Siete años de Quilombo

El sábado se cumple el séptimo aniversario del Café Quilombo. Una celebración que viene a contar una historia de superación y de supervivencia. Un establecimiento que sigue divulgando la cultura alternativa en el municipio de La Orotava y que aún le quedan muchos cumpleaños que celebrar. Para conocer lo que nos tienen preparado para este día y conocer un poco más de la historia de este espacio y de sus gentes hablamos con Nolo Hernández, responsable junto a Becky y Eduardo de esta atractiva sala de conciertos.

Lagenda.-  Primero Felicitar al Café Quilombo y a su gestión… Después de 7 años... 
¿Qué recuerdos permanecen en tu memoria?¿Algún evento más especial que otro?

Nolo Hernández.- Gracias. Son muchos recuerdos y es difícil destacar alguno, quizás el concierto de Guadalupe Plata. Fue uno de mis momentos preferidos. También es verdad que soy muy fan. Recuerdo que fue un jueves y por ese entonces no eran tan conocidos como ahora, lo que me permitió disfrutar del bolo. Buenísima gente.

L.- Pues no es mal recuerdo. Pero mójate ¿Qué es lo más raro que ha pasado por el escenario del Quilombo?
N.H.- Si te refieres a bandas y artistas, el sábado pasado tuvimos un grupo letón residente en Bruselas con un sonido bastante exótico. Si te refieres a situaciones, unas cuantas. Recuerdo, por ejemplo, que un grupo no acabó la actuación tras la presión de haber metido un par de gambas, o la de un cantautor que insultó al público porque no le hacían caso. No digo nombres, claro.

L.- Bueno, ellos sabrán, pero oye... ¿Cómo definirías a la parroquia del Quilombo? ¿Ha cambiado en estos años?¿Hay nuevos quilomberos? 
N.H.- Son seres atraídos por el ambiente bohemio y la propuesta musical. Siempre aparece y desaparece gente, cada uno por circunstancias diferentes. También son muchos los que están desde el principio y ahora, en la nueva ubicación, parece que la parroquia aumenta.

L.- Entonces, después de la sonada mudanza a la Plaza del V Centenario… ¿y además del nuevo público?¿Cómo valoran el cambio?
N.H.- Ahora somos tres, nos convenció nuestro nuevo socio Eduardo a Becky y a mí, fue la mejor decisión que hemos tomado nunca. En pleno centro y en un lugar en auge y emergente. El casco de de La Orotava se está convirtiendo en el referente gastronómico y de ocio del norte y no podíamos quedarnos fuera.

L.- Por cierto ¿Cómo ves la salud cultural de La Orotava?¿Crees que el Café Quilombo ha mejorado la imagen del municipio? 
N.H.- Creo que junto con otras iniciativas estamos haciendo una Villa cada vez más atractiva. En cuanto a lo de   la salud cultural la veo mal, pero creo que eso no tiene que ver con La Orotava.

L.- Entonces, ¿Piensas que sigue habiendo público en La Orotava para las propuestas que ofreces en el Café? 
N.H.- Depende de la propuesta, a veces no hay publico en la isla y a veces la gente se viene desde Santa Cruz o desde el sur. Lo cierto es que he visto alguna vez la sala llena y con sólo dos o tres personas de La Orotava entre el público.

L.- La programación del Quilombo ofrece rap, reggae, rock, mestizos… ¿Nos confirmas si hay géneros que tienen un mayor “efecto llamada”? 
N.H.- Sin duda la escena reggae-rap de Tenerife es la que más repercusión veo que tiene y la que más público mueve normalmente. En estos años me he hecho muy aficionado a la música jamaicana. Aunque también hemos llenado la sala con jazz, indie, canción de autor, mestizo o rock.

L.- ¿Disfrutas personalmente como público con las actuaciones en vivo en tu establecimiento? o es algo que ya has superado…
N.- Lo disfruto muchísimo y el día que eso cambie... mal.  Sufro cuando tenemos mucho lío en barra y no puedo atender al concierto.

L.- Venga, sincérate. ¿Si tuvieras una máquina del tiempo y pudieras volver siete años atrás?… ¿Volverías a abrir el Quilombo? 
N.H- Nos pillas en un buen momento y te voy a decir que sí.

Javier Pino FMAC10

L.- ¿Y el futuro?¿Qué propuesta internacional te gustaría llevar a tocar al Quilombo?
N.H.- Supongo que en el condicional de la pregunta va intrínseca la ensoñación. Pues ahora mismo te diría que a El Mató a un Policia Motorizado. Los traría aunque vinieran solo treinta personas a escucharlos. Pero mañana seguro que te diría otra banda.

L.- Pues este sábado, no está nada mal. Programan una estupenda fiesta de celebración con Green Cohete, ¿Cómo esperas que reaccione la gente en este cumpleaños tan especial? 
N.H.- Green Cohete es perfecto para celebrar un aniversario del Quilombo y los quilomberos estarán a la altura.

L.- Para despedirnos... ¿Qué dirías a quienes no conocen Café Quilombo para que se acerquen a descubrir este espacio? 
N.H.- Un lugar familiar donde tomar un café o unos tragos tranquilo o donde bailar hasta la madrugada, música en vivo con una programación ecléctica y cuidada donde se da prioridad a los artistas con repertorio original.

gravatar

0 Comentarios