Urna elecciones generales canciones para unas elecciones

10 canciones para unas (otras) elecciones

Un recorrido sonoro para acompañar la jornada electoral

Comencemos por el sentido del ejercicio. La convicción, el deber, el sentido de pertenencia a una sociedad, el hartazgo, la inercia. Después de todo, se requiere un extra de motivación para salir de casa un domingo y participar en ese acto de fe que en adelante llamaremos elecciones. ¡Cómo pasa el tiempo! Parece que fue ayer (ejem).

Tal vez por eso recomendamos un poco de música para sacudirnos la pereza, comer algo, buscar el ánimo y el DNI y participar con nuestros conciudadanos del alegre ejercicio de nuestro derecho a decidir (ejem, ejem). Que también puede que te hayas hartado ya y vayas a dedicar la jornada a otros menesteres, no seremos nosotros quienes te juzguemos. En cualquier caso, no te retires: para un domingo de otoño siempre queda bien una lista de reproducción resultona como la que te proponemos.

Franco Battiato: Bandera Blanca

Desde hace tiempo manejamos una teoría: en este país nadie se toma en serio a Franco Battiato por culpa de Martes y Trece y su mítica parodia. En nuestra redacción, fieles seguidores del artista italiano, reivindicamos su obra profunda, intelectual y a veces inalcanzable. Batiatto cantaba Bandera blanca subido a una tribuna con un megáfono, una imagen elevada ya a la categoría de icono (¿pop?), un gesto de disidencia contra la clase política y sus 'abusos de poder', y, en un ejercicio de adivinación, fue capaz de retratar la realidad actual en estos versos: "Por fortuna mi racismo no me deja ver los programas demenciales con tribuna electoral." ¿Un visionario o es que ya las cosas en los 80 pintaban así de mal? No seremos nosotros quienes cuestionemos los dones precognitivos de Battiatto, y tampoco podemos dejar de destacar que es EL ÚNICO que puede cantar cosas como "Yo prefiero la ensalada a Beethoven y Sinatra; a Vivaldi,uvas pasas que me dan más calorías"  manteniendo cierta dignidad. Y para desconcertarte un poco, te dejaremos aquí la versión de León Benavente. Esto no te lo esperabas, ¿verdad?

La Polla Records: Ellos dicen mierda

Cuarenta años de Democracia y Estado Constitucional resumidos en menos de 5 minutos. Evaristo Páramos encontró en Ellos dicen mierda las palabras precisas para tocar otra tecla, la de la emoción. A su manera, claro, sin retruécanos y con un lenguaje llano y universal: el que usa la gente sobre la que a menudo llueve. ¿O eran orines vertidos desde arriba? Sea como sea, es lo más parecido a una balada que le podemos pedir a La Polla, un himno melancólico que podemos ir silbando (bajito, por si las moscas) mientras andamos hacia la urna.

Raul Porchetto: Che, pibe, vení, votá

En esta canción, Porchetto incentiva a la juventud que quiere un cambio en el plano político y/o social en Argentina a través del voto democrático. Che pibe, vení, votá fue grabada a dúo por Porchetto con la participación especial de León Gieco. "Che pibe..." no es una mera invitación a votar sino una especie de llamada de atención, un reclamo de más participación de la juventud en la vida política y social argentina. Aunque en estos tiempos de campañas de desmotivación, quizás no haga falta mucho más que entenderla de manera literal.

Leonard Cohen: Democracy (is coming to the USA)

El hombre triste grabó en 1992 una canción que lleva por título Democracia. Una letra visionaria, una premonición. En el estribillo el poeta canadiense tiene la visión de una democracia estadounidense que navega por los “litorales de la necesidad”, los “arrecifes de la avaricia”, las “borrascas del odio”, y confiesa que no sabe si la democracia de los Estados Unidos es real o no, y si es real, no sabría decir si realmente está ahí. Un poema desolador, si nos permiten, que lo mismo sirve para animar a votar e intentar cambiar el asunto como para ir a acostarse y rendirse ya del todo. Allá cada cual.

Neil Young: Let’s impeach the President

Las discutibles opiniones ideológicas que asaltan periodicamente a Young, capaz de lo mejor y lo peor, de residir en el paraíso y en el infierno al mismo tiempo, ya habían quedado patentes en su apoyo al republicano Ronald Reagan en 1984, y en el disco Are You Passionate?, de 2002, donde se convirtió en portavoz del patrioterismo del aún más conservador Bush Jr. tras el 11-S, para, cuatro años más tarde, pedir directamente su destitución en Let’s Impeach the President, dedicado a la guerra de Iraq. Y es que uno vive como puede con sus contradicciones.

Muse: Uprising

Esta canción es algo parecido a una revolución sin manos, una revolución de conciencia y de forma de pensar. Al principio de la canción se habla sobre la paranoia que se crea y prolifera a través de los medios de comunicación. Protestan contra un control mental similar a los descritos en las novelas 1984 o Un Mundo feliz, un lavado de cerebro total. Es, al final de la canción, un grito de alerta y de esperanza. “¡¡¡Ellos no nos forzarán!!!, ¡¡¡Ellos tienen que dejar de agredirnos!!!, ¡¡¡Ellos no nos controlarán!!!, ¡¡¡Tenemos que salir victoriosos!!!”. En fin.

Supersubmarina: Hasta que sangren

"Tienes un concepto equivocado de la gente que gobiernas y crees que cada uno de nosotros no merece tu atención. Deberías dejar alguna puerta abierta por si alguna vez tomamos el control", canta Supersubmarina. Es una canción que habla de alguien que está al mando y oprime hasta niveles casi demenciales. Lo más parecido a la canción protesta desde el indie, que, oiga, también tiene sus preocupaciones sociales.

Reincidentes: Vota Nadie

“A la hora de votar, vota a nadie / voto útil, mayoría real, vota a nadie / ¡nadie, nadie, nadie! / Nadie te dará trabajo, nadie te comprenderá / nadie te proporcionará vivienda digna y buena sanidad." A ver, a lo mejor no es un tema que incentive mucho a la participación, lo sabemos. Pero, oiga, es una opción.

Radiohead: Electioneering

En OK Computer encontramos un tema de crítica que invita a fiscalizar a los políticos para que rindan cuentas de las promesas de campaña y las necesidades de la sociedad. Una canción centrada en la política, en las campañas electorales. Aunque creemos firmemente que las canciones de Radiohead deberían estar vetadas para todos aquellos con un poco de inestabilidad mental, esta la recomendamos para todos los públicos. Pura literalidad.

Vetusta Morla: Golpe maestro

En su disco La Deriva, Vetusta Morla deja un poco de lado esas letras crípticas (cada uno lo llama como quiere) para ir con textos más directos, perfectamente entendibles por cualquiera que mire un poco fuera de sí mismo. Es el caso de Golpe maestro: "Robaron las antenas, la miel de las colmenas, no nos dejaron ni banderas que agitar. Cambiaron paz por deudas, ataron nudos, cuerdas y la patrulla nos detuvo por mirar". Bueno, igual se colaron un poco con lo de que no nos dejaron banderas, porque otra cosa no, pero exaltación de enseñas...

Bonus Track: Javier Krahe: ¡Ay, Democracia!

"Me gustas, Democracia, porque estás como ausente / con tu disfraz parlamentario, / con tus listas cerradas, / tu Rey, tan prominente" Así empieza este tema del cantautor Javier Krahe donde repasa con años de lúcida antelación todos los motivos que han despeñado al grueso de la ciudadanía por el porrón del desencanto, la indignación y la rabia social.

Y bueno, se nos quedan muchas en el tintero y seguro que habrá otras en las que ni hemos pensado. Propón las tuyas en nuestras redes sociales o en los comentarios, al ritmo que va la cosa, quizás en un par de meses nos veremos haciendo esta lista otra vez.

gravatar

0 Comentarios