Del genio de Mozart al sentimiento popular de Dvorák

Desde la simplicidad y elegancia de la era clásica, pasando por los nuevos lenguajes y formas que aportó el romanticismo a la historia de la música para terminar en las melodías de aspiraciones nacionalistas. La Sinfónica de Tenerife emprende el próximo viernes 20 de marzo (20:30 h) un viaje musical por las partituras de Mendelssohn, Mozart y Dvorák, un trayecto que dirigirá Michal Nesterowicz y en el que la orquesta estará acompañada al piano por la solista canadiense Janina Fialkowska.

La obertura de 'Ruy Blas' (opus 95), compuesta por Mendelssohn en apenas tres días sobre el drama homónimo de Víctor Hugo, será el inicio apasionado y clásico en cuanto a armonía y forma de esta nueva cita del conjunto insular con la música en vivo en el Auditorio de Tenerife Adán Martín.

El 'Concierto para piano' nº 24 en Do menor, K 491 de Mozart sonará en segundo lugar con Janina Fialkowska como protagonista. Considerado el mejor y más equilibrado de todos los conciertos del compositor austríaco, será una interesante oportunidad para descubrir la capacidad de este genio de la creación para dotar de sofisticación el género.

Dvorák, uno de los compositores más conectados con el pueblo checo, será la mejor despedida que la Sinfónica de Tenerife puede ofrecer en esta cita con la tierna 'Sinfonía nº 8' en Sol mayor (opus 88), inspirada en su Bohemia natal, cuyo carácter supo reflejar el compositor en esta partitura con una orquestación llena de color, melodía y ritmo. 

gravatar

0 Comentarios