita el arte en su relación con la producción de mitos. En este sentido, la apropiación y revisión que Eve Sussman hace de los clásicos de la historia de la pintura queda de manifiesto en la pieza '89 Seconds at Alcázar' (2004), perteneciente a la Colección del CGAC de Santiago de Compostela y cedida temporalmente para esta exposición, una reconstrucción de los momentos que conducen a la célebre escena inmortalizada por Velázquez en 'Las Meninas'. En el trabajo de Sussman la pintura cobra vida; su vídeo permite revelar la secuencia entera del salón del Alcázar y ver cómo actúa cada uno de los personajes antes de posar para la pintura.

Se exhiben, además, tres obras de videoarte del creador catalán Carles Congost (Olot, 1970), una obra del artista residente en Gran Canaria  Alberto García (Salamanca, 1974), y la pieza ‘Casa de América’ 2003, de la artista Diana Larrea (Madrid, 1972). Comisariada por Alejandro Vitaubet, esta exposición es una coproducción del Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) y el Gobierno de Canarias. 

 

 

gravatar

0 Comentarios