La Sinfónica ofrece su lado más solidario

Un año más, el Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria (HUNSC), adscrito a la consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, se convirtió por unos minutos en un lugar mágico gracias a los acordes de la Orquesta Sinfónica de Tenerife, que por cuarto año consecutivo celebró un concierto solidario para los usuarios, pacientes y trabajadores del centro hospitalario.

Respondiendo a las indicaciones de la batuta del director, Ángel Camacho, desfilaron alegremente los protagonistas de la 'Sinfonía de los Juguetes', de Edmund Angerer, contando con la colaboración especial de varios pacientes pediátricos para su interpretación, un momento que despertó la ovación de un público rendido a los acordes de la orquesta.

La música es una de las herramientas terapéuticas más extendidas y regalar de forma altruista unos minutos de los compases más conocidos e interpretados por una de las mejores orquestas sinfónicas del continente europeo, como es la Sinfónica de Tenerife, es un gran ejemplo colaborativo entre instituciones, en este caso, el Cabildo de Tenerife y el Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria, de cara a fomentar el bienestar de la sociedad.

El programa diseñado para esta cita altruista también contó con obras muy conocidas, como la Suite Nº1 de 'Carmen', de Georges Bizet, o el sonido de 'Plink-Plank-Plunk', de Leroy Anderson, cuyas notas se fueron colando poco a poco por cada uno de los rincones del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria, para dar paso a un repertorio con guiños al folclore canario, como por ejemplo, el Sorondongo con arreglo de P. Hope, 'Las Travesuras de los Enanos' del compositor palmero Luis Cobiella, el Tanganillo, Santo Domingo y Tajaraste con arreglo de orquesta, la 'Polka de la Guagua', de Benito Cabrera, y el pasodoble 'Islas Canarias'.

Para ello contó con la participación sorpresa del simplista majorero Víctor Estárico, realzando en un recital sinfónico el valor de un instrumento de cuerda tan característico de nuestro acervo musical. Además, este concierto solidario ofrecido por la Orquesta Sinfónica de Tenerife también dedicó parte de su programa a las fiestas navideñas, interpretando con el público villancicos del repertorio popular 'Lo Divino', 'Una sobre el mismo mar' de Benito Cabrera o la conocida 'Noche de Paz', de Franz Gruber.

Los pacientes pediátricos del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria quisieron agradecer la visita de la OST haciendo entrega al inicio del recital de un colorido broche elaborado por los propios pacientes para el director, Ángel Camacho, quien pudo lucirlo durante todo el concierto, para finalizar con la popular 'Marcha Radetzky', de J. Strauss, bajo la batuta de una trabajadora del centro hospitalario.

gravatar

0 Comentarios