El teatro sobrevive

La Navidad ya está aquí. Casi sin darnos cuenta, se nos ha echado otro año encima y tan clásicos como el turrón y el aguinaldo son en estas fechas los análisis de lo mejor y lo peor de estos 12 últimos meses. Lagenda empieza con el repaso cultural haciendo balance de cómo ha vivido el teatro este 2014, y lo hace a través de sus protagonistas. Una representación de las compañías integradas en la Asociación de Empresas de Artes Escénicas de Canarias Réplica toma la palabra para descubrirnos cómo han afrontado estos tiempos de supervivencia.  

Primero las cifras. El número de funciones teatrales celebradas en Canarias durante 2013 descendió con respecto a años anteriores. En total, según el 'Anuario SGAE 2014 de las Artes Escénicas, Musicales y Audiovisuales', se representaron unas 300 piezas, el 0,6% del conjunto del Estado. Además, junto con Cantabria, el archipiélago fue la comunidad autónoma que registró el menor número de asistentes (90.620, un 0,8% sobre el total), como consecuencia, la recaudación también baja hasta 2.631.344 (el 1,6% del total). Estas cifras no ayudan a consolidar un sector que va en retroceso desde el año 2008.  

“El propio sector teatral está obligado a una reflexión que no se ha producido de forma seria en su seno sobre el lugar hacia el que se dirige de tal manera que no sea un viaje a ninguna parte. Y, sin duda, está ya en pleno trayecto. La duda es hacia dónde”. Lo dice Miguel Ayanz, periodista especializado en artes escénicas y crítico teatral de 'La Razón', pero sus palabras invitan al debate. La percepción de gran parte los profesionales del teatro es que el objetivo principal es sobrevivir para mantenerse dentro de un ambiente marcado por la progresiva caída del dinero público destinado a políticas culturales, el incremento del IVA, el descenso de programación en número y calidad y, por tanto, la aparición de espacios escénicos vacíos de contenido, la disminución de público, además de la desprofesionalización del sector y la concentración de la oferta en determinados núcleos.  

Mientras, las compañías se esfuerzan con gran imaginación para lograr los recursos que les permitan subsistir. Pero ¿cómo ha ido 2014? ¿Qué estrenos han tenido o no este 2014? ¿Cuál ha sido la representación que más les ha funcionado con respecto a público y programadores a lo largo de este año? ¿Cómo ha sido la recaudación? ¿Han encontrado espacios, y voluntad política o gestora, donde representar sus obras? Directores y creadores canarios nos lo cuentan...  

 

Morfema Teatro

–Nosotros estrenamos dos espectáculos diferentes. Uno musical denominado 'Memorias, homenaje a Palmera' y 'Eloísa está debajo de un almendro', comedia teatral de Enrique Jardiel Poncela. Ambas han funcionado muy bien con el público, quizá la que más 'Memorias' por su contenido más emocional, al ser  dedicado a la mítica banda tinerfeña Palmera / El eructo del bisonte. Sin embargo, la que más hemos podido mover es la obra de teatro porque no hay circuitos para la música y los presupuestos que dedican los municipios a ella, salvo en fiestas, son mucho menores.  

–En cuanto a recaudación, cuando hemos ido a taquilla, ha ido muy bien en los estrenos. Sin embargo, no nos ha resultado fácil vender funciones a caché, porque los ayuntamientos han reducido mucho su contratación de productos culturales.  

–Pero también depende mucho del municipio y programador, así como del presupuesto con el que cuenten. Los hay muy profesionales, que conocen nuestro trabajo y programan con cabeza. Hay otros que acaban de llegar y no sabes de dónde han salido, porque no tienen ni idea, pero tampoco se informan y tú llevas 30 años trabajando en esto pero para ellos es indiferente. En general, la contratación ha sido floja

Ricardo del Castillo (director de Morfema Teatro)
 

Zálatta Teatro

–Este año 2014 hemos estrenado la obra 'Mar', con dirección del director italiano Franco Palmieri

–Está siendo costoso llevar público al teatro o, más bien diría, espectadores, ya que el público escaso no llega a ser un buen espectador, por lo tanto, tenemos que partir de cero y crear un nuevo espectador de teatro que como público entendido se ha perdido por la mala gestión de los programadores y de las propias compañas. Podemos destacar algunas, pero nos quedamos al menos con la función de 'Sancho Panza' en el Teatro Leal, las tres funciones de estreno de 'Mar' en Tegueste, Candelaria y Paraninfo ULL y los barrios de La Laguna y Fasnia con 'BTT, La Carpintería' y 'Entre penas y sonrisas' (estas ultimas con llenos absolutos en los barrios). 

–Podemos decir que hoy por hoy perdemos dinero haciendo teatro, los cachés son muy malos y las taquillas horribles. 

–Si los hay, por nombrar algunos podemos resaltar: Aguere Espacio Cultural, Sala Timanfaya, Paraninfo ULL, Café 7 en sus intentos de programar teatro infantil (por nuestra parte con la saga de clonw BTT), Tegueste, Candelaria, El Rosario y su plan de bibliotecas, La Laguna y su apertura del Teatro Leal y Barrios, Buenavista. Varios más, no muchos; también hay algunos que siguen llevando el "amiguismo" por bandera.

gravatar

0 Comentarios