Martí Perarnau IV

"Me hace sufrir cero que haya alguien escuchando al otro lado"

Martí Perarnau IV es uno de los grandes activistas del pop nacional contemporáneo. Más allá del indie y de la electrónica, más allá de su actitud reivindicativa para combatir las estupideces que nos acontecen, y no desde el punk o desde la canción de autor, como sería habitual, sino desde la seguridad que proporcionan el pop y la música para pistas de baile, su trayectoria con Mucho, y ahora también con _Juno, junto a Zahara ha convertido a Perarnau en una rara avis del circuito, un músico radiante y un explorador sin complejos.

Un compositor que despliega su talento alejándose de lo que debería de ser mainstream, pero de alguna forma también creando tendencia. Sobrevolando, con prudencia e inteligencia y de forma paralela grandes producciones musicales referentes de la industria musical.

Martí vuelve a Tenerife, esta vez por partida doble, con _Juno y con Mucho y dentro del marco del festival trendy de Puerto de la Cruz, Phe Festival, que tendrá lugar el próximo fin de semana en esta localidad turística.

Phe Festival 2021

Phe Festival regresa en 2021 a la explanada del muelle de Puerto de la Cruz con impresionantes propuestas musicales y conciertos a cargo de Zahara, An

Inspirador, sugerente y elegantemente, Martí Perarnau respondió a nuestra llamada y contestó amablemente a unas pocas buenas preguntas que lanzamos desde Lagenda de Tenerife

Lagenda.- Rastreando algunas de tus últimas acciones en las redes hemos visto los clips del ep 'Hay alguien en casa' realizados por Zahara y el sistema nos parece inquietante. ¿Cómo surge esta idea?

Martí Perarnau.- El Ep surgió como continuación y respuesta a '¿Hay alguien en casa?' y nació en plena pandemia, sin presupuesto y con los recursos que tenía en casa. De hecho hasta yo mezclé un tema, que es algo que nunca había hecho. Confinados y comunicándonos a través de la pantalla partida, a Zahara se le ocurrió poder capturar y grabar el documento que teníamos en Google Drive para compartir ideas, y a mí me pareció genial ese intercambio de comunicaciones a tiempo real, con correcciones, conversaciones esporádicas y todo como muy espontáneo. El resultado me parece muy original y está muy en consonancia con el contenido del disco.

L.- A nosotros también. Por cierto... ¿Dejaremos alguna vez de hablar del virus y del confinamiento o seguirá siendo una excusa para hacer canciones?

M.P.- Es que a todos nos ha cambiado profundamente... Nada me haría más feliz que dejar de componer temas inspirados por la pandemia, pero en ese momento las canciones eran mi manera de sobrevivir a ese inconveniente. Cuando las cosas vienen mal dadas la música es mi refugio. Ahora seguimos teniendo recuerdos de que hubo y hay un virus ahí fuera y que nos permite la libertad de movernos con limitaciones. Supongo que el covid es una excusa siempre y cuando puedas decir cosas interesantes.

L.- Después de todo tú y otros muchos artistas siguen haciendo conciertos. ¿Qué te parece estas limitaciones de conciertos con distancias y mascarillas?

M.P.- Pasé el virus el pasado mes de enero y tuve la suerte de que poco después ya estaba haciendo conciertos con _Juno. Lo que cambia es la manera de vivir un concierto, Claro que es muy duro para el público, pero para nosotros ss una suerte el poder seguir actuando y que se sigan celebrando eventos. Un buen amigo, que gestiona encuentros como 'Brunch in the park' y experto en música techno me recordó que la música de baile sigue siendo muy importante para la gente y que después de todo también somos capaces de bailar con los brazos.

Soy muy optimista, y creo que de alguna forma este cambio ha sido beneficioso, hemos aprendido que la música en directo sigue siendo sanadora y que nos permite volver a estar en comunión. En este momento estamos viviendo que cuando antes pagabas 30 pavos por ver a varias bandas, ahora por esos mismos 30 sólo puedes ver a una, y que quienes asisten a los conciertos son verdaderos fans del proyecto. Sin querer hemos vivido una suerte de experimento sociológico en el que detectamos que el público que acude a los conciertos está realmente interesado en ver lo que ocurre sobre el escenario.

después de todo también somos capaces de bailar con los brazos.

L.- Sabemos que _Juno es un proyecto con mucho presente, pero ¿es también un proyecto de futuro paralelo?

M.P.- El trabajo con Zahara es estimulante. Es un concepto de juego y libertad creativa que pocas veces he tenido. Retándonos además a no repetir las fórmulas que ya hemos usado en nuestros otros propios proyectos. Cuando acabe esta vorágine de giras y presentaciones volveremos a jugar. _Juno es un sitio diferente. Experimentamos en el laboratorio, y nos divertimos enormemente. Tengo muchas ganas de dejarme llevar, usar elementos vintage, introducir magenetófonos de cinta y crear loops orgánicos, manías retro.

L.- En algún vídeo te hemos visto también jugueteando con sintetizadores vintage ¿Llevarás esos recursos también a lo próximo de Mucho? ¿Seguirás avanzando o te apetece algo más retro?

M.P.- El futuro de Mucho irá siempre hacia adelante. Busco nuevas músicas que me exciten. Aún no estoy centrado en componer para lo próximo. De momento escribo por diversión y van saliendo cosas, y el trabajo de composición con Ableton facilita mucho el trabajo, es un software que ya domino bien, pero no sé si tengo claro cómo será o qué utilizar. Sí que me llama usar máquinas en vivo y abandonar el software.

L.- ¿No te sientes esclavo de la claqueta o de la secuencia en tus conciertos?

M.P.- En vivo no escucho la claqueta, es poco inspirador y muy incómodo. Conozco el ritmo y la estructura de las canciones, por eso creo que el hecho de usar sólo máquinas me conecta más al escentario porque la electrónica está en mis manos. De lo que sí me siento esclavo es de la pantalla. No mirarla me da la sensación de que todo está más vivo, de hecho es un poco más incontrolable y ya he montado algún desastre, aunque me gusta que eso suceda. Con el softaware le das a un botón y todo vuelve a su lugar, pero con las máquinas es un tanto más complicado, me gusta la idea de que todo pueda complicarse.

No mirar la pantalla del portátil me da la sensación de que todo está más vivo

L.- Pues eso te convierte en intrépido

M.P.- (Risas) ¡Qué va! No creo ser valiente, lo que me gusta de verdad es divertirme

no creo ser valiente, lo que me gusta de verdad es divertirme

L.- Por cierto, no sabemos si te diviertes también con tus letras. ¿Crees que la gente debe tomar en serio tus revindicaciones?

M.P.- Desde 'Pidiendo en las puertas del infierno' escribo de forma automática, la frustración y el enfado consiguen que ese proceso funcione como terapia, y no pienso en quien me va a escuchar. Desde el principio nunca hemos tenido muchos seguidores por lo que no se me ocurre pensar en lo que se va a encontrar el público. Me hace sufrir cero que haya alguien escuchando al otro lado.

L.- ¿Te sientes solo en un proceso creativo de intimidad como el tuyo?

M.P.- Nunca me he sentido solo. El sentimiento es el mismo de cuando eres un niño y juegas en tu cuarto. Lo único malo de la soledad es el esfuerzo para ponerte a trabajar. Con _Juno nos ponemos un calendario y aunque no tengamos la motivación en ese momento nos sentimos obligados. Es bueno tener el apoyo de Zahara cuando estoy más vago y es interesante que aunque no tengas las ganas al final siempre termina saliendo algo. Pero siempre me ha gustado componer con otros. Es un placer verme con Emilio (Saiz) y hacer jam sessions o encerrarnos unos días con Xavi Molero y Víctor Valiente en La Casa Murada y ponernos a tocar los cuatro sin tener la necesidad de grabar ni tener que generar nuevas ideas, simplemente hacer cosas que nos hagan sentir bien.

Me hace sufrir cero que haya alguien escuchando al otro lado

L.-¿Cómo ves la escena musical en la actualidad?¿Hay algún disco nacional o alguna ofrerta internacional que te ofrezca inspiración últimamente?

M.P.- Lo cierto es que no estoy muy puesto en la escena nacional. Sí que he escuchado el disco de C.Tangana que me ha maravillado y por supuesto el 'Clamor' de Maria Arnal i Marcel Bagés, un álbum del que sigo enamorado y que tuve además el privilegio de escuchar mientras se producía gracias a mi amistad con Marcel y con David Soler. En cuanto a propuestas internacionales estoy escuchando el '1972' de Tobias y estoy enganchado a las sesiones de techno que cuelga Skee Mask un productor de Munich que me encanta. De alguna forma las sesiones de techno y de electrónica se alejan del pop, pero cuando me pongo a escucharlas en Bandcamp o en Sound Cloud es como escuchar música viva, y siento que es más intensa cuando está realizada y mezclada en ese mismo instante.

L.- Nos parece curioso que aunque tengas y lleves con orgullo tus orígenes catalanes no encontramos en tu discografía ningún tema cantado en catalán.

M.P.- Sí, es que nos afincamos en Madrid cuando yo aún era un chaval y es algo que a mi madre le encantaría que hiciese y me lo recuerda cada vez que acabo un disco, lo cierto es que le da muchísima pena que no lo haga. Hablo y me expreso muy bien en catalán, pero compongo y escribo en castellano. La realidad es que pese a ser para mí una primera lengua me da un poco de reparo y de respeto, pero no descarto intentarlo en el futuro. A una madre no se le puede negar nada.

L.- ¿Qué esperas de tus actuaciones en Phe Fesfival?¿Qué sensaciones te da tu vuelta a Tenerife?

M.P.- Phe es un Festival en el que me muero por tocar. No sabes las ganas que tengo de subirme con Emilio a hacer los temas de Mucho sin portátil y con máquinas y poder hacer con _Juno un directo que es prácticamente igual a como se ha diseñado. En Tenerife conozco a la gente del Aguere Cultural donde ya he tocado y amigos con los que me llevo estupendamente así que espero que sea un reencuentro apasionante.

Phe Festival

Phe Festival regresa los días 20 y 21 de agosto a la explanada del muelle de Puerto de la Cruz con impresionantes propuestas musicales y conciertos a cargo de Zahara, Ana Tijoux, Rufus T. Firefly, Mucho, Triángulo de Amor Bizarro, Biznaga, Mujeres y mucho más.... Actividades paralelas como Phe Gallery, Phe Sports y Phe Yoga completan un fantástico programa de música indie y alternativa
gravatar

0 Comentarios