The Queers son Punkrockers

Una crónica de Pat y Zía

Grandiosa noche de punk y surf la que pudimos disfrutar los que asistimos al concierto de The Queers y Pornosurf en el sur de la isla. Expectación y ambiente extraño, mujeres de gasa y engominados de salón que, poco tenían que ver con lo que iba a suceder. Comenzaron la velada, con retraso, Pornosurf, grupo ya consolidado de Tenerife (y sus fans femeninas). El grupo sureño hizo alarde de melodías y estribillos pegadizos. Temas propios como 'Verano del 77', 'Todos los chicos', 'No tengo solución' y versiones, como no, de The Ramones y The Beach Boys, calentando para la aparición de los norteamericanos. Pornosurf se atrevió incluso, a versionear a su manera particular y acelerada, a The Beatles, y presentó temas de su próximo y esperado disco, concluyendo con su mítico himno 'Quiero ser una pornostar'.

Y, por fin, los grandes e históricos del punk rock, The Queers, con Joe Queer King a la cabeza, como único miembro original, lo que nos da igual, porque el resto del equipo cumple pero que muy bien con la crudeza ramoniana que siempre ha caracterizado al grupo y con las melodías a lo Beach Boys, que les han llegado a catalogar en lo que algunos llaman punk pop. Pero no, esta noche The Queers eran punkrockers. Fiesta y diversión, mucho baile, amagos de pogo y alegría de la huerta. Temas cortos y rápidos sonaron, uno tras otro, 'Kick out the webelos', 'Like a parasite', 'Punk rock girls', 'Fuck this world', 'Ursula finally has tits', en una descarga de canciones de un concierto que prometía ser la presentación del disco 'Live in Spain' grabado en Madrid hace unos años y cuya portada ha servido para los carteles anunciadores del genial evento al que asistimos. Gracias Lo Squalo , preparen otra ya... Pero de punk.

Una Crónica de Panki Rodríguez

… y sin embargo esta vez resulté ganador en un sorteo; Dos entradas para el concierto que daría The Queers en Tenerife dentro de su gira en España. La tarde se anima, recibo las primeras respuestas de mis acompañantes y en unas horas estamos de camino al sur con la intención de no regresar demasiado tarde y con una ingenua creencia en la puntualidad. Llegamos con algo de antelación a las anunciadas 23 h. del concierto, lo que nos otorga unas dos horas y media libres antes de que finalmente comience la primera banda a tocar. PornoSurf se encargó de abrir la velada animando con un estilo desenfadado y actitud de 'agradar a todos los públicos' que en este caso era una solución mixta entre asistentes al concierto y habituales del Faro Chill Art, que sin pena ni gloria contemplaban el evento.The Queers me pareció entretenido en general y en algún momento bastante adhesivo en melodías. La actitud de la banda parecía querer frenar los esporádicos brotes de euforia entre el público y es que deben estar un poco quemados de saltitos, pogos y espontáneos subidos en el escenario. Por mi parte tras sacar unas fotos me eché unos bailes y disfruté de  algún corte de mangas por parte de la banda hacia el respetado, pero chico, si no te gusta que la gente de botes… pues toca otro estilo o déjalos que se diviertan. Gracias a Lagenda por sortear las entradas ya que disfrutamos de un viernes diferente entre colegas, que a fin de cuentas fue lo mejor de la noche


Fotos: Panki Rodríguez

gravatar

0 Comentarios