El hombre que reinventó la tuba

¿Nunca has ido a un concierto de clásica y no sabes cómo empezar? ¿Te cuesta conectar con una música de tiempos pasados? ¿No entiendes su ritual? Pues esta semana tienes la oportunidad de reconciliarte con el género y descubrir un concierto distinto el próximo viernes 24 de abril en Auditorio de Tenerife Adán Martín con la Sinfónica de Tenerife. Con un programa que idolatra las obras de Respighi, Vaughan Williams y Chaikovski, la estrella principal de la noche será el solista de tuba noruego Øystein Baadsvik, el hombre que ha dado una nuevo significado a este instrumento.

Posiblemente el mejor tubista del mundo en la actualidad, es uno de los intérpretes del instrumento que más ha hecho por expandir las fronteras de su repertorio desde que su carrera se inició en 1991. Siempre lo tuvo claro. Se formó con Michael Lind en el Royal College de Estocolmo en 1986 y 1987, al tiempo que tomaba clases con John Fletcher, Roger Bobo, Harvey Phillips, profesor emérito distinguido del Departamento de Música de la Universidad de Indiana, y Arnold Jacobs, que fue tuba solista de la Chicago Symphony Orchestra durante más de cuarenta años. Pero decidió arriesgarse en una carrera exclusivamente como solista, en lugar de convertirse en miembro de una orquesta o aceptar un puesto de profesor.

¡Y qué bien le ha ido! en 1993 fue premiado por la Academia de la Música de Suecia con la mayor beca jamás ofrecida a un intérprete de viento-metal en Suecia, y en 1991, Baadsvik fue galardonado con dos premios en el prestigioso Concurso Internacional de Interpretación Musical para Solistas, de Ginebra. Lejos de aceptar las enseñanzas recibidas, decidió que la tuba tenía muchas más posibilidades técnicas y sonoras, lo que le ha permitido interpretar con completa libertad repertorios atípicos para el instrumento. De hecho, se le considera el paradigma de la tuba gracias al virtuosismo y la musicalidad que le imprime, no en vano ha creado nuevas técnicas para tocar la tuba que han sido utilizadas en muchas de las más recientes obras para este instrumento.

Si bien ha ha estrenado alrededor de cuarenta obras solistas de compositores de Estados Unidos, Rusia, Suecia, Noruega y Suiza, a las que ha añadido partituras propias para tuba, junto a la Sinfónica de Tenerife interpretará el 'Concierto para tuba en Fa menor' de Ralph Vaughan Williams, que fue acogido en un principio como una excentricidad por parte del veterano compositor inglés, con críticas despectivas en los medios por utilizar un instrumento considerado “menor”. Pero con el tiempo se ha convertido en una de sus obras más populares y en un pilar para los intérpretes del instrumento. Su estreno el 13 de junio de 1954 fue la primera ocasión en la historia en el que una tuba tomaba el papel solista en una obra concertante.

El programa del concierto, que estará dirigido por Rubén Gimeno, director titular de la Orquesta Simfònica del Vallès, se completa con las obras 'Gli uccelli' (Los pájaros), una de las obras maestras del italiano Ottorino Respighi, y la Cuarta Sinfonía de Chaikovski, compuesta entre mayo de 1877 y el 7 de enero de 1878, una obra ligada a una de las épocas más negras de la vida del autor ruso: su malograda boda, su intento de suicidio y el comienzo de la amistad (exclusivamente epistolar) con su mecenas y mejor amiga Nadezha von Meck.

Los vídeos de los conciertos de Baadsvik han sido vistos por más de tres millones de personas en todo el mundo. Entre los más populares, el de su conocida obra 'Fnugg'.

gravatar

0 Comentarios