cupido punk

Un Cupido que se hizo de rogar

Un montón de enamorados nos acercamos el sábado 6 a las 20:30 a las puertas del Búho Club, para disfrutar de Cupido, grupo conformado por el cantante de música urbana Pimp Flaco y la banda canaria Solo Astra. Pero solo nos encontramos con una noticia que la mayoría de los fanes ya nos temíamos: la sala era demasiado pequeña, así que el concierto se aplazaría para el domingo a las siete 19:00 en el Espacio Cultural Aguere. Una vez más, el mundo y sus trámites retrasaran el amor. Menos mal que era sábado noche y se pudieron buscar alternativas.

Ya desde las 18:30 del domingo se formó una cola de gente variopinta en los túneles del Aguere: muchos estudiantes, adolescentes y no tan adolescentes, algunos padres que venían acompañando a los primeros, personas que superaban la veintena y que seguramente estaban siendo un poco más recatados de lo que la situación pedía porque al día siguiente habría que ir a trabajar… Un público de lo más variado, en fin, una bella demostración de que hoy día, en pleno siglo XXI, todavía puede hacerse música con un mensaje positivo y aglomerar alrededor una comunión de seguidores muy diversos. Uno de los puntos fuertes a favor de Cupido, sin lugar a dudas.

Una vez que la sala estuvo llena, Cupido demostró los orígenes raperos de su cantante haciendo esperar a su público algo más de una hora antes de salir. Sin embargo, y después de su entrada cantando 'U know', el segundo tema que vio la luz antes de la salida del disco 'Préstame un sentimiento', hizo que rápidamente se olvidaran todos los pormenores que habían retrasado el esperado concierto y llenó la sala de una atmósfera amorosa capaz de amansar a las fieras.

Cupido tocaron todos los temas del disco y nos regalaron un tema nuevo que aún no ha visto la luz, muy en la línea de lo que está trabajando esta nueva agrupación. Pimp Flaco tampoco dejó de cantar algunos de los temas de su etapa anterior que ya anticipaban su presente. Claro ejemplo de esto último fue 'Laberinto de amor', una canción que Pimp Flaco y su hermano, Kinder Malo, hicieron en colaboración con el humorista Berto Romero. En este punto del concierto, Cupido demostró que no es solo amor en sus canciones, y Pimp Flaco se acordó de su hermano: “qué guapo estaría que estuviera Kinder Malo aquí”, dijo con total sinceridad; muchos asentimos estando de acuerdo.

Dos de los mayores hits del disco sirvieron para poner el cierre al concierto: 'Autoestima' y 'No sabes mentir', temas que fueron cantados a toda garganta por los asistentes del concierto que ya veíamos muy cerca el final.

En definitiva, y después de tantos vaivenes, ocurrió lo que debe ocurrir en todas las buenas historias: triunfó el amor que duró aún en la salida del Aguere en la garganta de los fanes que seguían cantando canciones de Cupido.

 

Crónica por Isaías Libischoff

gravatar

0 Comentarios